Álvaro Andrades: “Estos certámenes fomentan el talento  joven”

Álvaro Andrades: “Estos certámenes fomentan el talento joven”

0

Madrid fue la ciudad española escogida para albergar la final de la XVI edición del Certamen universitario Arquímedes de introducción a la investigación científica, que convoca el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, la cual tuvo lugar desde el 13 al 15 de noviembre. El mismo premia al alumnado que desarrolle obras relevantes en el ámbito de la investigación científica y tecnológica en cualquier área de conocimiento y es muy competitivo, ya que son pocos los estudiantes que consiguen clasificarse como finalistas.

De ahí que el logro de Álvaro Andrades, un estudiante de posgrado de la UGR, haya sido tan relevante, y es que el joven le ha otorgado la tercera clasificación en la final a la institución granadina desde 2010 gracias a su trabajo, ‘Análisis masivo de mutaciones en el genoma codificante y no codificante en adenocarcinoma de pulmón’.

Desde Aula Magna hemos querido charlar con él acerca de su experiencia y sobre todo, acerca de la importancia de la investigación para los universitarios en una entrevista que puedes leer a continuación.

¿Qué te animó a presentar tu trabajo para el certamen Arquímedes?

En un principio, me enteré de la existencia del certamen porque tiene un gran peso en la puntuación de las solicitudes de ayudas FPU de doctorado. Ese fue uno de los motivos que me animó a presentarme, pero el principal fue, sin duda, la posibilidad de obtener un reconocimiento por mi Trabajo de Fin de Máster, un trabajo que fue especialmente duro de llevar a cabo y con cuyos resultados había quedado muy satisfecho.

En relación con esto, animo al comité organizador de Arquímedes, a las universidades españolas y a los medios de comunicación a que den máxima difusión a este evento, porque muchos jóvenes desconocen su existencia si no tienen intención de pedir FPU, y es una oportunidad muy bonita de dar a conocer trabajos de fin de grado y máster y de establecer contacto con investigadores jóvenes de todas las disciplinas.

 ¿En qué consiste exactamente tu trabajo?

Mi trabajo fue de tipo bioinformático; en concreto, análisis masivo de datos de secuenciación. En el laboratorio donde desarrollé mi trabajo habían puesto en marcha un proyecto para secuenciar el ADN de pacientes de adenocarcinoma de pulmón, el principal subtipo de cáncer de pulmón,  y de líneas celulares de la misma enfermedad. El objetivo era identificar nuevas mutaciones responsables de cáncer en estas muestras, centrándonos en unos genes no clásicos y muy poco estudiados: genes de ARNs largos no codificantes y de microARNs.

Se trata de genes que no codifican proteínas y tan solo en los últimos años se está comenzando a comprender el papel clave que tienen en muchas funciones de la célula. Como son tan importantes para la correcta función de la célula sana, cabe esperar que puedan alterarse en cáncer; de hecho, eso es lo que se está empezando a ver ahora.

Una vez generados los datos de la secuenciación masiva, mi trabajo personal consistió en el análisis computacional de esas enormes cantidades de datos para buscar nuevas mutaciones responsables de cáncer en estos genes no clásicos.

Todo esto habría sido imposible si no hubiera pertenecido a un excelente grupo de investigación, liderado por Pedro Medina Vico y perteneciente a la Universidad de Granada, con la experiencia y la financiación necesarias para llevar a cabo un proyecto tan ambicioso. Su experiencia en el campo de los ARNs no codificantes y su capacidad para coordinar este amplio proyecto y obtener las muestras biológicas fueron clave para que pudiese desarrollar mi trabajo de análisis de datos.

¿Esperabas este reconocimiento?

En parte sí y en parte no. Por una parte, era consciente de que el nivel en el certamen es muy alto y seleccionan a muy pocos trabajos de toda España. Pero también había otra parte de mí que tenía la esperanza de poder pasar a la final, porque sabía que había hecho un buen trabajo.

 ¿Cómo fue la final?

Los 25 seleccionados fuimos a Madrid para defender nuestros trabajos ante un tribunal multidisciplinar. Hay que tener en cuenta que los 25 éramos de ramas muy diferentes: humanidades y ciencias sociales, ingeniería, ciencias exactas y experimentales y ciencias biológicas y biomédicas.

Tuvimos que presentar nuestro trabajo de dos formas: con una charla de 15 minutos y con un póster. En los descansos entre las charlas, a pie de póster, los miembros del tribunal se acercaban para hacernos preguntas sobre nuestros trabajos. Después de dos días de exposiciones, el tercer día hubo un acto donde anunciaron los premios.

Por cada rama, había un primer y un segundo premio, además de premios especiales y accésits. Mi rama, ciencias biológicas y biomédicas, era especialmente competitiva, porque éramos once finalistas.

¿Cómo valoras la experiencia en general?

La experiencia fue muy positiva. Soy una persona con bastante curiosidad e interés por ramas del conocimiento distintas a la mía, y este certamen me permitió conocer los mejores trabajos de fin de grado o máster de áreas que me parecen fascinantes, tales como la física. El nivel de todos los trabajos era excelente y estos procedían de los mejores centros de toda España, por lo que fue todo un honor representar a la Universidad de Granada en un evento de estas características.

Y la experiencia no solo fue positiva a nivel profesional, sino también a nivel personal, pues conocí a compañeros muy agradables con ideas y proyectos interesantes. Para mí, fue una sorpresa muy grata encontrar que el ambiente entre la mayoría de los finalistas no era de rivalidad y tensión, sino de amistad y cercanía; nos sentíamos ya ganadores por el hecho de haber llegado hasta allí y queríamos disfrutar del evento.

Por todo, animo a quienes puedan a que se presenten a al certamen Arquímedes y quiero dar la enhorabuena al comité organizador por su excelente trabajo y por lograr que nuestra experiencia haya sido tan positiva.

¿Cuál crees que ha sido tu mayor recompensa?

Siendo realista, la mayor recompensa ha sido, sin duda, la enorme ayuda que supondrá para mi CV el haber quedado finalista del certamen Arquímedes, que espero que me permita conseguir al fin una beca para comenzar mi doctorado en la UGR.

Además, la satisfacción de haber llegado tan alto supone una gran motivación a nivel personal, pues es ahora cuando estoy empezando a ver recompensados todo el esfuerzo y toda la dedicación que he mostrado durante mi formación en la UGR todos estos años.

¿Por qué crees que es importante este tipo de iniciativas y certámenes? ¿Qué aporta a un universitario?

Creo que es importante que se celebre esta clase de certámenes para fomentar el talento joven y dar difusión a los buenos trabajos de estudiantes que acaban de terminar su grado o su máster. Además, nos permiten establecer contactos con investigadores excepcionales y de estos contactos pueden surgir proyectos interesantes. Y, sobre todo, es fundamental hacer ver a los universitarios que el esfuerzo y el trabajo bien hecho tienen su recompensa.

Esto es especialmente importante porque el fin del grado o del máster puede ser un momento lleno de incertidumbre, inseguridad y, en ocasiones, falta de motivación, sobre todo para aquellos que, aun con todos nuestros esfuerzos y méritos, no conseguimos becas para poder continuar nuestra carrera investigadora. En esa situación, obtener esta clase de reconocimientos nos recuerda que, de verdad, nuestros trabajos importan.

¿Cuál es tu futuro más inmediato?

Mi intención es comenzar una tesis doctoral continuando el trabajo que he presentado al certamen Arquímedes; he analizado una gran cantidad de datos obteniendo una gran cantidad de resultados, pero ahora queda interpretar en detalle todos estos resultados y profundizar en los más importantes. Para ello, pedí una beca FPU de doctorado, entre otras, y me la denegaron por razones con las que discrepo.

Por suerte, la UGR ofrece ayudas predoctorales de tipo FPU a personas en mi situación, que he solicitado y espero que se resuelvan próximamente. Confío en que, gracias a esta ayuda de la Universidad, pronto pueda continuar con mi investigación y que, finalmente, el próximo año pueda disfrutar de una FPU del Ministerio.

¿Qué le dirías a un estudiante que está planteándose presentarse a este certamen?

Lo primero, que no pierda la confianza en sí mismo. Muchas veces estamos tan familiarizados con nuestros propios trabajos que los acabamos infravalorando, cuando realmente pueden ser dignos de acabar en la final del certamen. En relación con eso, que se esfuerce al máximo en redactar una buena memoria que lo pueda llevar a la final. Y, si lo seleccionan para la final, ¡qué la disfrute!


Compartir
Sobre el autor
Aula Magna

Aula Magna

Creado en Málaga en 1998, Aula Magna El Periódico Universitario es un medio de comunicación online e impreso. Actualmente cubre toda la actualidad informativa de las Universidades Públicas de Andalucía y la Comunidad de Madrid, así como las últimas noticias sobre juventud, empleo, emprendimiento y formación. Puedes ponerte en contacto con la redacción en [email protected]

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *