Andalucía, universidades con suficientes méritos pero sin clasificación internacional

Andalucía, universidades con suficientes méritos pero sin clasificación internacional


El interés por estar presente en los rankings internacionales nace de la presencia y atracción del talento que supone para las instituciones académicas el estar en la lista de las mejor consideradas.

Con la llegada del Ranking de Shanghái​  (ARWU) en 2003 comenzó una carrera por la presencia entre las 500 mejores instituciones académicas que han llegado a hacer cambiar las líneas  estratégicas de algunas universidades. En el caso español, del ARWU sobre las 500 mejores universidades en 2017 destaca la presencia de tan solo 10 universidades, encabezadas por la Universidad de Barcelona y, en las misma horquilla de posicionamiento de entre el 201 y 300, la Universidad de Granada.

Ranking de Shangai (ARWU)

Presencia de la UGR en el ARWU desde el inicio en 2003

Hace falta bajar unos 100 puestos más para volver a ver la bandera española, situando entre los puestos 301 a 400 a las universidades Autónoma de Barcelona, la Autónoma de Madrid, la Complutense de Madrid y la Universidad de Santiago de Compostela. Otros 100 puestos más abajo, entre el 401 y el 500, aparecen la Politécnica de Valencia, acompañada de la Universidad de Valencia, así como la Jaume I y la Universidad del País Vasco.

Una ausencia andaluza que, si no fuera por la Universidad de Granada, dejaría en muy mal lugar a las instituciones del Sur, las cuales sí ostentan mejores rendimientos y clasificaciones internas en otros medidores. De la institución granadina destaca que, desde la primera clasificación del ARWU lleva apareciendo entre las 500 mejores universidades, llegando a superar la barrera de los 400 en 2012 para superar de nuevo la barrera de las 300 mejores universidades en 2015.

Un análisis más detallado del ARWU nos lleva a confirmar la difícil tarea que supone a las universidades andaluzas subir puestos o tan siquiera aparecer en estas clasificaciones, pues el sistema de medición muchas veces incurre en las posibilidades de las propias universidades. Así, por ejemplo, es destacable como en España tan solo se destina a I+D+i el 1,2% del PIB,lo que se traduce en que universidades y centros apenas cuenten con fondos para sufragar los gastos que supondría mantener en nómina a un premio Nobel. Esta carencia de fondos se une a que, por legislación, el profesorado universitario tiene regulado el importe de sus nóminas, no siendo justo que, por un reconocimiento (aunque sea un Nobel) un docente/investigador pudiera ingresar una nómina mucho más alta que la del resto de sus compañeros de equiparable categoría.

La situación actual de España suma la “fuga de cerebros” que desde hace unos años se viene produciendo, lo que como respuesta está llevando a las Universidades Andaluzas a trabajar por atraer a contratos con ayudas tipo Juan de la Cierva, ramón y Cajal o Torres Quevedo, nombres que nos recuerdan a uno de los pocos premios Nobel españoles, Severo Ochoa, quien para ejercer la investigación tuvo que salir del país.

¿Qué es el ARWU?

El Ranking de Shanghái, conocido por sus siglas ARWU, es una creación de la Universidad de Shanghái​  Jiao Tong, cuyo objetivo inicial era clasificar las universidades chinas a nivel mundial según varios índices metodológicos.

Este estudio se actualiza cada mes de junio, obteniendo una gran repercusión internacional y llegando en ocasiones a cambiar legislaciones universitarias o las políticas propias de algunas instituciones académicas.

El ARWU presenta una clasificación de las universidades atendiendo a seis factores medibles. Estos están enfocado al pilar de la investigación, dando una gran importancia a la transferencia del conocimiento y al impacto de los estudios que se desarrollan en cada universidad

  • Alumni. Este indicador valora positivamente el número de total de los alumnos egresados ganadores de premios Nobel y medallas Fields.
  • Award. Este baremo valora el número total del personal docente e investigador que ha obtenido premios Nobel.
  • HiCi. indica el número total de investigadores altamente citados de una institución, seleccionados por la agencia Thomson Reuters
  • N&S. Valora el número de artículos publicados en Nature y Science durante los últimos cinco años.
  • PUB. Este indicador señala el número de documentos indexados en el Science Citation Index – Expanded y Social Science Citation Index en el último año.
  • PCP. indica el rendimiento académico per cápita de cada institución. Se obtiene a partir de los cinco indicadores anteriores combinados y dividiéndolos entre el número de profesores a tiempo completo.

Presencia de las Universidades Andaluzas en ARWU 2017

Aunque la presencia de las Universidades Públicas Andaluzas en el Ranking de Shanghái​ se limita a la Universidad de Granada en cuanto a los primeros puestos se refiere, si es cierto que el resto de universidades tienen su espacio cuando se analizan las diferentes modalidades de estudios.

La tabla mostrada se ha realizado siguiendo los datos del último informe presentado (junio de 2017). Destaca la diferencia de posición debido a que, cada estudio no contempla el mismo número de universidades, posicionando en rango de horquillas cuando se supera el nivel de las 100 primeras.

Las conclusiones que podemos sacar de esta clasificación muestran cómo, a pesar de no situarse entre las 500 mejores universidades del mundo, las instituciones andaluzas mantienen buenas referencias en muchas áreas del conocimiento.

*Tabla de elaboración propia siguiendo los datos de la web del ARWU (datos correspondientes al último informe de junio de 2017)


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *