Andreea Alexandra: “Creo que no siempre el prestigio te garantiza la calidad”

Andreea Alexandra: “Creo que no siempre el prestigio te garantiza la calidad”



Graduada en Psicología y con el Máster en Investigación en Ciencias del Comportamiento por la Universidad de Almería, Andreea Alexandra Constantin, una joven treintañera de origen rumano afincada en Almería, continúa sus estudios con el objetivo de obtener el doctorado. Una aventura que comenzó sin esperarlo cuando “en el último curso decidí hacer el TFG en investigación y le pillé el gustillo”, asegura. Situación que más tarde la llevaría a estudiar el citado máster que le ofrecía la oportunidad de seguir en la misma senda y, a la vez,

“ampliar mis conocimientos y desarrollar las habilidades necesarias para realizar esta labor y también una posible salida laboral”.

Un máster con el que buscaba especializarse e ir más allá en el campo de la psicología y del que supo a través de la profesora Isabel Cuadrado, quien fue su tutora de TFG, TFM y actualmente es la directora de su tesis centrada en el ámbito psicosocial. Una etapa como estudiante de la UAL -que aún continúa en su faceta de doctorando- con la que “realmente me he sentido y me siento muy a gusto”, confiesa.

En este sentido, Andreea comenta que “sé que normalmente la gente tiende a elegir universidades más prestigiosas, pero creo que no siempre el prestigio te garantiza la calidad”. Así, aunque la UAL sea una universidad relativamente joven y pequeña con cosas que se podrían mejorar, “porque siempre hay lugar para la mejora”, también reconoce que hay muchos aspectos positivos como los servicios de atención al estudiante o la biblioteca, entre otros. Es por ello que, descata, la calidad de la labor investigadora en la institución almeriense

“no tiene nada que envidiar a la de otras universidades de más prestigio, más aún si tenemos en cuenta que a veces se realiza con menos recursos”.

Reconocimiento que Andreea Alexandra hace extensible a la labor docente al poner énfasis en la profesionalidad de la mayoría de los profesores y en su cercanía, pues “creo que eso es algo muy importante y que en las grandes universidades a veces se pierde”.

La experiencia personal de Andreea Alexandra

Aunque lleva años viviendo en España, más concretamente en Almería, asegura que durante su etapa universitaria no ha tenido problemas de adaptación, aunque si estaba “un poco insegura” porque, aunque controlaba bastante bien el idioma, “mi vocabulario no era en aquel momento tan amplio y a veces la gramática me fallaba”. Situación que solventó sin grandes problemas gracias al apoyo de sus compañeros, algo por lo que

“estoy agradecida por la gente que he conocido durante mis estudios”.

Motivos, tanto académicos como sociales, por los que recomienda encarecidamente a los estudiantes universitarios que están acabando sus estudios que realicen un máster pues “aunque la situación socio-económica es la que es, saber es poder”. Y la razón no sería que las personas con un nivel alto de estudios tengan más oportunidades; sino que “cuando dichas oportunidades se presenten, estarán lo suficientemente preparados como para poder aprovecharlas”. Por lo que “cuanto más preparado esté uno, mejor”.

Una premisa a la que, en los tiempos que corren, se le podría sumar también el factor de la movilidad internacional a la hora de mejorar la formación. Un ámbito en el que, aunque a ella no le toca directamente -pues no se trata de una estancia temporal-, recomienda estudiar en el extranjero porque

“vivir experiencias fuera de tu zona de confort siempre enriquece, tanto a nivel personal como profesional”.

Además, considera que “no importa tanto donde has estudiado, sino saber aplicar y utilizar lo que has aprendido. Y yo aquí he aprendido bastante y lo sigo haciendo. Por ello, vivir una experiencia fuera de casa puede suponer un beneficio extra.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *