“El estudiantado hay que replantearlo como algo mucho más amplio que el alumno de Grado”

“El estudiantado hay que replantearlo como algo mucho más amplio que el alumno de Grado”


La reestructuración del Gobierno de la Universidad de Córdoba ha traído nuevos nombres y cambiado algunos puestos. Entre los cambios más significativos se encuentra el cargo de Mª Carmen Balbuena, quien de secretaria general ha pasado a ocupar el cargo de vicerrectora de Estudiantes y Transparencia de la UCO.

Ante sus nuevas responsabilidades Balbuena expone como principales diferencias que “ahora hay que trabajar con la misma intensidad pero hacia afuera”, por lo que actualmente, el principal reto se sitúa en conocer muy bien al sector universitario de los estudiantes. Para solventar este punto, desde el Vicerrectorado se trabaja en “contactar con los estudiantes, quiero hacer una ronda con todas los consejos de estudiantes para conocerlos directamente, ya ha habido una primera reunión con el presidente del CEUCO y ahora quiero ir a cada centro para que cada consejo me muestre sus problemas”, señala la nueva vicerrectora.

De este modo, como objetivos para el cargo, Balbuena mantiene la meta de “redimensionar el concepto de estudiantes, por supuesto los estudiantes de grado son el grupo más nutrido que tiene la universidad pero hay muchas otras personas que también son estudiantes y hay que tenerlas en cuenta y que todos nos sintamos parte de la UCO, el concepto está claro, el estudiantado hay que replantearlo como algo mucho más amplio que el alumno o alumna de Grado”.

Sobre la representación estudiantil, con la que ya trabaja directamente, Balbuena expone cómo  esta “no es distinta a la representación del resto de estamentos de la universidad, se trata de un compromiso que uno hace porque cree en su institución y quiere mejorarla y ser partícipe, pero efectivamente faltaría un poco más de concienciación por parte de todos de que los representantes estudiantiles son parte de la universidad y dedican mucho de su tiempo ha trabajar por ella”.

El reto final para Mª Carmen Balbuena en su nuevo cargo pasa porque “cuando el alumno finalice sus estudios con nosotros se sienta orgulloso de la universidad y se sienta parte de ella siempre”.

Transparencia universitaria

El Vicerrectorado de Estudiantes une su trabajo al de Transparencia universitaria, una función que para la UCO es “muy transversal, no es únicamente publicar en el Boletín oficial de la UCO, que también, hay que seguir una determinadas normativas y leyes”. Entre los retos que se plantea Balbuena para este espacio del Vicerrectorado se enmarca la necesidad de “inculcar a la comunidad universitaria la transparencia proactiva, no esperar a que alguien nos pida unos datos sino ser nosotros mismos los que los demos. Todo ello con mucho cuidado, porque esto tiene dos caras, hay que tener en cuenta la protección de datos y hay que saber qué datos se pueden publicar y cuáles no”.

Un caso sobre transparencia y alumnado presenta el tema de la publicación de las calificaciones. Así, Balbuena señala como “a la pregunta de si se pueden publicar las notas de forma digital a través de por ejemplo SIGMA u otro circuito cerrado, efectivamente se pueden publicar porque no deja de ser transparente para el resto de los alumnos que pueden ver las notas de sus compañeros pero sin embargo tenemos que tener en la cabeza siempre que hay que minimizar los datos que se dan personales y no son necesarios hacer públicos para según qué cosas”.

Una posición de transparencia de la UCO, en un ránking del uno al 10, alcanzaría “un nueve, no puedo decir que un 10 porque todo es mejorable, la UCO es bastante transparente”, “otra de las cosas que me preocupan y ocupan son los ránkings que han salido en materia de transparencia, ya que te piden unos datos que no entiendes cuál es la utilidad de esos datos en términos de transparencia”. En este sentido ya en CRUE, y como secretaria general, señalamos la intención de que todas las universidades tengamos una misma manera de medir esa transparencia sin necesidad de que vengan desde fuera a medirla”.


Compartir