Carlos Cruz: “En los casos en los que se copia, lo que se está evaluando no es lo que ha aprendido el estudiante, sino su capacidad de memorizar”


En nuestro recorrido por los diferentes Consejos de Estudiantes sobre la gestión académica de la crisis del COVID-19, hemos hablado con Carlos Cruz, delegado del Consejo de Alumnos de la Universidad de Sevilla (CADUS). Desde Sevilla, la representación estudiantil se caracteriza por su implicación y fortaleza, manteniendo unido los tres principales bloques de representantes universitarios a través de la Coordinadora Estudiantil Sevillana (CADUS, UPO y MAE)

La representación sevillana es una de las más activas tanto a nivel andaluz como nacional. Ante la gestión de la presente crisis, los alumnos y alumnas de la Hispalense se han movido a través de las redes sociales para hacer llegar su descontento a las autoridades. Así, tal y como señala Cruz “desde la primera semana del confinamiento, pedimos una reunión con el equipo rectoral para poner en común nuestras opiniones, esa reunión se negó por ser los primeros días”, pero tras esta primera negativa, a la semana se atendió a los alumnos, llegando a la actual situación donde “hemos tenido reuniones casi diarias o cada 48 horas con la vicerrectora de estudiantes de la US, y el problema fue que nosotros exponíamos una serie de problemas y no estaban dando soluciones”.

Por la falta de acuerdo, los representante pusieron en común todo lo que estaba pasando en las diferentes Delegaciones “que eran situaciones de verdadero estrés”, lo que llevó a decidir “que era el momento de, puesto que en las reuniones no nos escuchaban, lanzarlo por las redes, y así surgió el hashtag de #QuemadUS”.

A través de las redes sociales los estudiantes han mostrado la mayoría de sus peticiones, donde destaca la posibilidad de hacer exámenes presenciales. Así, Cruz expone que esta es “una posibilidad más de evaluación para los estudiantes, que por su carga puedan optar, cuando las autoridades sanitarias lo permitan, a una evaluación presencial del 100%“. Casos concretos para atender situaciones de urgencia, un escenario cada vez más habitual donde los alumnos demandan más ayudas y el conocimiento de la falta de recursos a las que se exponen muchos de sus compañeros.

Evaluaciones ‘vigiladas’

Ante la cercanía de los exámenes, desde el CADUS tienen muy claro su postura sobre el uso de sistema de vigilancia, manifestándose totalmente en contra. Otro punto de vista es el control de la identificación, así Carlos Cruz expone que “estamos a favor de que se identifique al estudiante, con sistemas como el UVUS, o puedes poner la cámara un segundo, pero para la videovigilancia prolongada en el tiempo te hacen falta una serie de elementos que, por desgracia nos estamos dando cuenta que los estudiantes no poseen, como la cámara o el portátil todo el tiempo”. Es por ello que, como alternativa a estos sistemas, desde el CADUS se ha “abogado por buscar elementos de calificación que den un amplio horario para realizarlo”.

Junto a un mayor horario, desde el alumnado se propone también la realización de evaluaciones más prácticas. “Existen también otros métodos, como los casos prácticos, que demuestra que se ha aprendido a hacer esos razonamientos. La vigilancia lo que sirve es para ver que el estudiante no copie y, generalmente en los casos en los que se copia, lo que se está evaluando no es lo que ha aprendido el estudiante, sino su capacidad de memorizar”, subraya Carlos Cruz.

Finalmente, ante la posibilidad de comenzar un nuevo curso en el formato bimodal de clases online y prácticas en las instalaciones, Cruz señala que la US “tal y como está ahora, por desgracia no consideramos que esté preparada. Si se da ese caso, esperamos que el verano sirva de reflexión y permita a la universidad establecer unos cauces más firmes de los que ya ha dado”.

Dentro del trabajo como medio de comunicación, Aula Magna, El Periódico Universitario continúa informando de la realidad de cada campus universitario durante esta crisis sanitaria. Con estas entrevistas además buscamos acercar la opinión de diversas autoridades académicas, acercando las universidades a cada casa.


Compartir