El Centro de Transferencia Empresarial de la UCA abre sus puertas

El Centro de Transferencia Empresarial de la UCA abre sus puertas


El rector de la Universidad de Cádiz, Eduardo González Mazo, ha presidido en Cádiz la presentación de la transformación del edificio ‘El Olivillo’ en el Centro de Transferencia Empresarial de la UCA. Al acto han asistido entre otros el delegado territorial de Universidad, Alberto Cremades, el delegado de Función Pública de la Diputación de Cádiz, Francisco González y los vicerrectores de Transferencia e Innovación Tecnológica e Infraestructuras y Patrimonio, Javier Pérez y José María Mariscal.

En su intervención, el rector ha enfatizado en la importancia para “la ciudad y la provincia” de contar con un equipamiento de estas características, al objeto de “trabajar en innovación con distintas administraciones y empresas en la generación de desarrollo y empleo”. Al igual, ha incidido en la recuperación de ‘El Olivillo’, “un edificio singular que se ha mantenido entre algodones y ya está sólido y preparado” para convertirse “en epicentro de la innovación”.

De este modo, la UCA demuestra su “compromiso con el territorio” ya que “las universidades tenemos que ser instrumentos útiles para la transformación y crecimiento del territorio, especialmente con las ciudades donde se asientan nuestros campus”, por ejemplo, “con la rehabilitación, protección y revitalización de sus edificios patrimoniales”, ha asegurado.

Por su parte, el delegado territorial de la Junta de Andalucía ha recordado que esta actuación se enmarca en un convenio de la UCA y la Junta, con la finalidad de disponer de un centro donde “aunar inversores, investigadores y emprendedores como caldo de cultivo para la creación de empresas, que tengan un alto valor añadido y que nazcan con una solidez suficiente para poder afrontar el futuro”.

Más de 4’5 millones de inversión

Las obras del Centro de Transferencia Empresarial El Olivillo fueron adjudicadas en julio de 2017. Han supuesto una inversión de más de cuatro millones y medio de euros, procedentes de fondos Feder, dentro de la Inversión Territorial Integrada (ITI). El proyecto ha consistido en la remodelación del edificio. A este presupuesto se le añadirá la dotación para el equipamiento científico, indica la Universidad de Cádiz.

El edificio ocupa una parcela de más de 1.500 metros cuadrados, con 4.150 metros cuadrados construidos y distribuidos en sótano y cinco plantas. El Centro de Transferencia Empresarial albergará Servicios de apoyo y asesoramiento para la innovación y desarrollo territorial (relativos a asesoría legal en innovación para empresas, consultoría en I+D+i, gestión de proyectos de innovación y asesoramiento tecnológico, Oficina de Proyectos Europeos, Oficina de Transferencia de Resultados de la Investigación –OTRI-, Oficina de Prácticas de Empresas y Empleo, así como las cátedras externas UCA); Servicios de transferencia e innovación para las empresas (Fabricación Virtual. Ingeniería y Tecnologías de Diseño, Desarrollo y Simulación de Productos y Procesos Industriales, Ensayos no Destructivos, Instrumentación y Monitorización Inteligente, Ambiental y de Procesos Industriales, Fabricación Aditiva, Robótica Avanzada, Energías Renovables Marinas, Desarrollo y Diseño de Alimentos Agromarinos y Biotecnología de Algas); Servicios de apoyo a los emprendedores (vivero para Empresas de Base Tecnológica –EBT- y empresas innovadoras, servicio de apoyo a emprendedores y las dependencias del Centro de Apoyo al Desarrollo Empresarial –CADE- de la Junta de Andalucía, así como la oficina de I+D+i de la Confederación de Empresarios de Cádiz –CEC-) y Servicios comunes (dependencias de apoyo administrativo y técnico y uso de equipamientos).

Además, albergará un centro de interpretación de los restos arqueológicos hallados durante esta obra y la del Colegio Mayor de la UCA. Las excavaciones revelaron la existencia de un interesante testaccio romano en la capital gaditana. Parte de la muestra puede visitarse estos días en la exposición ‘7 metros de historia de Cádiz’, situada en el edificio Constitución 1812.

El Olivillo

El edificio fue proyectado en 1937 por el arquitecto Antonio Sánchez Esteve. Su construcción finalizó en 1941. Ejemplo de arquitectura racionalista en Andalucía, está incluido en el Catálogo del Patrimonio Histórico Andaluz con un nivel de protección 3. La Junta de Andalucía es su propietaria. Fue cedido a la Universidad de Cádiz en 1998 por 50 años. Un informe técnico lo declaró en ruina técnica en 2014.



Compartir