Un Claustro de la UCO de trámite, “a la espera” del nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía

Un Claustro de la UCO de trámite, “a la espera” del nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía


La Universidad de Córdoba ha celebrado hoy la sesión ordinaria de su Claustro correspondiente al año 2018. Una sesión que podría calificarse exactamente así, de trámite ordinario, donde la memoria anual de actividades de la Defensora Universitaria y la memoria anual del Rector y de los órganos de gestión y dirección de la UCO correspondiente al curso pasado se han presentado sin mayor debate y contestación por parte del Claustro, salvo algunas discrepancias y peticiones mostradas por algunos claustrales representantes del Personal de Administración y Servicios (PAS) y una representante del profesorado en el último punto de ruegos y preguntas, que motivaron la intervención tanto de la gerente, Luisa Rancaño, como de dos Vicerrectores en la recta final de la sesión.

De igual manera, el Claustro aprobó por unanimidad la propuesta de nombramiento de dos nuevos Doctores Honoris Causa por esta universidad, los profesores Francisco Sánchez Madrid, catedrático de Inmunología de la Universidad Autónoma de Madrid; y Miguel Ángel Losada Rodríguez, catedrático de Ingeniería Hidráulica de la Universidad de Granada; tras las intervenciones de sus respectivos padrinos, los profesores Eduardo Muñoz y María José Polo. Esta propuesta fue aprobada previamente por el Consejo de Gobierno de la UCO el pasado mes de septiembre.

Todo ello en una sesión caracterizada por la asistencia final de poco más de la mitad de los 279 claustrales actuales, un total de 149, es decir, el 53,41%; por la testimonial presencia de los representantes del sector de los estudiantes, ya que sólo uno de ellos, de los 37 actuales, estuvieron presentes (teniendo en cuenta, además, que ya de por sí la representación de 60 claustrales de este sector se situaba a fecha de hoy en los citado 37, por las distintas vacantes producidas en los últimos tiempos); y por la situación de “a la espera” en diversas cuestiones de las políticas y decisiones que pueda poner en marcha el nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía en materia de universidades.

Informe de Gestión del Rector ante el Claustro

No en vano, durante la pormenorizada y completa presentación del Informe de Gestión del curso 2017-2018 -cuyo texto completo puede consultarse aquí-, el rector, José Carlos Gómez Villamandos, señaló que la UCO está “a la espera” de lo que haga, o las universidades puedan negociar, con el nuevo Gobierno andaluz del PP y Ciudadanos en varias cuestiones, como el pago de los sexenios de investigación a los profesores contratados doctor interinos, sin que permanezca la actual condición de “siempre que haya disponibilidad presupuestaria”; las nuevas directrices que la Junta marque en materia de carrera horizontal del PAS; o quién pagará el “gasto añadido” que supondrá el alta en la Seguridad Social de los estudiantes que hagan prácticas tanto curriculares como no curriculares, decretado por el Gobierno central en los últimos días de diciembre, y que supone un coste de unos 40 euros al mes por estudiante.

Nueva exigencia ante la que habrá que ver “qué dice la Junta”, apuntó el rector; y que, para el conjunto de todas las universidades españoles, supondría un coste añadido de unos 70 millones de euros, según indicó Gómez Villamandos durante su presentación; y que en el caso de la UCO podría rondar el medio millón de euros, según una primera estimación realizada, como señaló el rector a preguntas de los medios de comunicación una vez terminado el Claustro.

De igual manera, el Rector señaló que la UCO está a la espera de “ver la respuesta de la Junta a las nuevas propuestas de títulos de Grado que hicimos el pasado año”. Concretamente cuatro, Biotecnología, Trabajo Social, Ciencias del Deporte “y un cuarto título, aún sin nombre concreto, enmarcado en la rama de Tecnologías”, según explicó a Aula Magna el vicerrector de Planificación Académica y Prospectiva, Lorenzo Salas.

Por último, y ya a respuestas a los periodistas y a pregunta de este medio sobre las medidas que en torno a la Universidad detalla el acuerdo inicial de investidura entre PP y Ciudadanos para la Presidencia de la Junta, y sobre la peticiones que la UCO le haría al nuevo Consejero o Consejera del ramo, Gómez Villamandos pidió al nuevo Gobierno andaluz que, sobre todo, tenga “confianza en las universidades (andaluzas), porque conforman un sistema muy sólido con unos indicadores muy buenos y, justo eso, pediría mantener esos indicadores”. También pidió “una mejor financiación de las universidades, que cubra las necesidades como las de la UCO, que investiga mucho e invierte mucho y necesita ver reflejada esa inversión a nivel presupuestario”.

Asimismo, y en referencia indirecta a la medida planteada por PP y Ciudadanos de crear Consejos de Transparencia e Integridad en todas las universidades públicas andaluzas, el rector se mostró de acuerdo con todo aquello que implique más transparencia y recordó que las universidades ya están haciendo mucho en este ámbito.

Por lo demás, en el Informe de Gestión el Rector desgranó multitud de datos y cifras correspondientes al pasado curso, que, en líneas generales, muestran la consolidación y crecimiento de la UCO en cuestiones varias como investigación, internacionalización y calidad de la docencia. Entre otros datos diversos a resaltar, el aumento que se viene registrando en el número de alumnos de cursos de formación permanente, el aumento de prácticas externas en los Máster, la buena valoración de los estudiantes al profesorado, y el incremento de la calidad y captación de financiación de las políticas y planes de investigación y transferencia desarrollados por esta universidad.

“El ítem más valorado por los estudiantes, con un 4,41 de media (sobre 5 puntos) es el respeto del profesorado hacia el alumnado”, resaltó el Rector al referirse a la calidad de la docencia y señalar la buena evaluación, “con una media de notable”, que los estudiantes vienen dando a los docentes de la UCO.

Testimonial presencia estudiantil

Por lo que respecta a la citada casi nula presencia de claustrales por parte del sector de los estudiantes, el único claustral estudiantil asistente, Pedro Rivera, de la Facultad de Derecho y Ciencias Económicas y Empresariales, fue uno de los claustrales que tomó la palabra en el último punto para indicar que, a su juicio, esta baja participación era debida a la fecha de celebración de este Claustro, en plenos exámenes, y pidió que “para próximos años, quizá sería mejor que el Claustro se celebrara a mediados de febrero”, o al menos no en plena época de evaluación.

Previamente a la presentación del informe de gestión por parte del Rector, la Defensora Universitaria de la UCO, Camen Mingorance, hacía lo propio presentado su memoria anual de actividades ante el Claustro, cuyo documento puede consultarse aquí. Memoria que, entre otros datos, indica que la Defensora tramitó el pasado curso un total de 132 expedientes, que afectaron a unas 300 personas, divididos entre 57 consultas, 27 mediaciones y 48 quejas.

Memoria de la Defensora Universitaria de la UCO

Por colectivos, 91 de estos 132 expedientes fueron abiertos a instancias de alumnos, 27 a petición del profesorado y personal investigador (PDI), 8 del PAS y 6 de otras personas externas a la comunidad universitaria; y por temas, los habituales de quejas y consultas sobre evaluación, matrículas y becas por parte de los estudiantes; actividad docente, por el PDI; y convocatoria de plazas y carrera profesional, por parte del PAS.

Defensora Claustro UCO

La Defensora Universitaria de la UCO durante su intervención.

Pero, más allá de los datos cuantitativos, la Defensora Universitaria quiso poner en valor la actividad que realiza este órgano universitario, compartiendo con el Claustro varias reflexiones, tras resumir su labor en el último año con la palabra “satisfactoria”.

“Detrás de cada expediente hay una persona, que tiene un problema, y que acude al Defensor Universitario, que lo primero que tiene que hacer es atenderlo”, indicó Mingorance.

Ruegos y preguntas en el Claustro

Tras la presentación de ambas memorias, el Rector abrió el turno de ruegos y preguntas, donde, entre otros, tres claustrales por el sector del PAS formularon diversos ruegos, entre ellos la modificación del Reglamento para la Provisión de puestos de trabajo del PAS Funcionario de la UCO, aprobado hace poco más de un año, que “coarta el derecho a concursar a otro puesto de trabajo” y que fue aprobado con el voto en contra de los dos representantes del PAS en el Consejo de Gobierno de esta universidad y con la oposición de los tres sindicatos con representación -UGT, CC.OO. y CSIF- en la Mesa de Negociación, según recordó la claustral Mercedes Andujar (por otro lado, presidenta de la Junta de Personal de la UCO).

Asimismo, estas intervenciones abordaron diversas cuestiones relacionadas con la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) que la UCO aprobó en abril de 2017. Cuestiones a las que respondió la gerente de esta universidad, Luisa Rancaño, que habló de la existencia de “discrepancias” entre sindicatos y Consejo de Dirección, en algunos casos, y negó algunas de las afirmaciones realizadas por los claustrales del PAS intervinientes.

La intervención también en  respuesta a varios claustrales del vicerrector de Infraestructuras y Sostenibilidad, Antonio José Cubero, sobre algunos retrasos y cambios registrados en la Comisión de Informática del Consejo de Gobierno de la UCO; y del vicerrector de Planificación Académica y Prospectiva, Lorenzo Salas, en torno a la reivindicación de mayor coordinación y reconocimiento económico de un colectivo de profesores que tienen que dar clase en diferentes centros -con los consiguientes gastos y tiempos de desplazamiento- cerró esta sesión ordinaria del Claustro de la UCO.

Una sesión del Claustro que, en esta ocasión, el contexto temporal ha supuesto que se celebre mes y medio después de las últimas elecciones autonómicas, en el mismo día del inicio del debate de investidura del que será nuevo Presidente de la Junta de Andalucía, unos cuatro meses antes de las próximas elecciones sindicales en la UCO, y a más de un año vista de las próximas elecciones que, en el segundo trimestre de 2020, deberán renovar el Claustro de esta Universidad. Claustro cuyo mandato está prorrogado dos años, vía los nuevos Estatutos, más allá de los cuatro habituales que cumplieron en 2018, con el objetivo de no hacer coincidir su renovación con las elecciones a Rector, como ocurría anteriormente.


Compartir