¿Cómo funciona la tecnología de los coches sin conductor?

¿Cómo funciona la tecnología de los coches sin conductor?


La seguridad de los coches automáticos está en entredicho. En los últimos meses se han producido un ascenso en el número de accidentes en las pruebas con coches automáticos. En medio de esta polémica, la Universidad de Granada ha invitado a la profesora emérita de Harvard, Frances Kamm, que ha pronunciado su conferencia “Usos y abusos del dilema del tranvía: Coches automáticos, tratamientos médicos y distribución del daño”.

El acto lo ha organizado el programa de doctorado en Filosofía, al que asistieron también investigadores (psicólogos y filósofos) que trabajan en un proyecto de la UGR sobre vehículos sin conductor. La conferencia se realizó el pasado 5 de junio, en la Facultad de Filosofía y Letras.

El dilema del tranvía es una paradoja filosófica en la que el conductor del mismo tiene que decidir si sacrificar la vida de una persona conocida suya con tal de salvar cinco vidas de desconocidos. Esta paradoja se utiliza para discutir el funcionamiento de la toma de decisiones en las personas a través de la moral y de la razón.

En su conferencia, la doctora Frances Kamm aplicó este dilema a la tecnología de los coches sin conductor. Llega a dos conclusiones principales: si se desarrollan coches automáticos, es porque serán más seguros que los coches actuales; hay que determinar cómo será el software de estos coches cuando se enfrenten al dilema de salvar la vida del pasajero por delante de la de personas fuera del vehículo.

Kamm, toda una vida estudiando el dilema del tranvía

Frances Kamm es una profesora americana especializada en ética normativa y ética aplicada, especialmente en debates como el aborto, la eutanasia o la ética de la guerra. La doctora Kamm está considerada una de las investigadoras que más tiempo ha dedicado a estudiar el dilema del tranvía. Frances Kamm ha sido profesora de Harvard durante 16 años y trabaja en la Universidad de Rutgers.


Compartir