La UJA crea una comisión de trabajo para regular los mecanismos de evaluación online

La UJA crea una comisión de trabajo para regular los mecanismos de evaluación online


La Universidad de Jaén constituye una comisión de trabajo para regular los criterios de evaluación del alumnado que se utilizarán para concluir el curso académico, para analizar, adaptar y mejorar el sistema de docencia online y para estudiar las modificaciones que serán necesarias en el desarrollo de las prácticas externas, los Trabajos Fin de Grado y Fin de Máster, entre otras cuestiones. Esta comisión experta está integrada por responsables de diversos vicerrectorados, miembros de los decanatos de las facultades y de las direcciones de las escuelas politécnicas, e integrantes de sus diferentes departamentos.

El mayor reto al que se enfrente la universidad jiennense, como el resto de universidades en este fatídico año, es concluir el curso académico de la mejor manera posible y con el menor perjuicio para su estudiantado. De manera que el alumnado adquiera las competencias y conocimientos de sus respectivas asignaturas, y sea evaluado de una manera efectiva y accesible. De ahí la importancia de configurar estos grupos expertos que analicen , valoren y mejoren las posibles fórmulas para conseguir estos fines.

La vicerrectora de Coordinación y Calidad de las Enseñanzas de la UJA, Hikmate Abriouel, señala en este sentido que, una vez analizados estos diferentes escenarios, esta comisión de trabajo será la encargada de hacer las propuestas de modificación para la actividad docente y evaluadora. Y ha matizado que a finales de este mes harán público un documento que explique “cómo va a llevarse a cabo el desarrollo del proceso de evaluación para cada una de las asignaturas de cada uno de nuestros títulos, tanto de grado como de máster, de manera que el profesorado y, sobre todo, el alumnado tenga el tiempo suficiente para adaptarse y acomodarse a esta nueva situación, a la que, sin duda, la mayoría no están acostumbrados”. El objetivo, añade la vicerrectora, es que la evaluación se lleve a cabo “sin perder el rigor y la calidad exigidos en los estándares de educación superior del espacio europeo”, pero atendiendo a las necesidades y peculiaridades de la situación actual.

Esta comisión de trabajo también es responsable de estudiar cómo se desarrollarán las prácticas externas, los TFG y los TFM. “La adaptación del proceso formativo a la modalidad no presencial ha originado varias dificultades metodológicas y tecnológicas que van resolviéndose, gracias a la implicación de toda la comunidad universitaria de la UJA y, muy especialmente, al gran esfuerzo que está realizando el profesorado y el alumnado en todo momento”, concluye Hikmate Abriouel.


Compartir