Manuel Bermúdez: “El virus pasará y nosotros seguiremos trabajando para mejorar el futuro”

Manuel Bermúdez: “El virus pasará y nosotros seguiremos trabajando para mejorar el futuro”


30 equipos y 15 jueces. Estas son las cifras del éxito recaudado por el Aula de Debate de la Universidad de Córdoba, que el pasado 20 al 22 de marzo celebró las jornadas de debate en línea ‘CoronaEurope’.

En estas mismas fechas estaba previsto llevar a cabo el el VII Torneo Europe Direct, pero la alerta sanitaria lo impidió. Lejos de olvidar la cita, los componentes del Aula de Debate de la UCO propusieron un torneo virtual, ayudándose de una plataforma digital para que los participantes pudieran defender sus posiciones desde casa.

El éxito ha sido rotundo, y así lo recalca Manuel Bermúdez, director del Aula de Debate de la Universidad de Córdoba, quien ha atendido a Aula Magna para presentar todos los entresijos de este primer torneo virtual.

¿De dónde surgió la idea de realizar las jornadas de debate en línea CoronaEurope?

Cuando fuimos viendo a final de febrero y principio de marzo que la situación en España con el coronavirus se estaba volviendo preocupante nos dimos cuenta que, por responsabilidad, no podíamos contar con la organización del torneo de debate Europe Direct. El torneo Europe Direct es uno de los torneos de debate en formato parlamentario de toda España y lo llevamos celebrando desde hace 6 años. Había 50 equipos inscritos de toda España y no queríamos dejar a los estudiantes sin la posibilidad de debatir, de ahí que surgiera la idea de organizar las jornadas de debate en línea CoronaEurope.

¿Qué destacaría de la organización de estas jornadas?

El CoronaEurope ha sido un evento muy bien acogido que ha recibido muy buenas opiniones de todos los participantes. En cierto modo ha sido algo original el sustituir el evento presencial por este en línea y la satisfacción ha sido general. El trabajo del equipo de organización, con Javier Ruiz Riquelme, Alberto Martínez, Carmen Trinado, María Valle y Nuria Aguilera entre otros, ha sido excelente y la comunidad de debate de todo el país ha señalado lo bien que ha ido todo.

¿Cuál ha sido el principal reto al que se han enfrentado?

La organización de un evento de estas características presenta numerosos desafíos, desde la dificultad de debatir sin poder interactuar directamente con el compañero de equipo hasta las dificultades técnicas para asegurarse que las conexiones fueran perfectamente y todo el mundo pudiera estar sincronizado.

En total se han sumado 30 equipos y 15 jueces ¿Considera que el confinamiento ha aumentado las ganas de participar en actividades?

Evidentemente ha habido una disminución de los equipos que se habían inscrito para participar en el torneo presencial, pero para haber sido un evento organizado tras la situación sobrevenida el resultado de participación ha sido muy exitoso. Creo que la comunidad debatiente de España tenía ganas de participar, de ahí que finalmente participara tanta gente.

¿Se plantea algún otro encuentro similar?

Visto el resultado de este torneo podríamos pensar organizar torneos similares en línea, eso sí, sin renunciar a nuestros torneos presenciales que tienen ya un nombre y una fama en la comunidad del debate de nuestro país y merecen la pena que perseveremos en ellos.

El curso continúa en la UCO ¿Es una idea que ha calado también en el Aula de debate?

Por supuesto. No vamos a rendirnos y seguiremos apostando por la palabra y el pensamiento crítico como herramientas fundamentales para el desarrollo de nuestra sociedad. El virus pasará y nosotros seguiremos trabajando para mejorar el futuro de nuestros estudiantes.

¿Qué acciones se contempla llevar a cabo estos días en materia de formación?

Si, como parece, se prolonga esta situación mucho tiempo, podríamos utilizar las herramientas de formación en línea para continuar con las clases y la formación que llevamos a cabo con los estudiantes tanto de la UCO como de los institutos con los que colaboramos.

¿Qué mensaje le da a los estudiantes de la UCO estos días?

La palabra crisis, en chino, lleva aparejada la idea de oportunidad. Convendría buscar la oportunidad que a todos se nos brinda con esta situación nueva, mostrarnos esperanzados y repletos de energía para sacar adelante lo mejor de nosotros mismos y colaborar en la reconstrucción de nuestra sociedad tras este interregno desagradable de la pandemia.


Compartir