Estudiantes deciden con un 47,2% de los votos ir en contra del cambio de calendario académico

Estudiantes deciden con un 47,2% de los votos ir en contra del cambio de calendario académico


Si hay un tema que sin duda podría haberse catalogado como ‘Trending Topic’ en las Universidades Andaluzas este año es sin duda el cambio de calendario académico de cara al próximo curso 2017/2018. Durante este año, el estudiantado de la UGR ha tenido que hacer frente a un calendario ‘transitorio’, mientras se desarrollaba “el proceso de elección más democrático en la historia de la Universidad de Granada”, según el gabinete de comunicación de la institución granadina.

Este calendario ‘transitorio’ ha propuesto al estudiantado la realización de los exámenes extraordinarios correspondientes a las asignaturas del primer cuatrimestre durante el mes de julio, mientras que los correspondientes al mes de septiembre se mantendrían en este mes. Sin embargo, la propuesta del cambio de calendario, no solo trasladaría los exámenes del primer cuatrimestre a julio, no, adelantaría todos, con el objetivo de “adaptarse al Plan Bolonia”, tal y como indicó Pilar Aranda, rectora de la UGR. Un modelo que ya han incorporado el 80% de las universidades españolas.

No obstante, el mismo parece que se resiste en la Universidad de Granada, ya que tras realizar las Delegaciones de Centro consultas y debates dentro de cada Facultad y Escuela, el pasado miércoles 5 de abril todos los representantes estudiantiles, claustrales, delegados y electos, votaron el modelo de calendario académico que los estudiantes defenderán frente al Consejo de Gobierno de la UGR.

La votación, aunque muy reñida, se saldó con un 47,2% de los votos a favor del modelo que mantiene los exámenes extraordinarios en septiembre e inicia el curso a final de este mes, frente a un 44,4% del modelo que trasladaría estas pruebas al mes de julio, y que adelantaría el inicio del curso a la segunda semana de septiembre de 2017.

Así pues, en la próxima sesión de Consejo de Gobierno la Delegación General de Estudiantes deberá comunicar que los estudiantes no quieren cambio, o al menos la mayoría por votación, por lo que si es por ellos, el calendario académico quedaría tal cual ha sido desde hace años, realizando los exámenes de recuperación en septiembre.

Encierros por el proceso

El mes pasado la UGR tuvo que hacer frente a una semana de encierro por parte de una asamblea de estudiantes independiente de cualquier sigla que tomó la biblioteca de la Facultad de Ciencias en reivindicación contra el rectorado. Precisamente, una de estas reivindicaciones era que la elección del calendario académico fuera un proceso democrático en el que contara la opinión de los estudiantes, “exigimos votación vinculante para decidir las modificaciones del calendario de exámenes”, expresaba un portavoz, por lo que con esta votación se habría cumplido una de las reivindicaciones de los ‘encerrados’.

Andalucía no se decide

Durante la presentación del nuevo programa de captación de talento de alto nivel de la UGR, Athenea3I, la rectora manifestó que quedan dos universidades andaluzas por abrir el proceso de debate sobre el calendario académico, la Universidad de Cádiz y la Universidad de Sevilla, añadiendo además que la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, la Universidad de Huelva y la Universidad de Jaén, ya cuentan con el nuevo calendario, mientras que la Universidad de Almería estaría esperando “nuestra decisión”, indicó la rectora al referirse a la elección que tomaría la universidad granadina con respecto al cambio.

No obstante, Aranda lo tiene claro, “la convocatoria de septiembre es un fracaso, porque los estudiantes no pueden preparar sus exámenes con los profesores de vacaciones. Además, no empezamos con todos los estudiantes matriculados y hay problemas con la movilidad”, expresaba. Por si fuera poco, la rectora insiste en que es una cuestión con la que están de acuerdo todos los rectorados de España, “lo he hablado con todos los rectores españoles y todos están de acuerdo”, concluía.

De momento, parece que este polémico calendario, al menos para el estudiantado, está lejos de ser el ideal para la Universidad de Granada.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *