Deporte y ocio en la UAL como motor de inclusión social

Deporte y ocio en la UAL como motor de inclusión social



Deporte y ocio han sido los principales elementos necesarios para llevar a cabo un nuevo encuentro totalmente inclusivo en la Universidad de Almería enmarcado en la cuarta edición de las Jornadas ‘Muévete y Disfruta’. Todo ello arropado por un ambiente festivo que tuvo como escenario la pista del Pabellón de Deportes de la UAL, dividida en 15 espacios distintos para otras tantas actividades. Sin duda, una nueva edición que ha supuesto un rotundo éxito solo con ver los rostros de felicidad de sus participantes, en la que se han realizado actividades físico-recreativas con el añadido clave de que son inclusivas.

En este sentido, tal y como explicaba la profesora Irene Hernández, coordinadora de las jornadas y miembro del Grupo Docente ‘Motricidad y Corporeidad: Diversidad Funcional e Inclusión’, “lo que se ha buscado no es que a los que vienen con diversidad intelectual se les preparen actividades por parte del alumnado, sino que sea inclusivo, que el alumnado lo haga con ellos y que tenga la vivencia de hacer actividad física con Pepe, con María o con Juanjo, tengan o no Síndrome de Down”.

Deporte y ocio como elementos de inclusión

La organización de esta jornada de deporte y ocio ha recaído este año sobre el citado Grupo Docente mano a mano con los propios estudiantes de 4º del Grado de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Un hecho que Hernández ha querido subrayar dado que “las actividades las han diseñado los alumnos en base a lo aprendido en octubre en una clase mía sobre actividad físico recreativa”. De este modo todos los participantes, ya repartidos en grupos, han rotado y han pasado por las 15 estaciones, tales como baloncesto, rugby, danza, hockey, pédalos, escalada, carritos y hasta orientación por otros espacios del mismo Pabellón de la institución almeriense fuera de la pista.

Asimismo, cabe destacar el crecimiento consumado de estas jornadas de deporte y ocio como elementos de inclusión pues, desde su origen, ha sido extraordinario ya que la primera vez que se hicieron contaron con 15 participantes, mientras que cuatro años más tarde, este pasado martes, reunieron a más de 150. Así, los usuarios de las asociaciones Asalsido de Almería y Asprodesa de El Ejido, junto al alumnado de la Universidad de Almería, en concreto del Curso de ‘Capacitación para el empleo’ de la Unidad de Atención a la Diversidad Funcional y del Grado de CCAFD, no solo los de cuarto curso, sino también dos grupos más de primero y de tercero, se han mezclado y han compartido ejercicio y diversión sin distinción alguna por origen o condición.

Una jornada cargada de deporte y ocio con la que se buscaba precisamente, según detallaba Irene Hernández, “que el alumnado del Grado, en su formación, tenga vivencias directas, lo que auspiciamos con diferentes acciones, no solo con estas jornadas, sino con distintos talleres en los que se trabajan diversidad e inclusión”. Razón por la que, en gran medida, se ha creado el Grupo Docente ‘Motricidad y Corporeidad: Diversidad Funcional e Inclusión’.

Unidos es más fácil

La creación de este Grupo Docente es una iniciativa que ha visto la luz este mismo curso y que ha surgido de la inquietud de la misma Irene y de los profesores Gerardo Rico, Esther Prados y María Jesús Lirola. Y es que, apunta Hernández, “en nuestras asignaturas trabajábamos con ellos y lo que se ha pensado es ‘vamos a hacer el grupo docente e intentar unificar cómo reflexionar con nuestro alumnado”. Así, dentro del mismo ya se ha englobado esta acción de deporte y ocio (las Jornadas ‘Muévete y Disfruta’), iniciada por Hernández en años anteriores con el mismo formato, pero con otros usuarios. “Se comenzó con escolares, se vio la opción de sumar a personas con diversidad funcional y con ellas ya se han realizado cuatro años con este, cada vez creciendo más”, señala.

De este modo, el compromiso de este grupo de profesores provenientes de distintas titulaciones, siempre dentro de la Facultad de Educación de la Universidad de Almería, es firme pues “cada vez tenemos más y más alumnado con diversidad en nuestras aulas, y las asociaciones igualmente van proponiendo más actividad física a sus usuarios, pero hay que seguir trabajando, integrando mucho más esta propuesta de ejercicio en sus acciones”, comentan. Y es que, insisten, además de ser “otro modo más de que la UAL esté vinculada de manera directa con su entorno”, es muy positivo “que los alumnos cobren este protagonismo, que organicen, que se involucren y que enseñen lo que saben hacer al resto de la sociedad almeriense”, sentenciaba Irene Hernández.


Compartir