Diálogo, consenso y el papel de los universitarios como actores fundamentales en las decisiones en el VIII Encuentro de la CREUP


A las 19:00 horas de la tarde y tomando el interior del Crucero Bajo del Hospital Real como escenario protagonista, la Coordinadora de Representantes Estudiantiles de Universidades Públicas (CREUP), daba el pistoletazo de salida a su VIII Encuentro Estatal, que este año tendrá como sede Granada y algunas instalaciones de la UGR. La inauguración contó con la asistencia de numerosos estudiantes y medios convocados, que escucharon con atención los discursos de los interventores principales Pilar Aranda, rectora de la Universidad de Granada; Gorka Martin, presidente de la CREUP y Antonio Ramírez de Arellano, consejero de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, quienes estuvieron acompañados a su vez por Jorge Contreras Ubric, coordinador General de Estudiantes de la Universidad de Granada, y José Antonio Naranjo Rodríguez, vicerrector de Estudiantes y Empleabilidad de la Universidad de Granada.

El encuentro se desarrollará hasta el próximo sábado 5 de noviembre y ha contado con la participación de más de 80 representantes estudiantes de aproximadamente 25 universidades españolas, tanto públicas como privadas, entre las que destacan algunas universidades andaluzas como son las de Málaga o Cádiz, además de la de Granada. En este espacio se pretenderá dialogar acerca de los distintos modelos de universidad en lo que respecta a investigación, financiación y gobernanza, tres pilares fundamentales en los que se debe sustentar la universidad, tanto pública como privada, según el presidente de la CREUP quien, además de agradecer a la Universidad de Granada y al Vicerrectorado de Estudiantes la “facilidad” para organizar el encuentro, ha asegurado ante los medios que “es el momento de que todos los sectores implicados en la educación nos sentemos en la mesa para decidir qué tipo de modelo de universidad queremos en España y cuándo debemos empezar a aplicarlo, y debe de ser ya”. Así, con este encuentro los representantes estudiantiles ante todo buscan conseguir “un pacto educativo dialogado” entre todas las personas que se sienten parte de la universidad, “mejorar las cosas” y sobre todo, “conseguir una representación estudiantil fuerte, formada e informada”, ya que “deben ser los universitarios los que decidan qué modelo de universidad quieren”. Pilar Aranda interviene en la inauguración del VIII Encuentro de la CREUP.

 

Por su parte, durante su discurso, Antonio Ramírez de Arellano, consejero de Economía y Conocimiento, ha destacado el interés del gobierno andaluz en “escuchar” y “colaborar” con los estudiantes, reconociendo así la responsabilidad de los representantes estudiantiles, algo que cree que demuestra que “las universidades están absolutamente abiertas a la sociedad”, puesto que los estudiantes pueden influir de manera directa en sus decisiones.

El consejero ha pedido ante todo un sistema universitario público que responda a “una estrategia coherente y sostenible, que proporcione igualdad de oportunidades, respeto al principio de mérito, equidad y responda a otros retos como la investigación”, valorando el encuentro como “oportuno” dado el nuevo Gobierno de Madrid, con el que además ha querido marcar distancia con respecto a algunas políticas,  asegurando que no tiene una visión “coherente, completa y sostenible” de lo que significan las universidades y que “busca formas de gobierno que eliminan la participación de los estudiantes en las decisiones más importantes”, a diferencia del gobierno andaluz, que no solo acordó mantener la Prueba de Acceso a la Universidad mediante un acuerdo con sus universidades públicas, sino que además no implantarán titulaciones de tres años hasta que no se completen las acreditaciones de su oferta formativa. Por último, ha querido alabar el hecho de que las Universidades hayan hecho el sacrificio de intentar ser austeras y ha propuesto el sistema universitario andaluz como “un ejemplo para los tiempos que vienen en un ambiente de diálogo con las universidades y búsqueda constante de consenso” instando al nuevo gobierno a contribuir con “certidumbre” y “responder a todas las preguntas que se plantea la universidad” sin concebir el sistema universitario como “un gasto, sino como una importante inversión”.

La rectora de la UGR, Pilar Aranda, tras agradecer a la CREUP por elegir Granada como sede del VIII encuentro, puesto que “los estudiantes son la razón de ser y existencia de la Universidad de Granada”, ha valorado estas jornadas como una oportunidad perfecta para aumentar la implicación y participación estudiantil desde “un aprendizaje más dinámico”, asegurando que las conclusiones que se tomen durante el encuentro se tendrán muy en cuenta, ya que el trabajo y esfuerzo de los representantes estudiantiles ha sido fundamental en asesorías en materias como el 3+2 o el B1. De estos últimos acuerdos, la rectora ha asegurado que es “fundamental” porque cuando se habla de que es necesaria la internacionalización se refiere a la “necesidad de entenderse con otras lenguas y de mezclar culturas, maneras de entender la vida y perfiles profesionales distintos con el objetivo de conseguir una sociedad única”. Una cuestión que según Jesús de Alba, Vicecoordinador de la Delegación de Alumnos de la Universidad de Cádiz, ha señalado “debería venir de la educación anterior para llegar a la universidad con un nivel de idioma adecuado”.

Por otro lado, Aranda ha querido resaltar también al igual que el consejero de Economía y Conocimiento la importancia de la investigación en todas las áreas de conocimiento, aunque especialmente en las humanistas y sociales, hablando del posgrado como lo que realmente va a “diferenciar y especializar” las universidades. Además ha querido hacer hincapié en el valor del Plan Bolonia al permitir la retroalimentación y participación de los estudiantes, porque se trata de “formar ciudadanos críticos, que sean capaces de dar respuesta a la sociedad, pero también de hacer preguntas”. Finalmente y coincidiendo de nuevo con Ramírez de Arellano, ha expresado que la gobernanza no es el principal problema de la Universidad, sino que es la sostenibilidad, ya que la “financiación pública es escasa” por lo que es necesario “buscar otras fuentes de financiación” como la privada, puesto que “es necesaria para poder dar resultados inmediatos”.

Enfoques con los que parecen no estar del todo de acuerdo algunos representantes estudiantiles, como por ejemplo Maximiliano Gámez López, presidente del Consejo de Estudiantes de la Universidad de Málaga, universidad invitada al encuentro pues todavía no es miembro de pleno derecho de la CREUP, quien aseguró que “no es concebible un sistema universitario público que tenga que rendir cuentas o que esté al servicio de una empresa privada”, algo con lo que parecen estar de acuerdo algunos representantes de la Universidad Complutense de Madrid que espetaron que “lo ideal sería que lo público funcionara mejor y no hubiera necesidad de acudir a entidades privadas”. Sin embargo, no todos están en desacuerdo con las palabras de la rectora ya que, según Eduardo Castillo, concejal de Juventud del Ayuntamiento de Granada, “sí hay que buscar la complicidad con algunas empresas, pero sin desvirtuar el papel de la Universidad Pública”, aseguraba.

Se inicia así un encuentro que, a partir de hoy, entre talleres, mesas redondas, debate y diálogos promete sacar a la palestra temas de relevancia que incumben a toda la ciudadanía, pues al fin y al cabo, la universidad siempre ha sido “la vanguardia de la sociedad”. Gorka Martin, Antonio Ramírez de Arellano, Pilar Aranda, José Antonio Naranjo Rodríguez y Jorge Contreras Cubric al finalizar el acto.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *