#Eggchalehuevos: un reto donde el profesor acabará ‘ahuevado’

#Eggchalehuevos: un reto donde el profesor acabará ‘ahuevado’



¿Qué estudiantes no ha deseado alguna vez tirarle un huevo a su profesor? A esto se ha prestado Alberto Postigo, profesor del seminario “Internet, las redes sociales y el derecho procesal”, que estos días se imparte en la Facultad de Derecho de la Universidad de Málaga.

La propuesta nació de la necesidad de animar a sus estudiantes a que vieran las posibilidades que daban las redes sociales, así como potenciar la consecución de su objetivo: aprobar la asignatura y que el ejercicio se hiciera viral.

Desde hace más de 10 años Alberto Postigo da clases en la Universidad de Málaga, donde “siempre intento motivar a los alumnos de manera que se sientan involucrados en lo que hacen para que no solo sea una clase sino una experiencia de vida”. Así, Postigo expone que

“los estudiantes de Derecho tienen asignaturas de estudiar y hacer codos, lo que no les da tiempo de hacer algo dinámico, y en mi seminario busco lo contrario, que hagan cosas dinámicas y trabajen en equipo, que se coordinen y se esfuercen formando parte de un proyecto  que  nace enteramente de ellos”

El trabajo de Postigo se enmarca en “guiarlos para que sepan cómo algo se convierte en viral, dando los pasos teóricos y buscando un resultado práctico”. Ya se han sobrepasado los 150 videos bajo el hastag #eggchalehuevos, un primer paso para aprobar, pues necesitan 100 intentos realizados (subidos a las redes sociales) con éxito o 5.000 intentos fallidos para aprobar el seminario.

Por parte de los estudiantes, María Guzmán, alumna de Derecho de último curso que asiste al seminario de Postigo, señala que “vemos cómo la gente reacciona ante las redes sociales y los temas virales”. Así, gracias a este seminario “se da un enfoque mucho más actual y fresco al Derecho además teníamos referencias de otros años . Un reto que sobrepasa las clases para mostrar qué hay detrás de las redes sociales, enfocando todo el trabajo y organización que se necesita para influir en las personas.

Reventado a huevazos

Así se verá Alberto Postigo si sus alumnos consigue que el proyecto de clase, grabarse rompiendo un huevo con una sola mano y sin que se rompa la cáscara, llega a conseguir 1000 intentos realizados con éxito o 20000 intentos fallidos. El truco, según Guzmán es “meter el dedo un poco sin romperlo del todo, para que salga bien la yema”, pues si esta se rompe, el reto de se por fallido.

“Es una forma de motivar y que vengan a clases con ganas de aprender, es simplemente para aumentar su motivación” expone el profesor para justificar su reto. Una postura que parte del objetivo básico de que los estudiantes aprendan de primera mano la fuerza que tiene una red social, con vista a  que puedan aplicarlo  lo en el futuro en sus trabajos .

Así, Postigo señala que “es importante que los estudiantes conozcan más allá de la legislación, dándoles formación sobre cómo funciona una red social y su potencial. Muchos de ellos no tiene tiempo para recibir esta formación, pero también serán trabajadores o empresarios que necesiten conocerla”.

Antecedentes

Tal y como señala Postigo, desde el hashtag hasta las grabaciones y el trabajo para construir un viral parte de los propios estudiantes, un trabajo que ya tiene sus antecedentes en proyectos como #myclasschallenge y #crocoproyect, ambos retos donde además el docente se jugaba algo personal: mientras que en el primero apostó bailar el mítico paso de baile de Michael Jackson alrededor de la Rosaleda en el segundo se jugó dar una clase vestido de cocodrilo. Todo ello lleva a sus estudiantes a esforzarse un paso más y en esta ocasión Postigo ha subido la apuesta,  si sus estudiantes la alcanzan podrán tirarle huevos como fin de proyecto, eso sí “un huevo por persona” aclara el docente.

Sobre los retos anteriores, con importante presencia en los medios de comunicación, Postigo expone que “fueron virales muy potentes, los alumnos aprendieron y a día de hoy me siguen escribiendo”. Una postura a la que Postigo añade que “por cosas así repetimos la idea, lo que hablamos en la teoría de clases al llevarlo a la práctica, eso como mejor se aprende”.


Compartir