“La posibilidad de crear un Departamento de Egiptólogía en la UMA sería un objetivo final”

“La posibilidad de crear un Departamento de Egiptólogía en la UMA sería un objetivo final”



Son 11 años los que el Grupo de Estudios del Antiguo Egipto vienen trabajando en la tumba de tumba AT-28, localizada en el marco incomparable de la zona del Asasif Norte. Allí, cada año durante tres meses un grupo parte de Málaga para llevar a cabo uno de los proyectos más ambiciosos e importantes que actualmente se desarrollan en el territorio, el Proyecto Visir Amen-Hotep Huy Luxor (Egipto), dirigido por el doctor Francisco Martín-Valentín y la profesora Teresa Bedman. Ambos egiptólogos son los encargados además de llevar a cabo las actividades del Instituto de Estudios del Antiguo Egipto, que cada año da la oportunidad a los malagueños de excavar y acercarse a un yacimiento real.

El proyecto  se inicia en Málaga de la mano de los cursos de extensión universitaria que la UMA lleva a cabo junto a La Térmica, donde se acercan los conocimientos sobre las relaciones entre ambos territorios, las cuales “son más cercanas de lo que se piensa, pues el Mediterráneo actuó como una autovía entre civilizaciones” señala Bedman. Además, en estos primeros contactos con los estudiantes se asientan las bases para la posterior excavación, donde este año 10 alumnos desde Málaga se sumaran a la experiencia “única y emocionante” que significa desentrañar materiales de más de 3000 años de antigüedad.

La profesora Teresa Bedman junto al doctor Francisco Martín-Valentín

Formación, excavación y restauración

Tras más de 4.800 solicitudes recibidas, el próximo 2 de octubre partirán un grupo de 40 investigadores, donde ya hay dos doctorandos malagueños, así como varios egresados y estudiantes de titulaciones de la UMA.  Nombres como los de Sergio Sistac y Mario Méndez, que repiten una experiencia  que les ha llevado a elegir a la UMA como institución donde conseguir su título de doctor, o el de Borja Gálvez, quien desde Antequera cruzará  hasta las lindes del Nilo para seguir formándose tras su paso por el Grado de Historia de la UMA.

La formación de los nuevos egiptólogos es uno de los pilares de este proyecto, cuyo objetivo final se enmarca en la “excavación y restauración de los yacimientos funerarios para su puesta en valor dentro del patrimonio egipcio y mundial” sostiene el doctor Martín-Valentín. Es así como, gracias a este proyecto, Sergio Sistac y Mario Méndez conseguirán sus títulos con mención internacional en estudios sobre Egipto, “unos títulos que contarán con la experiencia de primera mano tanto del país como de lo que supone una excavación” recalca la profesora Bedman.

La vinculación con la UMA podría continuar con la posibilidad de contar con un Departamento de Egiptología en el futuro, el cual daría la oportunidad a estos futuros doctores de “revertir todo el conocimiento que han generado gracias al apoyo de la Universidad y de la Diputación” señala Martín-Valentín, quien además subraya que gracias a la excavación del  Proyecto Visir Amen-Hotep Huy Luxor, “podremos contar con generaciones de egiptólogos que puedan tener una proyección en el futuro y continuar sus carreras” . Una carrera que se ha iniciado en uno de los mejores proyectos que actualmente se están llevando acabo, debido a “la dedicación y el espíritu del equipo, así como la base del proyecto, el cual se compone de un trabajo integral que muestra una tumba casi inédita y además presenta su restauración y puesta en valor” expone el director del proyecto.

Una excavación con futuro

Con más de 1000 metros cuadrados, el proyecto de Lúxor estudia una horquilla temporal que va desde el s.XIV a. C hasta el s. IV d C. unos mil años que se traducen en historia viva que puede dar respuestas a cientos de incógnitas.  La UMA tiene así la posibilidad de dejar su nombre en la historia de los estudios sobre Egipto, mostrando su repercusión internacional a la vez que pone en valor los conocimientos generados por sus propios doctores.

Proyecto Visir Amen-Hotep Huy Luxor

Mario Méndez junto al doctor Francisco Martín Valentín

Tal y como expone el doctor Francisco Martín-Valentín, se trata de uno de los proyectos más importante que actualmente se están desarrollando en Egipto, debido a que “no solo es el tiempo que llevamos trabajando en él, 11 años, sino que además cuenta con un esfuerzo económico y unos resultados obtenidos que se traducen en un patrimonio para Egipto y el mundo entero”. Es así como aún quedarían unos siete u ochos años más para finalizar este ambicioso proyecto, donde la restauración juega un papel clave siendo “una forma de revertir a la sociedad los hallazgos, tanto en patrimonio como en formación de egiptólogos”. Con el apoyo de la UMA, este proyecto permite la formación de “dos o tres promociones de egiptólogos” los cuales seguirán sus carreras llevando el sello de la institución malacitana como inicio de las mismas. Una marca que debería continuar viva con un departamento propio en la Universidad. 

Desde el año 2014, en el que se terminó la excavación de una de las partes esenciales de la tumba (la capilla), el proceso de restauración comenzó sin dejar de lado los nuevos descubrimientos que cada jornada se iban intuyendo pues “la excavación tiene que continuar porque están apareciendo nuevas tumbas”, expone Martín- Valentín.

El trabajo de restauración que propone el Proyecto Visir Amen-Hotep Huy Luxor añade una dificultad especial al trabajo diario, pues el origen de los materiales necesarios es la propia España. Tal y como expresa Bedman “hay que llevarse casi todo des España y esto significa un importante trabajo de organización y previsión”. Los estudiantes de doctorado dan fe de esta dificultad, pues en el momento de llegar a Egipto el equipo completo puede llevar cientos de kilos de mortero, herramientas y todo lo necesario en los meses que dura la excavación. “Sumamos además que llevamos alimentos y cosas que allí no se encuentran tan fácilmente, como el aceite” expone Mario Méndez, quien junto a Sistac resaltan la importancia de contar con el café traído desde España para hacer frente a las largas jornadas de trabajo.

El Proyecto Visir Amen-Hotep Huy Luxor se ha hecho posible gracias a la colaboración y patrocinio de la Universidad de Málaga; la Fundación 3M; Weber SAint-Goben; Aceites San Felipe y la Fundación Gallardo, así como las asociación de amigos del proyecto que han ofrecido aportaciones económicas y el apoyo durante los difernetes procesos de investigación.

Proyecto Visir Amen-Hotep Huy Luxor

Interior de la excavación del Proyecto Visir Amen-Hotep Huy Luxor

Proyecto Visir Amen-Hotep Huy Luxor

Exterior de la excavación del Proyecto Visir Amen-Hotep Huy Luxor


Compartir