Evaluación continua: ¿Mito o realidad?

Evaluación continua: ¿Mito o realidad?


Lo primero que me gustaría hacer en este es agradecer a todos los consejos y delegaciones de centro de la Universidad de Málaga por el esfuerzo que están realizando. Durante este periodo hemos realizado más de 50 horas de reuniones para intentar responder dudas. La mayoría de las dudas vienen sobre evaluación, “docencia”, prácticas o Trabajos fin de Estudios (TFEs). En este sentido, el sentimiento común es de impotencia, ya que ni siquiera los representantes de los consejos a nivel universidad sabemos muy bien qué era lo que el rectorado estaba haciendo.

En el caso de los procesos de evaluación, creo que hay varios temas que se deberían tocar. El primero y principal, es hablar sobre las dificultades tecnológicas que existen a la hora de realizar un examen virtual. ¿Qué pasa si se cae el internet? ¿Qué pasa si mi ordenador se rompe antes de del examen? ¿Qué pasa si a la hora del “examen”, alguna persona de en mi domicilio lo necesita para trabajar a distancia?

Los estudiantes ya nos han manifestado su preocupación sobre algunas prácticas que se están llevando a cabo, como puede ser la de grabarlos durante la clase, o comentar que durante los exámenes se les grabará por si hay “comportamientos sospechosos”. Sin entrar a valorar esa actitud, creemos que no es de recibo tener que mostrar la intimidad de nuestras casas, así como instalar softwares para monitorear el ordenador desde el cual se está realizando la prueba.

Por otro lado, no llevamos más de 20 años de Plan Bolonia para que ahora las universidades se centren en buscar la forma de hacer exámenes online (lo que no tiene sentido alguno, ya que hay mil y un problemas técnicos que se pueden dar) en lugar de buscar procesos de evaluación alternativos, continuos y asíncronos en los que el estudiantado pueda mostrar la adquisición de las competencias.

Desde el CEUMA seguimos trabajando para que las más de 5000 propuestas que hemos recibido, así como las de los consejos y delegaciones de estudiantes de nuestros centros lleguen a los órganos competentes.

por Miguel Ángel Sánchez
Presidente del Consejo de Estudiantes de la Universidad de Málaga (CEUMA)


Compartir