El CEUMA pone a prueba la lógica, la creatividad y la habilidad de los estudiantes con una Gymkhana


Los alumnos de la Universidad de Málaga (UMA) han dejado este jueves temporalmente a un lado las aulas, los libros y las clases teóricas para pasar un rato divertido participando en la primera Gymkhana organizada por el Consejo de Estudiantes (CEUMA) para dar la bienvenida al curso académico. En total han participado unos 120 alumnos de todas las titulaciones, agrupados en más de una treintena de equipos.

Las ganadoras de la Gymkhana han sido Mireia Bellavista y Rocío Chacón, del grupo ‘D&T’. Estas estudiantes de cuarto de Ingeniería de Diseño Industrial, que recibirán dos tablets, tenían que haber participado en la prueba junto con otras dos amigas que, a última hora, no pudieron asistir. “Estamos muy contentas y emocionadas porque nunca hemos ganado nada”, aseguraron después de recoger el premio.

En segundo lugar han quedado ‘Los Cuatro Fantásticos’, que han recibido como premio un pack cultural con entradas para espectáculos y museos, y los terceros han sido los integrantes del grupo ‘Rinkona Team’, que se han llevado un paquete con material de la UMA. Grupo participante durante una de las pruebas.

Los equipos han ido saliendo de forma escalonada desde la sede del Consejo, situada en el Jardín Botánico de Teatinos para ir superando una serie de pruebas a lo largo de un itinerario que les ha llevado por todo el Campus de Teatinos, incluida la ampliación. Así, han pasado por seis puntos ubicados en las Facultades de Psicología, Ciencias de la Educación, Derecho, Ciencias de la Salud, Ciencias, la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática y la de Ingeniería Industrial. Al finalizar la Gymkhana se suman los puntos obtenidos en cada una de las fases, sin tener en cuenta el tiempo empleado.

Es la primera vez que el CEUMA organiza una actividad de este tipo, pero el propósito del Consejo es que se repita cada año. Además de desarrollar algún evento especial para dar la bienvenida al nuevo curso de manera divertida, el objetivo de esta Gymkhana, según el presidente de este organismo, Maximiliano Gámez, es “unir los centros”.

“Muchos estudiantes viven encerrados en sus centros, no se relacionan lo suficiente con los demás y esto es una manera de obligarlos a salir y a que conozcan el Campus”, ha explicado. Además de todo esto, la Gymkhana se ha acompañado con una paella gratis para los que han concursado y con música en directo, a través de conciertos ofrecidos por diferentes grupos, muchos de ellos formados por universitarios. Paella final del concurso.

Las pruebas han sido tan diversas como la especialidad de los centros que han participado en el diseño de las mismas. Así, en las Facultades de Psicología y Ciencias de la Educación diseñaron una prueba conjunta en la que se valoraba especialmente la creatividad y el trabajo en equipo. En ella, los participantes tenían que hacer una tormenta de ideas para plasmar en un folio en blanco, de la forma más original posible, una serie de palabras relacionadas con ambas especialidades;  para después, tirar de imaginación y representar una pequeña obra de teatro utilizando esas palabras.

En la Facultad de Derecho los alumnos que van llegando se encuentran con tres minipruebas. La primera de ellas es un tablero en el suelo en el que cada uno de los miembros del equipo tiene que ir saltando a la pata coja por las casillas para formar la palabra “CEUMA”. La segunda consiste en recorrer por parejas unos metros cogiendo a uno de los compañeros en carretilla y con la Constitución Española en la espalda. Estas dos pruebas restan puntos si se cometen errores, para finalizar, los participantes pueden subir puntos respondiendo a tres preguntas vinculadas con el ámbito del Derecho y la Criminología.

Por su parte, en Ciencias los estudiantes han tenido que sacar partido a su agudeza mental para resolver una serie de juegos de lógica, algunos típicos y otros desconocidos para muchos (el de las copas, las cerillas, el de las puertas de la vida y la muerte…). En total se han diseñado diez pruebas, aunque los alumnos solo tenían que superar cuatro, elegidas al azar, en un tiempo de 20 minutos. “Lo que queríamos era hacer pensar a la gente”, explica una de las organizadoras.

En la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática había, por un lado, que descifrar tres frases a través de un código de tipo circular. Normalmente se trataba de una cita o fragmento típico de películas, repartidas en tres niveles de dificultad a elegir por los participantes. Después, los alumnos tenían que poner a prueba su puntería jugando al ‘Angry Wert’, en el que cada uno de los integrantes del equipo tenía que derribar los dados en los que estaba representado el exministro de Educación, José Ignacio Wert.

Prueba de ciencias.

Las actividades de Ciencias de la Salud han sido de las que más han gustado y sorprendido a los que han participado en la Gymkhana. Por ejemplo, había una especie de simulación de pasadizos con barras láser, o pruebas de obstáculos (en silla de ruedas) y de habilidad que los estudiantes tenían que superar con los ojos vendados, únicamente siguiendo las indicaciones de sus compañeros.

Otra de las que más ha revolucionado las redes sociales ha sido una de las pruebas de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial, donde, además de tener que superar alguna actividad relacionada con este área del conocimiento, proponían comer a cucharadas Cola Cao en polvo y decir, con la boca llena, diferentes frases vinculadas al ámbito estudiantil.

“La experiencia es genial, nos hacen hacer teatro, pruebas lógicas, tonterías como la del Cola Cao…”, comentaron al concluir la Gymkhana los integrantes del grupo llamado ‘Las hijas de Pi’, formado por estudiantes de Ingeniería Electrónica, Robótica y Mecatrónica, y de Ingeniería Mecánica. “Son divertidas pero también tienen su trasfondo, y en cada facultad te hacen cosas específicas del centro”, precisaron.

‘Los Concorde’, el equipo formado por Julián, Rubén, Miguel y Álex, estudiantes de tercer curso de Ingeniería en Organización Industrial y en Ingeniería en Robótica, resumieron con una palabra la experiencia. “Todo genial”, subrayaron. Aunque reconocieron que se le atragantaron las pruebas de la Facultad de Derecho y, sobre todo, la de Ciencias. “Nos pareció muy difícil y muy poco tiempo para realizarlas”, señalaron. “Nos gustó mucho la prueba de Ciencias de la Salud, porque era una prueba física de obstáculos”, añadieron. Las aptitudes físicas pusieron a los estudiantes de Derecho en graves aprietos.

“Hemos corrido un montón pero ha sido muy divertido”, afirmaban los miembros del grupo ‘Los Patos Calvos’ al llegar a la meta, después de dos horas y media, han sido los cuartos en llegar de vuelta a la sede del CEUMA. “Hemos ido a la ampliación andando, pero nos hemos vuelto en metro”, explicaron. Para ellos, todos alumnos de primer curso de Magisterio, la prueba “más entretenida” ha sido la de Ciencias de la Salud. “Las de Ciencias y Derecho se nos han dado muy bien”, aseguraron. “La experiencia ha sido muy buena, seguramente repitamos otro año”, comentaron entre risas.

“Nos hemos tenido que perder clases pero ha sido divertido, y hemos hecho ejercicio”, bromeaban Paula, Vanina, Bea y Melodi, estudiantes de cuarto de Psicología que formaban el equipo ‘Parchís de los grillos’. “Nunca se había hecho algo así en la Universidad”, subrayaron.

 

 

 

 

 

 

 


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *