El CEUNE muestra su malestar ante la propuesta del Real Decreto de Becas

El CEUNE muestra su malestar ante la propuesta del Real Decreto de Becas


El Consejo de Estudiantes Universitario del Estado (CEUNE) se posiciona contrario a la propuesta del Real Decreto de Becas realizada por el Ministerio. En un comunicado oficial a los medios, el Consejo de Estudiantes señala su “malestar por la propuesta de Real Decreto de Becas de ayudas socioeconómicas para el próximo curso académico”, destacando que este es un modelo continuista, injusto e inflexible, basado en tres umbrales de renta que todos los años deja fuera del sistema a miles de estudiantes.

Tal y como exponen desde el CEUNE “esta propuesta entiende la política de becas como un instrumento de mejora del rendimiento académico, lo que nos lleva a competir entre estudiantes para obtener una cantidad irrisoria del ya de por sí escaso presupuesto. El modelo actual no cubre los gastos reales de estudiar en la Universidad, discrimina a quienes tienen matrícula parcial, no tiene en cuenta las malas conexiones de transporte en algunos territorios y, además, premia el rendimiento académico sin ser éste el lugar para ello. Creemos que estas becas deben ser un instrumento para garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso y la continuidad de los estudios, y que esto no se está cumpliendo”.

Es así como, los representantes estudiantiles señalan que el Gobierno incumple sus promesas con este Real Decreto, subrayando como el mismo “ha admitido que tardará al menos dos años en poder cambiar el modelo de becas, y en su lugar propone una ampliación de 40 millones de euros que sigue siendo insuficiente para garantizar el derecho a estudiar”. A la contrariedad ante la legislación, el CEUNE añade su malestar por la voluntad del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades de “no reunir al pleno del estudiantado universitario para consultar nuestra opinión sobre las becas: han querido aprobar el documento sin previo aviso, excediendo las funciones de la Permanente, que sólo puede aprobar textos urgentes (y un texto que se publica anualmente no lo es). Esta mala praxis ya se utilizó el año pasado bajo el pretexto del cambio de gobierno, desoyendo las voces de estudiantes que en 2017 se encerraron en el Ministerio para reclamar una mejora sustancial de un modelo que este mismo curso ha dejado sin beca a 168.209 personas”.

Este hecho ha supuesto al CEUNE la reiteración de la importancia de su organismo, el cual representa a más de un millón de estudiantes universitarios. Sin embargo, tal y como señalan en su comunicado, de las tres veces que se debería reunir el Consejo con el Ministerio “no ha llegado a existir jamás una comunicación fluida”, sintiéndose ignoradas todos los años, lo que supone “una grave falta de respeto a estudiantes y universidades, a quienes dedicamos nuestro tiempo y esfuerzo a intentar mejorar el sistema a pesar de la falta de voluntad del Ministerio.”

Cabe destacar que desde el Gobierno, la semana pasada se convocó por segunda vez al Observatorio de Becas y Ayudas al Estudio y Rendimiento Académico, una reunión en la que fue presentado a la comunidad educativa el borrador del Real Decreto de Umbrales, con el que se establece el sistema de las becas y ayudas al estudio del curso 2019- 2020.

Peticiones al Gobierno

Como respuesta a la propuesta del Real Decreto, así como a la necesidad de que sus voces sean tenidas en cuenta, desde el CEUNE se han presentado seis propuestas para retomar las conversaciones y paliar las desigualdades que supondría el actual sistema de becas. Así, desde el CEUNE se presentan las demandas de:

  1. Un decreto de becas que realmente refleje las necesidades económicas del estudiantado universitario y que se cuente con el mismo para su elaboración.
  2. La inmediata convocatoria del pleno del CEUNE para tratar y, si procede, aprobar el Real Decreto de Becas y Ayudas al estudio.
  3. La convocatoria tres veces al año del Pleno del CEUNE con la asistencia del Ministro, cumpliendo la ley vigente.
  4. Que el Gobierno se comprometa, de cara a la próxima convocatoria del Pleno del CEUNE, a tratar temas como la gratuidad de las matrículas, la cotización en prácticas académicas externas, el régimen sancionador franquista y la precarización del Sistema Universitario Español.
  5. Que se dé respuesta a las peticiones e inquietudes del estudiantado (como la eliminación de los requisitos académicos y el desarrollo de becas salario) y que no queden en saco roto, como viene ocurriendo en los últimos años.
  6. Que el Observatorio de Becas pueda cumplir su función de asegurar el debate entre estudiantes, universidades, las Comunidades Autónomas y el Gobierno para garantizar la igualdad de oportunidades.

Compartir