El cuento de la Torre de Babel se hace realidad en la Biblioteca General de la UMA

El cuento de la Torre de Babel se hace realidad en la Biblioteca General de la UMA

0


José Ignacio Díaz de Rábago es un poeta con dotes de arquitecto, pese a haber estudiado Filología. También podría considerarse un artista peculiar, según el prisma con el que se mire. Los libros, que le han acompañado durante toda su vida, cobran forma en aquellos lugares que visita. Los suspende en el espacio y, colocándolos minuciosamente, consigue crear magníficas y colosales torres de Babel. “Suspender cosas espiritualiza la materia“, argumenta este artista. De Rábago ha hecho de las bibliotecas públicas su forma de trabajo. Ambas se benefician: él consigue mostrar sus creaciones y el espacio se mantiene con la magia del artista. Su aventura, que comenzó en 1995,  le ha llevado por distintas capitales de todo el mundo entre las que se encuentra París, Copenhague, Oslo, Estocolmo, Madrid o San Sebastián. Ahora comienza su reto número trece: la Biblioteca General de la Universidad de Málaga.

Díaz de Rábago comenzó a trabajar con los libros de forma casual. “La primera instalación la hice en la galería Nikki Diana Marquardt de París, no sabía como afrontar el espacio y le pregunté a la galerista si podía conseguir libros”. A partir de ahí, comenzó su fama y su serie de instalaciones. Sin embargo, los libros no son su única herramienta. De hecho, ha realizado torres con bicicletas de 20 metros y ha colgado un coche en una chimenea, pese a no ser obras tan reconocidas.

Proceso de montaje en la Biblioteca General: libros colgantes

Exposición en la General de la UMA.

Robar el peso a través de la gravedad es su premisa a la hora de iniciar una instalación. El proceso es laborioso: dos meses de trabajo y ocho horas diarias separando, preparando y taladrando libros. Para la torre de Babel que se va a construir en la Biblioteca General, se emplearán 7.000 libros. Muchos de ellos fruto de una purga de las bibliotecas universitarias, por encontrarse repetidos o tener un bajo índice de consulta. Otros, tal y como afirmaba Tecla Lumbreras, comprados a Proyecto Hombre. “Parto de lo que hay, aunque si son libros de la propia biblioteca mejor”, argumentaba De Rábago. Sin embargo, sí que algunos libros se adaptan mejor que otros a la instalación por su peso, tamaño o material.

La exposición, que “sirve de pretexto para hablar del libro“, según matizó Lumbreras, se albergará durante un año en la General de la UMA. No obstante, cabe la posibilidad de hacerla permanente si se consiguen buenos resultados y se convierte en una parte más de la biblioteca, según declaró la vicerrectora de Cultura. “La exposición tiene todos los requisitos para ser permanente, ya que se ha hecho con total seguridad”, expresó el autor.

Influencia de Borges en las torres de Babel

José Ignacio Díaz de Rábago ha escrito un libro de poemas  y es Premio de Poesía Española por el Instituto Español de Emigración en 1985. El artista se ha inspirado en el cuento de ‘La Biblioteca de Babel’ del escritor Jorge Luis Borges para su monumental instalación. En la historia de Borges, se presenta un universo de fantasía en el que se representa a una biblioteca eterna, anterior al hombre y que contiene todas las obras de dicho mundo ordenado arbitrariamente.

Sin embargo, aunque Borges es su principal referente literario, prefiere no pensar en grandes historias, autores o fantasía. Porque, tal y como defiende De Rábago: “lo mejor para que te vengas las ideas es no tenerlas“. Y así, entre ideas que vuelan al igual que sus libros, nos traslada a un lugar del que ya no querremos salir: la magia de la literatura. 


Compartir
Sobre el autor
Rocío Sánchez

Rocío Sánchez

Estudiante de Periodismo en la Universidad de Málaga. Actualmente aprendiendo en Aula Magna. [email protected]

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *