El ‘Desafío Club de Robótica’ de la UAL ya tiene a sus ganadores



El ‘Desafío Club Robótica’ es un concurso organizado por la Universidad de Almería con el que se pone a prueba la capacidad inventiva de los alumnos de la provincia de Almería y sus conocimientos en campos como el de la informática. Desafío en el que, en esta edición, los estudiantes han tenido como objetivo crear un diseño mecatrónico de un robot submarino de bajo coste capaz de realizar diferentes tareas en los fondos de la costa de Almería.

Esta actividad ha servido para informar a los jóvenes de la situación en la que se encuentran los fondos marinos almerienses y concienciarlos sobre la importancia de su conservación. Así, los alumnos de los centros Colegio Nuestra Señora del Milagro y Colegio La Salle Virgen del Mar han sido los ganadores del ‘Desafío Club Robótica’ 2015/2016 en las categorías ESO y Bachiller, respectivamente. Equipos conformados por Adrián López Ruiz, Carlos Carrique Valdivia, Juan Espinosa Bogas y Antonio Peralta Vázquez, del Colegio Nuestra Señora del Milagro en categoría Bachiller. Y como primer clasificado, en categoría ESO, Jacques Faba Martínez, Tomás Catalán López y Javier Rosas Navarro del Colegio La Salle Virgen del Mar. Grupos vencedores que han recibido un premio de 300 euros en metálico, o en material de valor similar, para adquirir material docente de robótica junto con un trofeo acreditativo.

Proyectos por un futuro mejor

La provincia de Almería está bañada por el mar Mediterráneo, donde se encuentra un paraíso submarino con un gran número de especies, tanto vegetales como animales, siendo el Mar de Alborán, la Isla de Alborán o las Islas Chafarinas, zonas de gran interés para la investigación y control del fondo marino. Sin embargo, en estos fondos marinos existen también numerosos tesoros naturales de gran valor, y cuyo estado de conservación es difícil de controlar. Este paraíso marino no está libre de amenazas. Además de basuras, sus fondos albergan marcas de arrastre de fondo que han dañado algunos lugares.

La actividad de inspeccionar el mundo submarino tradicionalmente se hacía de manera manual, un submarinista con un traje de buzo descendía y realizaba las inspecciones correspondientes que pueden llegar a ser peligrosas, por lo que desde hace algún tiempo se utilizan robots submarinos para la realización de determinadas tareas. Y es aquí donde ha entrado en juego la inventiva de estos escolares de ESO y Bachiller para ofrecer el mejor diseño de un robot submarino, realizados por equipos de un máximo de cuatro participantes.

Por su parte, el jurado ha valorado, teniendo en cuenta el nivel académico del grupo de trabajo, tanto la originalidad de la propuesta para la resolución del problema, como la acertada elección y justificación de las técnicas utilizadas, así como la presentación de las mismas. Igualmente, ha tenido en cuenta la construcción de un prototipo o maqueta del sistema o de alguna parte del mismo.

En este sentido, el estudio del concepto de sistema mecatrónico, el análisis de los diferentes tipos de vehículos autónomos submarinos, las propuestas de tareas que puede realizar el robot, el estudio de la flotabilidad y funcionamiento de un submarino, o el diseño de la estructura mecánica del robot, comprobando qué materiales ofrecen mejores posibilidades para su construcción; han sido algunos de los requisitos mínimos que debían presentar los trabajos. Por lo que, a pesar de haber únicamente dos ganadores del Desafío, todos los participantes han recibido un diploma acreditativo y, además, un trofeo para el segundo y tercer clasificado de cada categoría.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *