De la pérdida de la cordura al encuentro del amor, entrevistamos a Javier Castillo

De la pérdida de la cordura al encuentro del amor, entrevistamos a Javier Castillo

0


Decir “cordura” para muchos y muchas lectores tiene un doble significado, y es que tras su paso por las librerías la obra del malagueño Javier Castillo se ha convertido en uno de los referentes del thriller español.  Con más de 100.000 ejemplares vendidos Javier Castillo vuelve a la carga con la segunda parte de El día que se perdió la cordura rescatando uno de los temas que más movilizan el alma humana. En esta ocasión, El día que se perdió el amor continúa con la figura de Carla, una chica que ya tuvo su protagonismo en la primera novela y que pone de manifiesto la capacidad de su autor para crear cualquier personaje y hacernos parte del mismo.

En El día que se perdió el amor Castillo ha sido capaz de meternos en la piel de una joven de 16 años, con sus sentimientos y preocupaciones. Una labor de creación que, para este malagueño de tan solo 30 años, muestra el origen de lo que podrá ser una amplia y fructífera trayectoria literaria, en la cual su nueva obra promete conseguir la aceptación y difusión de la primera. Para conocer un poco más de su obra y de su autor, desde aula Magna hemos compartido unos minutos durante su apretada agenda.

El año pasado hablábamos sobre dónde te veía en 10 años, y comentabas que escribiendo. No ha pasado ni un año y ya has sacado tu segunda novela ¿cómo es este cambio?

La verdad es que es extraño pero muy bonito, estoy acostumbrado a los horarios de un trabajo normal y ahora soy igual de metódico escribiendo todos los días con la misma ilusión. Es precioso lo que me ha pasado en el último año con las firmas de libros y conociendo a gente. Entras en shock y piensas que le está pasando a otra persona, ha sido precioso.

¿Y ahora dónde te ves en 10 años?

No tengo ni idea, ahora lo que sí estoy haciendo es escribir mucho, más que nunca. Lo que quiero seguir haciendo es entretener, que es para lo que al final escribo, no para hacer alarde de literatura. Lo que quiero es que la gente se entretenga y desconecte un rato.

El día que se perdió el amor, nueva obra de Javier Castillo

El día que se perdió el amor, nueva obra de Javier Castillo

Con tu primera obra has sido éxito de ventas (17 ediciones) ¿qué esperas del El día que se perdió el amor?

La verdad es que no espero nada, la primera edición ya sale a la locura, con 50.000 ejemplares. No sé lo que espero pero la realidad es que estoy muy nervioso, no sé como transmitirlo, pues más que nada es el cierre de toda la historia y es el primer libro que escribo una vez que ya me he concentrado 100% en escribir y es un cambio de vida que representa muchas cosas a la vez. Con que funcione una décima parte de lo que ha funcionado el anterior y recibir tres o cuatro mails diciendo que les ha gustado ya me haría feliz.

¿Cuánto hay de cordura y cuánto hay de amor en esta obra?

Hay más cordura que en el anterior, que era una novela más psiquiátrica, era más un thriller psicológico, y esta es más de trama. La intriga sigue estando, así como el ritmo en los capítulos y los giros. Esta vez la protagonista es una chica (Carla) que poco a poco va descubriendo y cuestionándose cosas, descubriendo que está enamorada y tratando así el tema del amor pero sumando las circunstancias extrañas que han cambiado al personaje hasta el punto de no saber distinguir qué está bien y qué está mal.

¿De dónde surge el cambio de una literatura más psicológica a una más romántica?

Quería tratar en los dos libros la cordura y el amor, pues lo que te hace perder la cabeza es el amor a algo o alguien. Quería tener presente el amor y la cordura en ambas novelas, enfrentándolos entre ellos y manteniendo la misma esencia.

¿Con cual de los dos protagonistas te quedas?

Siempre me gustó mucho Carla, desde el primer libro con su niñez. en este libro ya es adulta y se ve los cambios y sus equivocaciones, lo que me encanta. Luego Jacob, el protagonista de la primera novela, pierde lo que más quiere y lo intenta recuperar por todos los medios, y el vértigo que le da es lo que le cuestiona y le obliga am moverse, por lo que también es un buen personaje. Es una evolución de los personajes hacia sus extremos, intento llevar a mis personajes a sus límites, como por ejemplo hago con el inspector Bowring. Es así uno de los giros que tomo en mis libros, empujar a los personajes hasta sus límites para ver qué hacen.

¿Qué  se puede encontrar el lector en este nuevo libro?

Va a pensar que “habrá muchos muertos” en la novela, y a pesar de que no los hay, no hay un motor de cadáveres pululando como en los típicos thriller. Va más de las motivaciones de cada personaje empujándolos hacia delante, ya sea por su curiosidad o por el amor a los otros. Creo que un lector lo que puede esperar sobre todo es que sea una novela que lo enganche. En las 30 primeras páginas ya te enganchas y no puedes soltarlo.

Después de todo el éxito ¿qué se siente ante la nueva novela?

Sinceramente no me lo creo todavía. Ya estoy escribiendo mi nueva novela y sigo teniendo el vértigo mismo de cuando escribía la primera línea de la anterior. Tengo la sensación de que esto no me ha pasado a mi, y que cada línea que escriba puede ser la última y que no guste por cualquier motivo. Al final solo quiero seguir siendo el mismo y seguir escribiendo. Ha sido tan exagerado lo que está pasando que no lo puedes asimilar.

El día que se perdió el amor, nueva obra de Javier Castillo¿Y ser “profeta” en tu tierra?

Eso es un honor, es un sueño. Hace unos meses me dieron el premio Málaga Joven, que se lo han dado a Pablo Alborán y a Dani Rovira… es algo que se escapa de todo lo que pudiera haber imaginado. Es un honor y algo precioso que te reconozcan más aún en tu propia ciudad. Málaga es mi cuna y donde quiero pasar mi vida entera.

La primera novela va a pasar a formato televisado (mini serie) ¿Se sabe de esta posibilidad para la segunda?

Ni idea. En teoría lo que está firmado es una miniserie para la primera novela, pero ya depende de la productora, pero sería perfecto, pues ya terminaría la historia completa. Con mantener la esencia de la novela y de los personajes principales estoy contento.

En cuanto a El día que se perdió el amor ¿has seguido una dinámica distinta como escritor?

En la primera novela había muchos momentos de conectar capítulos, ya que había tres tramas en paralelo, y en esta no. Los capítulos se conectan en momentos concretos que tienen que tocarse. Si es verdad que en este segundo libro se profundiza más en los personajes, que son totalmente distintos,  por lo que ha sido más elaborar la curiosidad de Carla a un nivel que sea creíble e intrigante así como crear un personaje completo desde cero (Bowring) para que su desenlace vaya de la mano la primera obra.

¿Cómo es meterse en la piel de una chica de 16 años?

Muy complicado, pues lo que tengo yo son 30. En acda momento que me ponía a escribir tenía que imaginarme cómo se sentiría ene sos momentos de cambios. El momento que vive se define por star deseando conocer el mundo y me ponía a cuestionarme cuáles podían ser sus motivaciones. Tardaba mucho en escribir porque pasaba mucho rato pensando en cómo reaccionaría ella. Esta habría sido la parte más complicada de la obra.

De la locura al amor se dice que solo hay un paso ¿se puede decir que es lo que se ven en estos dos libros? ¿cómo has dado ese paso?

Lo que te hace perder la cordura es el amor, uno es capaz de hacer cualquier locura por amor. Y esas son las dos cosas que quería tener en cuenta, locura y amor, es el paso que se da porque es de verdad. Hay pocas cosas que movilicen tanto, hasta el miedo por perderlo todo se conecta al amor, pues es el amor a la seguridad que te dan lo que te mueve.

Ya estas trabajando en tu nuevo libro ¿llegará el día en el que Málaga será el escenario?

Puede, no lo sé. La siguiente que estoy escribiendo es verdad que es complicado que transcurra en Málaga, pero también tengo ganas de que llegue ese momento. Soy más de construir la trama antes que el escenario, y en mi próximo libro es complicado que se pueda definir aquí.

Para finalizar ¿qué consejo le darías al Javier de hace tres años, cuando comenzó a escribir?

Que no tenga miedo, que escriba. Cuando estaba escribiendo tenía mucho miedo a equivocarme y revisaba cada capítulo por miedo y escribía cada capítulo 15 veces… y hay cosas que cambié que estaban mejor en la primera versión. Le diría que tuviera más confianza.

¿Y para el Javier de dentro de 10 años?

Que siga pensando que entretener a la gente es lo mejor, que no se olvide de escribe para entretener y para divertirse. Que no piense en otras cosas y que escribe para la gente.


Compartir
Sobre el autor
Teresa Fernández

Teresa Fernández

Periodista especializada en educación y cultura. Comencé mi trayectoria en la Universidad de Sevilla en representación estudiantil, desarrollándome como periodista a través de los gabinetes de diversos congresos y jornadas así como en diario locales. Actualmente, jefa de redacción de Aula Magna. [email protected]

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *