El Gobierno crea el Observatorio ‘Mujeres, Ciencia e Innovación’ para la Igualdad de Género

El Gobierno crea el Observatorio ‘Mujeres, Ciencia e Innovación’ para la Igualdad de Género


A propuesta del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, el Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se crea el Observatorio ‘Mujeres, Ciencia e Innovación’ (OMCI) para la Igualdad de Género en el Sistema Español de Ciencia, Tecnología e Innovación como órgano colegiado interministerial.

El Observatorio estará presidido por Ángeles Heras, secretaria de Estado de Universidades, Investigación, Desarrollo e Innovación, a quien corresponde la función de promoción de las políticas de igualdad, no discriminación y accesibilidad universal en el ámbito científico, así como el fomento de la participación de las mujeres en el ámbito universitario, investigador e innovador en un plano de igualdad.

Las vicepresidencias del OMCI corresponden a las personas del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades titulares de la Subsecretaría de Ciencia, Innovación y Universidades, de la Secretaría General de Universidades y de la Secretaría General de Coordinación de Política Científica. El Observatorio contará, además, con representación, a nivel de director/a general, de otros ocho Ministerios: Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad; Defensa; Trabajo, Migraciones y Seguridad Social; Sanidad, Consumo y Bienestar Social; Educación y Formación Profesional; Ministerio de Industria, Comercio y Turismo; Economía y Empresa; y Agricultura, Pesca y Alimentación.

Competencias del Observatorio

Entre las funciones más relevantes del OMCI figuran las de realizar un seguimiento de las actuaciones de los Departamentos Ministeriales, las Administraciones Públicas y, en general de todos los actores del sistema español de ciencia, tecnología e innovación, en materia de prevención y lucha contra el acoso laboral y el acoso sexual y por razón de sexo en el trabajo, incluyendo la violencia de género.

Evaluará también el impacto de las políticas y medidas de igualdad de género, la situación de las mujeres y la actuación de los agentes públicos en el sistema español de ciencia, tecnología e innovación; y formulará recomendaciones y propuestas para mejorar la situación de las mujeres y proponer la adopción de medidas y la realización de actuaciones para la igualdad de género, incluidas las de acción positiva.

El OMCI permitirá hacer un diagnóstico fiable y válido sobre los avances en la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres y, en consecuencia, evaluar las políticas planeadas con este fin en el ámbito de la ciencia y la innovación tecnológica, Permitirá, asimismo, disponer de información para adoptar las medidas adecuadas para combatir cualquier discriminación por razón de sexo, garantizar la igualdad de oportunidades, y aumentar la presencia de las mujeres en todos los ámbitos de la vida científica, tecnológica y universitaria.

La presencia de mujeres en universidades y centros de investigación, plantillas de personal y equipos investigadores en el sistema español de ciencia, tecnología e innovación se ha ido incrementando en los últimos años, pero aún dista de ser igualitaria. La presencia de mujeres en la universidad es ya mayor que la de los hombres, y no sólo en España sino en general en todo el mundo. Pero a lo largo de sus carreras profesionales, las mujeres abandonan sus carreras académicas, y cuanto más alto el nivel de los puestos de trabajo y responsabilidades menor es la presencia de mujeres.

La estadística de resultados del alumnado universitario, elaborada por la Subdirección General de Coordinación y Seguimiento Universitario del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, muestra que las mujeres en general obtienen mejores resultados en su paso por la universidad que los hombres: mejores tasas de rendimiento, éxito y evaluación, notas medias y tasas de idoneidad y graduación. Sin embargo, se produce una concentración importante de estudiantes mujeres en las carreras de artes y humanidades, ciencias sociales y jurídicas, y ciencias de la salud, mientras que su presencia es mucho menor en las ingenierías.


Compartir