El Laboratorio de Neurociencia de la UAL mejora la calidad de vida de los pacientes

El Laboratorio de Neurociencia de la UAL mejora la calidad de vida de los pacientes


A través del Laboratorio de Neurociencia de la UAL, y desde 1995, el grupo de investigación Psicofarmacología y Neurotoxicología de los procesos cognitivos y la emoción de la Universidad de Almería viene desarrollando una gran labor en el estudio de las causas y mecanismos de diversas psicopatología con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas que las padecen. Un trabajo en beneficio de la sociedad que ha traspasado los límites del campus de la institución almeriense y ha llegado a los profesionales del Centro Periférico de Especialidades Bola Azul, quienes han recibido un lote donado por el Laboratorio de Neurociencia compuesto por mascarillas, guantes, batas y patucos de papel; tras hacerse eco del llamamiento de su Servicio de Urgencias en el que se pedía ayuda a toda la sociedad.

Solidaridad del grupo humano que compone el Laboratorio de Neurociencia de la UAL que está presente en cada uno de los proyectos que se desarrollan en él. Centro cuya principal línea de investigación es la Neurociencia clínica y experimental, con la que “desarrollamos modelos animales para estudiar las causas y mecanismos de determinadas psicopatologías. Trasladamos los datos al campo clínico buscando nuevas formas de evaluación e intervención”, explica su responsable, Fernando Sánchez-Santed.

Los proyectos del Laboratorio de Neurociencia de la UAL

En la actualidad los integrantes del Laboratorio de Neurociencia de la UAL desarrollan cuatro proyectos: ‘Caracterización y tratamiento de los trastornos del espectro impulsivo-compulsivo: un enfoque traslacional’; ‘Correlatos neuro-biologicos de los desórdenes del neurodesarrollo inducidos por factores genéticos o ambientales’; ‘Eficacia de la estimulación eléctrica transcraneal sobre el control inhibitorio en adicción’ y ‘Tratamiento eficaz contra el dolor neuropático mediante neuromodulación’, un proyecto Transfiere UAL con la empresa InPaula.

Donación de material sanitario realizada por el Laboratorio

Donación de material sanitario realizada por el Laboratorio

En este sentido, la importancia de todos ellos para la sociedad radica, por un lado, en “la mejora de los procesos de evaluación y diagnóstico de las alteraciones psicopatológicas, sobre todo basándonos en modelos multidimensionales a nivel cognitivo, conductual, de neuroimagen y neurobiológico”. Y, por otro, en “la innovación en formas de intervención no invasiva, modulando y registrando la actividad cortical con el objetivo de modificar la función cerebral y los procesos psicológicos y emocionales”, señala Sánchez-Santed.

Cabe destacar que entre sus principales avances se encuentran el desarrollo de varios modelos animales, aquellos que permiten obtener información sobre una patología y cómo prevenirla, diagnosticarla y tratarla tras utilizar a una especie no humana en la investigación psicobiológica que puede extrapolar aspectos de una enfermedad humana. Asimismo, han desarrollado un modelo animal de conducta impulsiva/compulsiva “que nos ha permitido trasladar los resultados a población clínica, como niños y adultos con trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad, con trastorno obsesivo compulsivo, o personas con adicción a sustancias o juego patológico”. Así como otro modelo animal sobre las causas multifactoriales del autismo.

Además, también han comprobado que “la modulación no invasiva de la actividad cerebral es un tratamiento recomendable en casos de dolor crónico de origen neuropático y en la fibromialgia”. Y señalan que “igualmente estamos teniendo casos de éxito en pacientes que han sufrido ictus y mejorando la toma de decisiones impulsivas o arriesgadas”, indica Sánchez-Santed.

De este modo, el responsable del Laboratorio de Neurociencia de la UAL explica que “es muy satisfactorio contribuir al avance científico desde un punto de vista básico, pero también lo es ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas”. Motivo por el que Fernando Sánchez-Santed destaca la capacidad del grupo para la traslación de la investigación básica a la aplicación clínica. A lo que habría que sumar también que el laboratorio cuenta con equipamiento completo para el análisis del comportamiento animal que se complementa con equipación para histología, neuroquímica y expresión génica. Además, tiene estimuladores eléctricos y un sistema de neuroimagen portátil por infrarrojo cercano.


Compartir