El Pacto Andaluz por el Agua continúa desarrollándose en Córdoba

El Pacto Andaluz por el Agua continúa desarrollándose en Córdoba


La sostenibilidad y la gestión de los recursos mantiene unidos a los diferentes actores sociales en Andalucía. La Universidad de Córdoba ha sido la encargada de acoger estos días la segunda fase de desarrollo del Pacto Andaluz por el Agua. El encuentro, organizado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Sostenible, busca recoger propuestas de los diferentes sectores para configurar los ejes del acuerdo.

Para llevarlo a trámite, el encuentro del Pacto Andaluz por el Agua ha estado coordinada por el catedrático de Economía Agraria de la Universidad de Córdoba, Julio Berbel Vecino, y ha sido inaugurada por el vicerrector de Investigación y Desarrollo Territorial, Enrique Quesada Moraga; la delegada de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Araceli Cabello Cabrera y el director general de Planificación y Recursos Hídricos de la Consejería, Fernando Delgado Ramos. 

Con esta han sido ya tres las reuniones mantenidas, con la presencia de los agentes sociales y económicos  relacionados con el agua con el fin de que el Pacto tome forma definitiva. Tras ese encuentro, se pone fina  la segunda etapa con la redacción de ‘Documento de trabajo del Pacto Andaluz por el Agua’, paso previo para iniciar la tercera fase donde se abrirá la participación pública, Finalmente, se recogerán los que serán los puntos de acuerdo de mayor consenso para cada una de las líneas estratégicas del pacto.  Estos acuerdos estratégicos conformarán la ‘Propuesta de Pacto Andaluz por el Agua’ que los grupos políticos y agentes sociales debatirán con el fin de alcanzar un acuerdo total o parcial de este documento.

¿Qué es el Pacto Andaluz por el Agua?

El Pacto andaluz del Agua trata de dar respuesta a las carencias que la gestión del agua ha venido sobrellevando con carácter histórico en Andalucía, necesita de un impulso renovado de los responsables públicos, de los agentes económicos y la sociedad en su conjunto.

A través de sus 10 ejes principales, este documento establece los objetivos medioambientales prioritarios a los que deben responder los planes hidrológicos y la actualización de la gobernanza en materia de aguas, por ejemplo, buscando las medidas oportunas para reparar los planes anulados o analizando las medidas de desarrollo normativo más urgentes.

Para llevarlo a cabo cuenta con la participación de varios sectores implicados, ofreciendo así total transparencia en su proceso de redacción. El fin último pasa por avanzar en la puesta en marcha de los órganos establecidos por la Ley de Aguas y cumplir con las obligaciones de acceso a la información pública; y, en cuarto lugar, se apuesta por una regulación del ciclo integral del agua que incluya avances relativos a la garantía del mínimo vital de agua potable y a la eficiencia de las redes y la calidad del servicio.

Entre los puntos del decálogo del Pacto andaluz del Agua destacan las actuaciones dirigidas a ahondar en la reversión de los déficits estructurales y en la importancia de que la demanda de agua sea sostenible, así como en la búsqueda una mayor capacidad de adaptación (resiliencia) frente a sequías y al cambio climático. Además, contempla medidas que busquen la mitigación y adaptación de Andalucía a esta circunstancia ambiental y que ayuden a hacer frente al riesgo de inundaciones en determinados territorios.


Compartir