El primer debate abierto entre candidatos al Consejo de Estudiantes en la historia de la UCO

El primer debate abierto entre candidatos al Consejo de Estudiantes en la historia de la UCO

0

José Antonio Alés y Julio Camacho protagonizaron este sábado el primer debate abierto entre candidatos a presidir el Consejo de Estudiantes (CEU) de la Universidad de Córdoba (UCO) que se celebra en esta universidad en sus 42 años de historia, toda vez que en las primeras décadas los candidatos solían debatir entre sí tan sólo en una convocatoria cerrada a los plenarios del CEU, práctica que no se ha repetido en los últimos años en la UCO, y menos en una convocatoria abierta a toda la comunidad universitaria como la de este sábado.

Este debate, muy esperado en el seno de la representación estudiantil cordobesa, se celebró en el Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras a cuatro días de las elecciones a la Presidencia del CEU, previstas para este miércoles, y estuvo moderado por el vicerrector de Estudiantes de la UCO, Alfonso Zamorano.

Tras agradecer a los estudiantes la invitación para moderar este debate, Alfonso Zamorano felicitó a ambos candidatos por la “lección de compromiso y transparencia” que supone esta iniciativa, y señaló no tener preferencia por ningún candidato, mostrándose abierto a trabajar con el ganador y el resto de estudiantes desde el mismo día 11, fecha de proclamación definitiva del candidato electo.

Julio Camacho, Alfonso Zamorano y José Antonio Alés, momentos antes del inicio del debate.

Julio Camacho, Alfonso Zamorano y José Antonio Alés, momentos antes del inicio del debate.

Así, y ante un aforo de algo menos de medio centenar de estudiantes, Alfonso Zamorano dio comienzo el debate con el turno de presentación para ambos candidatos, que abrió Julio Camacho en virtud del sorteo realizado previamente.

Presentación de los candidatos

Julio Camacho, alumno de cuarto curso de Ingeniería Informática, recordó su ‘currículum’ de representación estudiantil en la UCO desde 2009, con varios cargos como presidente del Consejo estudiantil de la Politécnica de Córdoba, y explicó sus motivaciones para acceder a la Presidencia del CEU, para la que avanzó que su programa contempla 66 objetivos.

Por su parte, José Antonio Alés, alumno de cuarto curso de Educación Primaria y presidente del Consejo de Estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Educación desde 2012 hasta este octubre, hizo lo propio; insistiendo en su idea de que “por encima de representantes, somos personas. Muchas veces nos vemos más como representantes, como si fuéramos ‘políticos’, que como personas, que tenemos fallos y errores”, queriendo así poner de manifiesto algunas de las causas por las que la representación estudiantil de la UCO y el propio CEU han vivido tiempos convulsos en las últimas fechas.

Cuatro bloques a debate

Tras la presentación, se dio paso a cada uno de los cuatro bloques temáticos en los que ambos candidatos acordaron articular el contenido del debate, con tres turnos de intervención para cada uno. El primero, sobre ‘Organización interna del CEU’, donde José Antonio Alés recordó que en las diferentes disputas registradas en el seno del CEU en los dos últimos años “me he mantenido al margen”, e insistió en su idea de que todos “nos veamos como personas“.

De igual manera, José Antonio Alés explicó que su idea es que el CEU funcione como coordinador de los consejos de los distintos centros, y que propondrá cuatro vocalías en su seno: de Coordinación, de Comunicación e Información, de Infraestructuras y de Reglamento.

Por su parte, Julio Camacho señaló que su idea es que la representación “no sea vertical, sino horizontal”, apostando por eliminar la jerarquía dentro del CEU, “con un equipo abierto a todo aquel estudiante que quiera colaborar”; a la par que coincidió con el otro candidato al señalar que el CEU debe ser el coordinador del resto de centros.

En este punto, Julio Camacho apostó por trasladar el denominado método Canvas -una conocida metodología de negocio que describe la lógica de una organización– a la organización de las tareas de trabajo en el CEU, “donde motivación, seguimiento y formación son elementos claves”.

Docencia y encuestas de calidad

En el segundo de los bloques, ‘Docencia en la UCO’, Julio Camacho explicó su propuesta de incentivar, más que castigar, al buen docente, y recordó que hay muchas guías docentes “que no se cumplen”. De igual manera, defendió que las competencias transversales de los estudiantes deben ser evaluadas, punto en el que coincidió con José Antonio Alés, quien también hizo hincapié en que muchas guías docentes “son incomprensibles” y que trabajará para que la evaluación de las competencias transversales “se haga correctamente”.

El candidato Alés en un momento de su intervención.

El candidato Alés en un momento de su intervención.

“Porque, ¿cómo se puede evaluar la competencia didáctica de un alumno de Educación mediante un examen teórico de un autor del siglo XVIII? Debemos exigir que la docencia que se nos da sea la mejor”, afirmó José Antonio Alés.

De igual manera, ambos hicieron referencia a las controvertidas encuestas de calidad en las que los alumnos evalúan a sus profesores. Camacho propuso que un grupo de estudiantes, profesores y miembros del equipo rectoral trabaje para elaborar “una encuesta de calidad fácil, sencilla y útil”, mientras que Alés también se mostró de acuerdo en que las actuales encuestas “apenas sirven para nada”, y apostó por el establecimiento de items que evalúen otras competencias del profesorado, como su capacidad pedagógica, por ejemplo.

Bajo el epígrafe ‘Infraestructuras y servicios en la UCO’ se desarrolló el tercer bloque del debate, que abrió el candidato Alés, señalando que “hay que seguir trabajando por la mejora de las infraestructuras en Rabanales y en el resto de campus”, y explicó que su programa contempla medidas para mejorar las bibliotecas, como reestructurar los fondos disponibles en los distintos centros; transporte, mediante acuerdos con la empresa municipal de autobuses Aucorsa y Renfe; nuevas tecnologías; y adaptación de las infraestructuras a los discapacitados, solicitando rampas y ascensores donde sea necesario.

De igual manera, hizo referencia a la problemática que, a juicio de muchos alumnos, se registra en las cafeterías, “donde debemos plantear un documento de mínimos de calidad que queremos para que sea tenido en cuenta por el Rectorado de cara a nuevos concursos” de concesión de este servicio, que en muchos centros carece de menús especiales para vegetarianos o celíacos.

Por su parte, Julio Camacho defendió la necesidad de “humanizar los campus“, recordando que en Rabanales falta iluminación por la noche y planteando, entre otros temas, que pedirá a la universidad que dé facilidades a los estudiantes para poder comer menús económicos y propios llevados de casa, mediante la habilitación de espacios para ello e instalación de microondas, por ejemplo.

Camacho coincidió con el otro candidato en la necesidad de mejorar la calidad de las cafeterías y e transporte. No obstante, recordó a Alés que negociar con Aucorsa “es difícil, porque desde arriba te dicen que sí a todo, pero luego los técnicos nos dicen que no”, y también apuntó al otro candidato que en su Facultad de Ciencias de la Educación “no has conseguido que haya platos vegetarianos”; a lo que Alés respondió que como presidente del Consejo estudiantil de este centro, “el tema de cafeterías sí se ha trabajado y mejorado”. Éste fue uno de los pocos rifirrafes a nivel de gestión personal en los que ambos candidatos se enzarzaron durante todo el debate, desarrollado, en líneas generales, en un tono cordial y cercano por parte de ambos.

Implicación estudiantil

Por último, el cuarto apartado del debate versó sobre ‘Implicación de los estudiantes de la UCO’, donde ambos coincidieron en la necesidad de una mayor información a los alumnos de las distintas actividades que se llevan a cabo en el seno de la universidad.

El candidato Camacho en un momento de su intervención.

El candidato Camacho en un momento de su intervención.

“La implicación estudiantil es un tema que me fascina y, a la par, me apena, ya que los universitarios se implican poco pero en este campo se pueden hacer muchas cosas”, señaló Julio Camacho en su primer turno de palabra de este bloque.

Entre otras ideas, Camacho planteó la organización de actividades de ocio, culturales y extraacadémicas de manera conjunta entre diversos centros; y la creación de grupos interdisciplinares para el desarrollo de proyectos, para lo que cuenta con el apoyo del Consejo Social de la UCO.

Por su parte, José Antonio Alés propuso incentivar el ambiente cultural en el seno de la comunidad universitaria, contribuyendo a que estudiantes que también se dedican a la música, pintura o poesía puedan darse a conocer; y apostando también por actividades formativas. En este punto, defendió que las diferentes asociaciones de alumnos de todo tipo -culturales, deportivas, de debate, etc.- también puedan participar en los temas que se abordan desde los distintos consejos de estudiantes de los centros y desde el CEU.

Turno de preguntas

Llegados a este punto, y tras un receso de cinco minutos, el vicerrector de Estudiantes dio paso a un turno de preguntas de los asistentes, donde hasta 18 alumnos, uno de ellos por partida doble, plantearon a los candidatos diversas cuestiones, la mayor parte de ellas relacionadas con la información que sobre la representación estudiantil y las distintas actividades que se realizan llegan a los estudiantes, cuando menos escasa, según los alumnos intervinientes.

Detalle de parte del público asistente.

Detalle de parte del público asistente.

En este apartado, Alés señaló que pondrá en marcha un boletín de actividades y recordó su planteamiento de establecer una Vocalía de Comunicación e Información, “a cargo no sólo de una persona, sino de un equipo con la colaboración del resto de consejos “. No obstante, afirmó que “la información no sólo se da, sino que se busca”, reclamando también una mayor implicación e interés por parte de todos los alumnos.

Por su parte, Julio Camacho se mostró de acuerdo en mejorar la información que llega, para lo cual señaló que habilitará un boletín de novedades para los estudiantes por las distintas vías telemáticas disponibles hoy en la UCO.

‘Alegato’ final

Por último, y como cierre del debate, cada candidato contó con un turno de intervención a modo de conclusión. José Antonio Alés volvió a insistir en una de las ideas principales de su discurso, el que “por encima de representantes somos personas. No soy un superrepresentante ni mi candidatura tiene carácter personalista”, señalando que no iba a pedir el voto, “sino la confianza para trabajar todos juntos”.

Intervención final de ambos candidatos.

Intervención final de ambos candidatos.

Julio Camacho concluyó calificándose como un representante “distinto” e insistiendo en que una de las ideas claves de su programa es la formación y el relevo generacional en el seno de la representación estudiantil. En este sentido escenificó, jarrón en mano, lo que llamó ‘filosofía del bambú’, explicando que un bambú va creciendo mientras se renueva progresivamente su riego con una parte de agua nueva y otra de agua vieja, “y los representantes tienen que aprender a cuidar de su bambú, conjugando la experiencia con lo nuevo”.

Ambas intervenciones fueron el colofón de un debate de casi tres horas de duración, tras el cual, y como señaló el vicerrector de Estudiantes de la UCO, Alfonso Zamorano, en el cierre de este debate, “decidirán las urnas“.


Compartir
Sobre el autor
Hipólito Fernández

Hipólito Fernández

Redacción de Córdoba en Aula Magna. Periodista, licenciado en Periodismo por la Complutense y con casi veinte años de experiencia profesional, fundamentalmente en prensa escrita y digital. En los últimos años, especializado en información universitaria y educación; junto a alguna que otra charla en la universidad sobre Comunicación y medios. Para contactar, [email protected]

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *