“El programa Buddy no exige demasiadas tareas, depende de cada uno lo que te quieras implicar”

“El programa Buddy no exige demasiadas tareas, depende de cada uno lo que te quieras implicar”


José Ortega Valiente es estudiante de último curso de Ingeniería Informática en la Universidad de Jaén y participa, desde hace cinco años, en el Programa ‘Buddy’. A través del mismo ha ayudado a estudiantes de distintos países y diversas carreras a encontrar su hueco en la comunidad universitaria jiennense, y a aprovechar su estancia en Jaén.

¿Desde cuándo participas en el programa ‘Buddy’ y por qué te apuntaste?
Entré en 2014, y desde entonces lo hago cada semestre. Cuando estuve de intercambio en Alemania me encontré con varias dificultades. No conocía el idioma y las clases, los exámenes, la burocracia de la universidad y del ayuntamiento, todo era en alemán. Cuando terminé mi estancia me enteré de que aquí estaba este programa, y pensé que era precisamente lo que tanto había necesitado. Sé el valor que tiene esta ayuda, así que lo pedí, me lo dieron, y como me ha gustado la experiencia he ido repitiendo desde entonces.

¿Qué obligaciones tienes con los estudiantes internacionales a los que ayudas?
El programa ‘Buddy’ no exige demasiado, las tareas son ayudarles a buscar a alojamiento, indicarles cómo se llega a Jaén, mostrarles el campus, llevarles a hablar con su coordinador, enseñarles donde está la oficina de Relaciones Internacionales, la ESN, ayudarles con los trámites… Pero esto es algo que también depende del compromiso que quieras adquirir. En mi caso me gusta ir más allá y crear una amistad, que me llamen cuando les haga falta. Por ejemplo si necesitan que les lleve al aeropuerto, o a veces me gusta llevarlos en mi coche a conocer Úbeda y Baeza, o al Black Friday del Nevada en Granada. Este programa te pone un mínimo que tienes que cumplir, pero no te pone un tope, cada uno se implica lo que quiere. Es una oportunidad para conocer a gente de otros países y practicar el idioma.

¿De dónde son y qué edades tienen los ‘buddies’ que has tenido hasta la fecha?
He tenido chicos y chicas desde los 20 hasta los 29 años, de distintas carreras y de distintos países. Normalmente el ‘buddy’ se intenta ajustar principalmente al idioma. En mi caso como hablo alemán intentan asignarme gente de Alemania, pero también he tenido gente de Rumanía, Italia, México o Letonia.

¿Cuáles son las principales dificultades que encuentran los estudiantes de intercambio al llegar a su nuevo destino?
La primera dificultad es si saben o no manejarse con el idioma, especialmente a la hora de ponerse en contacto con los caseros, con los profesores y de hacer trámites. He tenido varios ‘buddies’ que me pedían que les revisara los trabajos, y una que cada vez que le escribe a su casero me envía mí antes el texto para que le eche un vistazo. Para los que sí manejan el idioma el principal problema que encuentran aquí es el transporte, tanto para moverse en la ciudad como para viajar fuera. Y también los horarios de las asignaturas, como vienen de fuera a veces sus titulaciones no se corresponden con las de aquí y tienen que cursar asignaturas en distintas facultades.

¿Qué es lo que más gusta a los estudiantes internacionales de la UJA y de esta ciudad?
Les encanta el campus, les gusta que todo esté concentrado aquí, y el ambiento que hay con tantos estudiantes. Siempre dicen que es un campus muy grande para una ciudad tan pequeña. A nivel de ciudad, lo que más les gusta son los precios, todo les parece muy barato, en especial cuando viajan a Barcelona, Madrid u otras ciudades más caras.

Experiencias internacionales

Dana Vasquezova, de la República Checa, cursa estudios de Química y Biología durante este semestre en la UJA, y es una de las alumnas a las que José Ortega ayuda a través del programa ‘Buddy’. “Estoy muy contenta con mi ‘buddy’, me ayudó mucho cuando llegué en enero, me enseñó el campus y me ayudó con los trámites que tenía que hacer”, explica la alumna internacional, que también ejerce como ‘Buddy’ en su universidad de origen, y que por lo tanto entiende la ayuda que suponen estos tutores ,especialmente en los primeros días en la nueva universidad. “Es mi primera experiencia de movilidad internacional, antes de venir mi mayor preocupación era el alojamiento, si el apartamento sería suficientemente cómodo, y cómo serían mis compañeros de piso, tengo compañeros que han tenido malas experiencias, pero afortunadamente todo ha ido muy bien”, añade.

Sobre el Campus de la UJA, la estudiante explica: “Me encanta, me gustan las flores, los árboles y los jardines del campus, también me gusta mucho como es la gente aquí, los estudiantes son muy cercanos, y el trato con la mayoría de los profesores es muy familiar, mucho más de lo que suele serlo en mi universidad, y eso me gusta mucho”. Por otro lado, sobre Jaén, Dana asegura que “Jaén es un lugar perfecto para los Erasmus, aunque en principio no suela ser la primera opción en España, principalmente porque no hay mar, pero aquí hay buena gente y unas montañas fabulosas para hacer senderismo”.

Requisitos y condiciones para ser un buen ‘Buddy’

En este curso la UJA ha contado 129 tutores en el programa ‘Buddy’ durante el primer semestre, y 92 en el segundo, con los que se ha prestado ayuda a cerca de 700 estudiantes extranjeros, según indica Isabel Vidal, del servicio de Relaciones Internacionales. Unas cifras que han crecido exponencialmente desde que este programa se puso en marcha en 2007. Vidal explica que este servicio permite a los estudiantes tutores tramitar 0.5 créditos, además de recibir una compensación económica que depende del grado de compromiso, pudiendo esta llegar hasta los 200 euros.

Concretamente, en la modalidad 1 los alumnos tutores prestan ayuda para la búsqueda del alojamiento, matrícula, transporte, acompañamiento para conocer la ciudad, el campus, y reciben una compensación de 40 euros por el primer estudiante ayudado, y de 30 por el segundo y tercero, respectivamente. En la modalidad 2, cada uno de estos importes se dobla si además los tutores se comprometen a realizar una búsqueda efectiva del alojamiento para los estudiantes internacionales. Isabel Vidal señala que la inscripción en este programa se hace vía online en la página web de la UJA, y los requisitos principales son residir en Jaén o Linares (dependiendo del campus elegido por el estudiante extranjero) estar matriculado en la UJA, presentar una solicitud y no haber recibido informes negativos en sus tareas como ‘buddy’.


Compartir