Elecciones al decanato de la Facultad de Educación: hablamos con Alfonso Javier García González

Elecciones al decanato de la Facultad de Educación: hablamos con Alfonso Javier García González


La Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Sevilla ha iniciado su proceso de campaña electoral para la elección de su futuro decano. Hasta el próximo día 12 de mayo los nuevos aspirantes a ocupar el decanato exhibirán sus programas electorales dejando al margen la situación de inestabilidad provocada tras la dimisión de Juan Pablo Pons y todo su equipo de gobierno a raíz del caso de condena por abusos sexuales y lesiones al catedrático Santiago Romero. La votación por la que se elegirá a la primera autoridad del centro se producirá el lunes 15 de mayo.

Tres son los principales candidatos a ocupar la máxima responsabilidad en la Facultad de Ciencias de la Educación: Soledad Romero Rodríguez, del departamento de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación; Julio Barroso Osuna, perteneciente al equipo de Didáctica y Organización Educativa; y Alfonso Javier García González, de Psicología Social.

Entrevista a Alfonso J. García González

Alfonso Javier García González es estudiante egresado de la Facultad de la que desea ser decano, diplomado en Maestro de Educación Especial, licenciado en Psicopedagogía y doctor Europeo por la Universidad de Sevilla. Responsable del grupo de investigación HUM-259 ha desarrollado la línea sobre formación de personas mayores en ámbitos universitarios y se ha dedicado a lo largo de su docencia a las líneas relacionadas con los grados de Educación Primaria, Pedagogía y Máster en Psicopedagogía.

 ¿Por qué ha decidido presentar su candidatura al decanato en la Facultad de Educación?

Presentar mi candidatura supone ofrecer una ocasión para hacer de la Facultad de Ciencias de la Educación un referente académico, de investigación y social. Aunque también ha sido crucial el ánimo y el apoyo recibido por muchas personas que formamos parte de la comunidad universitaria.

 ¿Cuáles cree que son las principales necesidades del estudiantado en esta Facultad?

Es necesario crear y potenciar una identidad colectiva que haga al estudiante sentirse orgulloso de cursar cualquiera de las titulaciones que se imparten en nuestro Centro. Es importante reconocer el carácter fundamental y la responsabilidad social que supone ser maestra o maestro, pedagoga o pedagogo, etc. sobre todo porque el futuro de la sociedad pasa por las manos de aquellas personas que comienzan a enseñarnos desde Educación Infantil.

 ¿Cree que es necesario trabajar en la inserción laboral de los y las estudiantes de las ramas de Educación?

Efectivamente, el tema de la empleabilidad es un aspecto que es transversal en varias de las áreas  que contemplo en el programa. Desde la cultura emprendedora, desde la  participación estudiantil, donde se deben crear nuevos perfiles de acceso a los puestos de trabajo puesto que egresan muchísimos maestros y maestras, muchísimos pedagogos y pedagogas y después encuentran muchas dificultades para encontrar un puesto de trabajo. Por eso hay que diversificar los puestos de trabajo e ir más allá. Digamos que hay que ser innovadores y creativos a la hora de tener esa cultura de emprendedor para crear nuevos puestos de trabajo que respondan a las necesidades del mercado laboral.

Asimismo también contemplo la posibilidad de mejorar la oferta de titulaciones que actualmente tiene la Facultad de Ciencias de la Educación. Creo que debemos trabajar mucho en el tema de los dobles grados: grado en Educación Primaria y Educación Infantil, por ejemplo, Grado en Educación Primaria e Inglés o Educación Primaria y Francés, que ahora con la nueva legislación educativa a nivel andaluz se está incluyendo la asignatura de Francés para el alumnado de Primaria. Entonces todo esto son iniciativas que lo que vienen es a reforzar la idea de ampliar los horizontes y expectativas laborales de nuestros estudiantes.

 ¿Y que nos diría de las necesidades del PAS y PDI?

El PAS es un colectivo fundamental en el funcionamiento eficaz de nuestra Facultad. Son pieza clave para la consecución de los objetivos en clave de Centro, y como tal es importante tener en consideración sus demandas de cara al desempeño de trabajo con satisfacción y bienestar.

El profesorado de la Facultad es heterogéneo y diverso, de ahí que las necesidades de este colectivo sean también de muy diversa índole. Es importante mostrarse sensible a cada necesidad planteada y escuchar activamente, pues de ello depende el que prestemos un servicio social y público con las mayores garantías de calidad.

 ¿Qué objetivos le gustaría alcanzar si consigue ser elegido?

Considero fundamental aunar la identidad de los diferentes colectivos (estudiantes, PAS y PDI) en una sola, que permita tomar fuerza para hacer de nuestra Facultad un referente nacional e internacional a todos los niveles: académicos, docentes, de investigación y social. Y todo ello en la construcción de un clima de seguridad y bienestar personal.

 ¿Cuáles son sus prioridades de actuación a corto plazo? ¿Qué haría en el primer año si es elegido decano?

Como iniciativa prioritaria a desarrollar con vistas a un año en el caso de ser elegido como decano de la Facultad de Ciencias de la Educación creo que es fundamental trabajar el clima de satisfacción de todos los miembros de los diferentes sectores de la Facultad. Estoy hablando de estudiantes, PAS y PDI, pero no como sectores diferenciados sino como una comunidad. Habría que trabajar mucho los canales de comunicación horizontal, reforzar los procesos de coordinación, desarrollar proyectos que tengan en cuenta la relación de la educación con la igualdad. Eso sería prioritario en mi programa.

Hay que hacer que en esta Facultad las personas se sientan orgullosos de formar parte de ella, de trabajar en ella y de dar lo mejor para que los estudiantes salgan lo mejor formados posible. Además es prioritario asumir el reto de las modificaciones de los planes de estudio en función de la reciente acreditación que hemos tenido con los comités de evaluación externos. En base a esas sugerencias que nos hacen y teniendo muy en cuenta la propia experiencia de los docentes, el PAS y los estudiantes que reciben nuestra enseñanza, elaborar esos nuevos planes de estudio para responder de la manera más eficaz a las necesidades que demandan los estudiantes y sobre todo, a aquellos perfiles profesionales que demanda la sociedad. Estamos en una realidad sociolaboral determinada y tenemos que formar a nuestros estudiantes en base a esa realidad.

 ¿Se olvidarían así los principios básicos de la Educación?

Los principios básicos debemos mantenerlos. Un maestro o maestra debe tener sus principios didácticos, por así decirlo, de cómo enseñar. Eso se mantiene por supuesto pero sí que es verdad que es algo paralelo, no es incompatible. Es totalmente compatible y es importante tener en cuenta esos factores que realmente cuando se estudia una titulación universitaria, en el 95% de los casos, se estudia con vistas a tener un puesto de trabajo. Entonces a esa necesidad también debemos responder haciéndolo compatible con los principios que subyacen todas las titulaciones.

 ¿Qué opina sobre la renuncia del anterior equipo de gobierno?

Entiendo que el entonces decano dimitió para facilitar un proceso renovador en la Facultad y con ello dar lugar a un adelanto electoral. El resto del equipo decide dimitir por coherencia con el proceso iniciado por el decano.

 La US ha entregado los reconocimientos en Prevención de Riesgos Laborales  destacando especialmente a las personas que han luchado por eliminar las conductas de acoso y se han atrevido a denunciar ¿Qué opina sobre ello?

El hecho de que se haya reconocido con el premio de Prevención de Riesgos Laborales de la Universidad de Sevilla a las víctimas que han sido verdaderamente valientes en denunciar este caso dramático de acoso que no debería haber sucedido nunca, me parece no solo bien sino necesario. Hay que reconocer ese valor, esa valentía, el abrir ese camino para que nunca más vuelva a suceder.

En el programa que desarrollo en mi candidatura hay un aspecto concreto que va en ese sentido, en potenciar, incentivar e impulsar los reconocimientos bien en forma de premios o de reconocimiento público de aquellas buenas prácticas y el buen hacer profesional y ético que se dé en el seno de nuestra Facultad.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *