Elecciones Europeas a la vista: la odisea del voto extranjero

Elecciones Europeas a la vista: la odisea del voto extranjero


Tras las Elecciones Generales, 28A, y con la vista puesta en las Elecciones Autonómicas y Europeas, 26M, vuelve la odisea para los más de dos millones de españoles residentes en el exterior. Precisamente, miles de estudiantes que realizan una estancia en el extranjero, a través del programa Erasmus, se encuentran con varios obstáculos para poder ejercer su derecho a voto.

Burocracia excesiva, plazos demasiado justos y viajes de varias horas a consulados, desde 2011 se repiten estos problemas. Ese mismo año fue cuando PP, PSOE, CiU y PNV reformaron la LOREG para instaurar el voto rogado. Así, año tras año la participación exterior cae. En 2008 la participación de residentes en el extranjero fue del 31,7% del censo, según los datos del INE. En las elecciones del pasado 28 de abril solo un 6,16% de los españoles residentes en el extranjero logró votar.

María Galán, estudiante de Marketing en la UMA, residente temporalmente en Lieja (Bélgica), es una de esas personas que habita en el exterior y que después de muchas trabas ha conseguido votar. “Hay miles de cosas que hacemos por internet, no entiendo porqué esto no”, es lo que declara Galán. Para ella rogar el voto solo ha consistido en viajar desde Lieja a Bruselas, donde se encuentra el único consulado en Bélgica.

“Hay miles de cosas que hacemos por internet, no entiendo porqué esto no”

“He tenido suerte porque en este país si se trata de elecciones te pagan el franqueo”, dice la estudiante de Marketing. Pero esto no pasa en todos los países y los españoles tienen que llegar a pagar por ejercer su derecho a voto. Respecto a las próximas elecciones, pese a las dificultades, Galán no se resiste a rogar su voto. “Ya he pedido mi voto para las Elecciones Europeas porque me intereso y quiero, pero hay mucha gente que aunque quiera y se interese no puede hacerlo”, manifiesta.

En el otro lado se encuentra Rocío López, estudiante de Periodismo de la UMA, que realiza su Erasmus en Coimbra (Portugal). Los obstáculos del voto rogado no le han permitido ejercer su derecho. Aprovechando una visita a Málaga intentó pedir el voto por correo, aunque la respuesta fue que cuando el voto llegara tendría que recogerlo ella personalmente. Cuando volvió a Portugal el plazo para rogar el voto ya se había acabado. “No nos dan facilidades a los estudiantes que estamos fuera y no tenemos consulado en nuestra ciudad”, dice Rocío López.

“No nos dan facilidades a los estudiantes que estamos fuera y no tenemos consulado en nuestra ciudad”

“Si tenemos clase entre semana y el consulado está cerrado los fines de semana se hace casi imposible votar”, manifiesta con cierta decepción López. Además, otra de las cosas que hay que tener en cuenta en Portugal es que las conexiones de tren son deficientes.

La labor de información de la Asociación Juvance sobre las Elecciones Europeas

La Asociación Juvance, que buscan fomentar las actividades culturales y educativas en el ámbito universitario, han dado a conocer el proceso de las Elecciones Europeas y así animar a los jóvenes a votar. “No es un proceso difícil, el problema es que hay muchísima falta de información lo que provoca un aumento del porcentaje de abstención, unido a la poca consideración que suele despertar este proceso electoral entre la ciudadanía española”, manifiesta Eva Ruiz Perez, presidenta de la Asociación Juvance.

Reforzar los medios exteriores a través de las embajadas y consulados, es una de las mejoras que plantea Ruiz para agilizar los procesos. También desde Juvance se opta por implementar “un sistema de votación electrónico a través de medios con seguridad como el certificado digital”.


Compartir