Empatiza UJA: un punto de encuentro para fomentar el emprendimiento aplicado a la acción social

Empatiza UJA: un punto de encuentro para fomentar el emprendimiento aplicado a la acción social


Cerca de 150 estudiantes de los grados de Administración y Dirección de Empresas, y de Estadística y Empresa de la Universidad de Jaén participaron ayer en las Jornadas Empatiza UJA, un punto de encuentro para fomentar el emprendimiento de base social. En las mismas participaron también responsables y representantes de diversas entidades de acción social de la provincia, y el experto Francisco Pizarro, director de desarrollo de negocio de FUNDECYT-PCTEX, que ofreció un conferencia sobre innovación y empresa social. Estas jornadas han estado organizadas por el alumnado de la asignatura Dirección de Marketing II y el profesorado: María Gutiérrez , Fermín Lucena y Carla Marano.

Las jornadas incluyeron una exposición de los trabajos desarrollados en el marco de este programa, en la planta baja del edificio B4. Todos ellos son proyectos de emprendimiento dirigidos a solventar un problema social o ayudar a un colectivo afectado por una determinada situación social. Dichos proyectos han sido desarrollados por equipos formados por el alumnado participante y los responsables de entidades como la Asociación Asperger-TEA Jaén, la Asociación Hermandad de Donantes de Sangre de Jaén, o la Asociación para la Promoción del Acogimiento Familiar en Andalucía, entre otros.

F. Pizarro: “El emprendimiento social no es por lo tanto un fin en sí mismo, sino un medio”

Juan Onofre, estudiante de 3º de Administración y Dirección de Empresas de la UJA, es uno de los participantes en esta iniciativa, y ha desarrollado junto a su equipo de trabajo el proyecto AMEDENTRIX en colaboración con la Asociación Provincial de Autismo. “Se trata de una aplicación para acercar al dentista a las personas con autismo y sus familias, hemos hablado con muchas de estas familias y sabemos a través de ellas que el modus operandi  se basa, muchas veces, en poner anestesia general al paciente, en este sentido hemos visto una falta de empatía del dentista hacia las personas con autismo”, explica el estudiante. “Esta aplicación funciona como una especie de red social para que los dentistas conozcan a sus pacientes, sepan qué les gusta y cómo empatizar con ellos”, añade. Como ésta son muchas las ideas y proyectos que han nacido a través del trabajo colaborativo, y dentro de este programa, para dar respuestas a diversas problemáticas de base social.

En total se presentaron 26 proyectos, con otras ideas como es el caso de ACOGELANDIA, que se basa en el diseño de un parque infantil dirigido a facilitar el acercamiento entre los menores y las familias de acogida, un proyecto desarrollado por el alumnado en colaboración con APRAF-A. O la aplicación AfixApp, un proyecto diseñado en colaboración la Asociación de Fibromialgia de Jaén, que fue finalmente el proyecto ganador y más votado de entre todos los expuestos. Cada uno de sus responsables obtuvo como recompensa un bono de 200 euros a gastar en la tienda oficial de la UJA.

Comprometerse a emprender

Las jornadas incluyeron también una conferencia impartida por Francisco Pizarro, director de desarrollo de negocio de FUNDECYT-PCTEX, sobre acción, innovación y emprendimiento social. “Las ideas no surgen espontáneamente sino que son el fruto de un proceso, la acción social es de esta manera un proceso reivindicativo que expresa una realidad deficitaria, a partir de la cual se buscan nuevas formas de abordarla, esto es la innovación social, y cuando creemos que tenemos una solución adecuada, hay que darle sostenibilidad y viabilidad, y eso es la empresa social y el emprendimiento”, subrayó el experto para este periódico minutos antes de su intervención.

“El emprendimiento social no es por lo tanto un fin en sí mismo, sino un medio, la empresa social es una herramienta no un fin, el fin es el problema social que queremos resolver, es decir las personas que tienen ese problema, a partir de ahí es un proceso de descubrimiento para ver cuál es la fórmula más adecuada para resolverlo”, señaló. En este punto Pizarro aclaró que el emprendedor social es una persona comprometida, que se olvida un poco de sí misma y de sus propios intereses para volcarse en una causa social.


Compartir