Empleo y educación en valores


El secretario de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Marcial Marín, participó ayer lunes en la reunión del Consejo de Ministros de Educación de la Unión Europea, celebrada en Bruselas, donde subrayó la importancia de una educación superior dirigida al empleo así como el fomento de los valores democráticos y de tolerancia en los centros educativos.

Marcial Marín señaló durante su exposición la importancia de desarrollar un plan educativo enfocado al empleo, así expuso que “la empleabilidad es una exigencia para las instituciones de Educación Superior, reclamando que estas “jueguen un papel importante y preparen a los estudiantes para los cambios del mercado de trabajo”. El secretario de Estado se refirió a cómo la educación actual está dirigida a la formación en “empleos futuros, muchos de los cuales no existen” todavía, incidiendo en la necesidad de preparar a los jóvenes en competencias y habilidades transversales no cognitivas, aprendizaje basado en el trabajo así como a colaboraciones estructurales con las empresas.

Para desarrollar estas directrices, Marín ha expresado la necesidad de que “se siga promoviendo la coordinación entre los Estados miembros, con el intercambio de mejores prácticas y recomendaciones sobre empleabilidad de los graduados”. Como ejemplo de práctica, ha propuesto el modelo español de intercambio de datos entre las universidades y la Seguridad Social, con encuestas a estudiantes y empresas para orientar a los centros a desarrollar programas que atiendan la demanda de empleo. Así, Marín ha propuesto llevar este modelo de actuación al resto de Europa para hacer un seguimiento de los egresados. En la misma línea ha subrayado la importancia de fomentar foros de debate entre entidades empleadoras y centros de educación.

El debate entre los ministros de Educación también ha reflejado la preocupación de los mismos en torno a la educación en valores y los principios democráticos, haciendo referencia a la ya firmada Declaración de París el pasado 17 de marzo de 2015. En ella se expone el papel de la educación “como herramienta fundamental en la defensa de los valores europeos de libertad y ciudadanía para hacer frente al fanatismo y el radicalismo”. Marín ha expresado así que “cualquier actuación que persiga la educación inclusiva y en valores de tolerancia y respeto, ha de contar con la participación de las familias en el centro, junto con los profesores y todos los agentes y sectores sociales locales que participan en la comunidad educativa”, en esta línea ha solicitado que se consideración la posibilidad de presentar “en un futuro próximo un proyecto de recomendación para el fomento de nuestros principios y valores que fundamentan la construcción de la Unión Europea en nuestros sistemas educativos, en el pleno respeto del principio de la subsidiariedad”.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *