Elisa Pérez: “debemos potenciar otras oportunidades de ocio alternativas y en eso estamos trabajando, en crear la ciudad que queremos”

Elisa Pérez: “debemos potenciar otras oportunidades de ocio alternativas y en eso estamos trabajando, en crear la ciudad que queremos”


De origen cordobés, Elisa Pérez, concejala de Juventud en el Ayuntamiento de Málaga se declara profundamente de la ciudad donde ostenta su puesto. Desde los 13 años reside en la provincia, para pasar a la capital cuando comenzó sus estudios en la Universidad de Málaga. Es licenciada en Derecho por la UMA y su pasión por seguir formándose hace que en su curriculum destaquen varios máster y cursos de especialización, así como idiomas, entre los que destaca sus conocimientos de chino. Su interés por la gestión comenzó en la universidad, de la mano del grupo Reforma, donde trabajó por mejorar el día a día de su facultad y entró de lleno en la representación estudiantil, pasando por los diferentes órganos de Gobierno, siempre por el interés general.

Dentro de la línea de trabajo universitaria, Elisa Pérez entró en contacto con Nuevas Generaciones del Partido Popular, donde continuó trabajando por los intereses de los jóvenes. La llegada a la Concejalía de Juventud del Ayuntamiento de Málaga se produjo de forma “circunstancial, aunque he tenido inquietudes políticas no tenía como un objetivo ni con idea de dedicarme a ella”, pero su perfil formativo y con amplia experiencia en gestión la llevó a que  en esta legislatura, Francisco de la Torre contara con ella para dirigir las políticas de Juventud malagueña.

En Aula Magna, hemos hablado con ella para conocer desde dentro la Concejalía de Juventud que dirige.

¿La edad cuenta a la hora de dirigir un Área de Juventud?

La edad es un número, pero si es cierto que el alcalde entendía que al ser la persona más joven de las que le acompañaban y precisamente por eso, porque tengo contacto con las asociaciones y la propia cercanía a nuevas generaciones, debía ser un perfil joven el que dirigiera este área. Con 36 años sigo compartiendo preocupaciones y las inquietudes con los jóvenes. No es algo imprescindible, pero es algo importante porque tienes la empatía con las preocupaciones de los colectivos y entidades de los que se acercan al área.

¿Qué es lo más grato y lo más difícil de su trabajo al frente de la Concejalía de Juventud?

Lo más agradecido quizás es la gestión y promoción del talento. Para mi es muy grato recibir muchos proyectos, creativos, culturales y de talento de la juventud de Málaga. Hay programas que dan a ello y que cada año te sorprenden más, como el MálagaCrea. Todos los años examinamos los proyectos y cada año nos llevamos una nueva sorpresa, la juventud es más creativa y tiene más talento e inquietudes.

Elisa Pérez, concejala de Juventud en MálagaQuizás lo más ingrato y difícil, por su parte, es solventar problemas que todavía preocupan y afectan de lleno a la juventud, que es la falta de trabajo y las trabas a la hora de emanciparse con unas condiciones laborales que lo permitan. Desde el Área de Juventud hemos trabajado por diseñar programas que busquen mejorar las posibilidades de encontrar empleo en los jóvenes. Un ejemplo de estas ayudas son las destinadas al carnet joven, una subvención para sacarse el carnet de conducir. Descubrimos que a la hora de buscar trabajo es una pregunta a la que te enfrentas y que es importante, así que le dimos una solución. El acceso al empleo y la vivienda son una preocupación que trabajamos desde un punto de vista transversal, mediante formación, mejoras de condiciones financieras para los jóvenes…

¿Cuál considera que es el mejor proyecto que se lleva a cabo actualmente?

Hay muchos y es muy difícil elegir. Cuando llegué al Área de Juventud es cierto que había muchos programas con mucha trayectoria pero quizás de lo que me siento más orgullosa es de haberme enfrentado a todos ellos desde un punto de vista realista. Había muchos que repetíamos por su trayectoria, pero quizás me preocupaba más actualizar el perfil de los jóvenes, pues teníamos datos sin actualizar que dibujaban a un joven de hace años, concretamente de los estudios realizados en 2012, y me preocupaba que estuviéramos repitiendo herramientas de manera sistemática por comodidad. Para solventarlo estuvimos trabajando con la Universidad de Málaga y con asociaciones y entidades juveniles en actualizar el perfil de los jóvenes, actualizando así las herramientas, programas y actividades para que se adecuaran mucho más a lo que los jóvenes estaban pidiendo.

Hemos trabajado mucho en actividades formativas pero es cierto que el ocio juega un papel importante y tenemos que tenerlo en cuenta, porque al fin y al cabo son jóvenes. Hoy estamos ofertando un amplio programa con muchas actividades, donde juega un papel fundamental la prevención, y todo ello se centra en que hablamos en su idioma. El principal logro que puedo destacar al frente de la Concejalía y de todos los proyectos llevados a cabo es la posibilidad de sentarse de una forma sensata y honesta y actualizar los programas enfocándonos a aquellos a los que van dirigidos.

¿Cuáles son los objetivos de la Concejalía de Juventud de cara al final de la legislatura?

Para nosotros es muy importante, y así lo hemos trasladado a los representantes del gobierno español, seguir trabajando en los ámbitos de consumo de los jóvenes, la perspectiva del disfrute, de cómo se enfrenta al ocio y el tiempo libre. Los datos del último informe son francamente preocupante, pues el consumo de alcohol comienza a una edad mucho más temprana.

Elisa Pérez, concejala de Juventud en MálagaLos datos últimos del perfil decían que en Málaga un tanto por ciento muy elevado decían que habían participado en alguna de las actividades de prevención, lo que para nosotros es muy importante, pues nos anima a seguir profundizando a través del Plan de prevención de consumo de drogas. Así mismo, queremos seguir trabajando en la promoción de la cultura, pues Málaga tiene mucho talento y algunos jóvenes no encuentran la oportunidad de canalizarlo por falta de medios, y en  eso estamos trabajando. Hace pocos días presentábamos el Estudio de Grabación en la Caja Blanca, en espacio que cada vez tiene más contenido, un público más fidelizado y se está convirtiendo en un punto de referencia entre los jóvenes.

La Caja Blanca es uno de los espacios más importantes para fomentar la participación de la Juventud ¿Qué importancia se le da desde el Ayuntamiento?

Para nosotros es muy positivo. La experiencia nos ha dicho que ha sido muy grato contar con ese centro, porque teníamos muchos programas y equipamiento en muchos espacio de otras asociaciones, que siguen estando, pero así conseguimos llegar a más población juvenil, pues hay un punto de referencia lo que beneficia al contacto directo. Es la gente joven la que viene a plantear inquietudes, tiene un sitio físico donde encontrarnos y el objetivo es seguir profundizando y creando iniciativas que nos reclaman.

¿Con qué presupuesto se cuenta desde la Concejalía de Juventud?

En Málaga disponemos de un presupuesto directo de ejecución de 800.000 euros. Pero hay que tener en cuenta que los programas de juventud se trabajan de manera transversal junto a otras áreas, como por ejemplo la Gerencia de Urbanismo, donde trabajamos con los programas de viviendas para jóvenes. De esta forma se amplía este presupuesto, pues unimos las dotaciones de otras concejalías para sacar adelante los proyectos.

¿Cuáles son los principales problemas de los jóvenes actualmente?

Como principal problema destacaría las dificultades de acceso al empleo. Es la principal preocupación del Área, aunque los Ayuntamientos no tenemos competencias directa en empleo, si es cierto que creemos que podemos colaborar. Muchas veces no sabemos donde ir o cómo enfocar nuestro futuro laboral y aunque tenemos un montón de oferta formativa y específica en materia de formación necesitamos cubrir otra línea más enfocada a cómo acceder al trabajo, con talleres sobre cómo afrontar entrevistas o crear un cv. La inserción laboral la trabajamos a través del instituto de fomento de empleo que atienden desde cada distrito.

A esto sumamos la preocupación entorno a la salud. Para nosotros el único dato positivo que podemos destacar es que la mayor parte de la gente joven participa en actividades de prevención, es decir la información está llegando y está llegado en el idioma que entiende el joven. El problema es que el joven sigue vinculando la práctica de vida no saludables con los momentos de ocio. Positivamente es un joven que practica más deportes y hábitos de vida saludable y con mayor concienciación de las problemáticas de determinados hábitos de consumo pero sin embargo sigue vinculando el consumo de alcohol al ocio. Nosotros interpretamos que debemos potenciar otras oportunidades de ocio alternativas y en eso estamos trabajando, en crear la ciudad que queremos, fruto de la actividad conjunta entre todos los sectores sociales de Málaga.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *