María D. López: “el legado que se adquiere permanece para siempre en cada persona” que coopera


María D. López Rodríguez, natural de Almería, es licenciada en Ciencias Ambientales y cuenta con el Máster en Agua y Medio Ambiente. Su trayectoria profesional estuvo inicialmente relacionada con la gestión de recursos naturales. En 2013, empezó a trabajar en el Centro Andaluz para la Evaluación y Seguimiento del Cambio Global y, a su vez, a realizar el Doctorado en Ciencias Aplicadas al Medio Ambiente en la Universidad de Almería. En estos momentos, la almeriense está finalizando su tesis doctoral “Interfaces ciencia-gestión en el ámbito de la gobernanza ambiental”, enmarcada en el ámbito de las Ciencias de la Sostenibilidad. Santuario Histórico de Machupicchu. Área Natural del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas de Perú.

El objetivo de la tesis doctoral es desarrollar metodologías que favorezcan el trabajo colaborativo entre investigadores (generadores de conocimiento científico), gestores (encargados de la gestión del medio natural) y agentes sociales (usuarios de los servicios ecosistémicos) para promover soluciones ambientales efectivas. La mayor parte de las actividades de investigación que forman parte de su tesis han sido financiadas por Programas Europeos y Españoles de Cooperación Internacional para la Innovación al Desarrollo con Marruecos y Perú.

¿Habías participado anteriormente en algún programa con características similares?

Desde 2013 mi trayectoria laboral ha estado vinculada a la cooperación en materia de investigación. Anteriormente, he participado en dos proyectos de cooperación internacional entre España y Marruecos basados en el intercambio y transferencia de información de metodologías para unificar criterios de gestión ambiental y promover la conservación y el uso sostenible de hábitats de interés común para ambos países. En la actualidad, estoy trabajando en un Proyecto de Investigación en Perú a través de una beca concedida por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

¿Qué te incitó a participar en una experiencia como esta?

En mi caso los proyectos de cooperación internacional han representado una oportunidad laboral para adentrarme en la investigación ambiental y a la vez colaborar con otros países en el impulso de la innovación en el marco de la sostenibilidad. Este tipo de programas me han permitido transferir investigaciones realizadas en España y adaptarlas a contextos socioeconómicos y culturales de otros países. Además de ser una fuente de financiación para desarrollar mi tesis doctoral, sobre todo han contribuido a mi desarrollo profesional y personal. Parque Nacional Huascarán, Cordillera Blanca, Andes. Área Natural del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas de Perú en las que se están desarrollando experiencias piloto de interfaz ciencia-gestión-sociedad.

¿Cómo ha sido el proyecto: temática, lugar, duración, participantes, etc.? ¿Cuáles han sido las tareas que has tenido que realizar durante el plan de cooperación?

El proyecto de investigación en el que estoy participando, “Diseño de modelos de gestión adaptativa y participativa para fortalecer la gobernanza ambiental de las áreas naturales protegidas de Perú”, ha sido promovido por la Universidad de Almería (España), Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Perú) y el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado de Perú (Ministerio del Ambiente de Perú). El objetivo general es identificar modelos de interacción que contribuyan a conectar ciencia, gestión y sociedad para favorecer la práctica de la gestión adaptativa en la red de áreas naturales protegidas del Perú. Los resultados de este proyecto pretenden constituir la base para elaborar una estrategia de gestión de dichas áreas, e impulsar estrategias colectivas que garanticen el mantenimiento de los servicios ecosistémicos y el bienestar de las poblaciones vinculadas.

El proyecto comenzó en junio de 2014 y su finalización está prevista para 2017. Hasta la fecha mis tareas han estado centradas en el análisis de los actuales modelos de gestión implementados en las áreas naturales protegidas con objeto de detectar debilidades, fortalezas, amenazas y oportunidades para implementar un enfoque de gestión adaptativa y participativa. En los próximos meses mis actividades de investigación se centrarán en el diseño y ensayo de experiencias piloto de interfaz ciencia-gestión-sociedad en cinco áreas naturales protegidas de los biomas más representativos de Perú. Los resultados de estas experiencias sentarán las bases para la identificación de modelos de gestión adaptativa para fortalecer la interacción ciencia, gestión, sociedad en estas áreas naturales. El número de participantes directos e indirectos en el proyecto (investigadores, gestores y comunidades locales e indígenas) supera las 500 personas, estimándose un incremento progresivo a medida que vaya avanzando el proyecto.

Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas. Área Natural del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas de Perú.

¿Qué es lo que más te ha sorprendido de esta experiencia?

Han sido muchas cosas y todas positivas. Uno de los aspectos que más me impactaron al llegar es el compromiso y el grado de implicación social en temas relacionados con la conservación ambiental. Al contrario que ocurre en países más industrializados como España,  probablemente la sociedad peruana tiene más interiorizado que el bienestar humano depende de la conservación de los servicios que nos proveen los ecosistemas. La implicación activa de la sociedad es fundamental para alcanzar retos ambientales en materia de conservación, y Perú cuenta con un escenario idóneo para ensayar metodologías de gobernanza ambiental de áreas naturales protegidas.

A nivel laboral, desde el primer momento me integraron en el equipo de trabajo, se encargaron de formarme y facilitarme la información necesaria para contextualizar la investigación, así como de poner todos los medios a su alcance para que realizara mis tareas en las mejores condiciones. Me siento enormemente agradecida de formar parte de un equipo que con mucho esfuerzo y pocos medios es capaz de demostrar que se pueden alcanzar grandes objetivos relacionados con la conservación de la biodiversidad. A este respecto, quiero aprovechar para dar las gracias a todos los compañeros/as peruanos por confiar en mí, valorar los resultados de la investigación y apoyarme para continuar progresando en mi tesis doctoral.

¿Qué te ha aportado este proyecto personal y profesionalmente? ¿Crees que aumentará tus posibilidades profesionales en el futuro?

En mi opinión cualquier experiencia de cooperación contribuye tanto al enriquecimiento personal como al profesional. El intercambio cultural, el aprendizaje social y el trabajo colaborativo son algunos de los valores intrínsecos de la cooperación. Entre otros, participar en experiencias de este tipo ayuda a valorar el esfuerzo que realizan otras sociedades para progresar a pesar de la escasez de medios y recursos, fortalece la capacidad para priorizar cuestiones relevantes y contribuye a adquirir una disciplina de trabajo en equipo en condiciones de igualdad. Por ello, creo que la cooperación es un valor añadido para el currículum profesional de cualquier ámbito de trabajo. Reunión entre investigadores y gestores en el Parque Nacional Huascarán al inicio del proyecto.

A nivel profesional, me siento afortunada de participar en un proyecto que tendrá un impacto directo sobre la red nacional de áreas naturales protegidas de un país megadiverso como Perú. A escala planetaria solo existen 17 países megadiversos. En conjunto albergan más del 70 % de la biodiversidad mundial ocupando el 10 % de la superficie del planeta. El capital natural y el valor ecológico de esta red de áreas naturales es de vital importancia para el mantenimiento de servicios ecosistémicos a escala local, regional e internacional. Poder colaborar en un proyecto que trata de diseñar modelos de gobernanza basados en el mantenimiento de los servicios ecosistémicos y el bienestar de las poblaciones dependientes de las áreas naturales protegidas de Perú supone un privilegio para cualquier investigador del ámbito de las ciencias de la sostenibilidad.

¿Qué ha aportado tu universidad al proyecto? ¿Qué facilidades te ha dado la universidad?

El Vicerrectorado de Relaciones Internacionales se encarga de informar de las convocatorias abiertas para solicitar becas de cooperación internacional a todos los estudiantes de la Universidad de Almería. En mi caso, su función ha sido clave para optar a becas financiadas por agencias y/o entidades externas de cooperación, como en la que actualmente participo y así progresar en mis estudios de doctorado. Igualmente, se encarga de dar apoyo a los estudiantes para formalizar los convenios con las Universidades de destino así como de asesorar de cuestión administrativa relacionada con la beca en el país de destino.

¿Qué consejos darías a estudiantes que vayan a realizar algún proyecto de Cooperación en el futuro?

Les recomiendo que se lo tomen como una experiencia de enriquecimiento tanto profesional como personal. Cualquier oportunidad para aprender de otras culturas, saberes y costumbres debería ser aprovechada al máximo ya que el legado que se adquiere permanece para siempre en cada persona que lo experimenta.

Los primero recelos, las primeras dudas, se desvanecen en cuanto pisas el nuevo lugar que te acoge y que te invita a colaborar con ellos para bien de países tan diversos como pueden ser en este caso Perú y España, y que en definitiva dejará en el investigador un auténtico poso de experiencia y vida. Participantes en el taller de trabajo sobre interfaz ciencia-gestión-sociedad en el Parque Nacional Huascarán


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *