La Academia Uniplaces facilita la búsqueda de alojamiento a los estudiantes en su país de destino


La joven Marta Fernández Cruz, de 21 años y natural de Guadix, es estudiante del último curso de Traducción e Interpretación de alemán y francés en la Universidad de Granada y embajadora de la Academia Uniplaces en la ciudad de la Alhambra. Esta plataforma pone en contacto a todos los embajadores de la marca en Europa con el objetivo de crear una comunidad que ayude a los alumnos internacionales a mejorar su experiencia en el extranjero, especialmente con la búsqueda de alojamiento.

Esta iniciativa proporciona una serie de retos y tareas que los propios embajadores escogen para aprender cómo desarrollar y promocionar Uniplaces en una ciudad y cómo facilitar la búsqueda de alojamiento. El proyecto surgió en noviembre de 2015 con la finalidad de crear una fuerte comunidad de embajadores en toda Europa para el 2016 y asentar de esta forma la presencia en las ciudades que operamos. Marta Fernández, embajadora de Uniplaces en la ciudad de Granada.

¿Cómo surge la idea de la Academia Uniplaces?

La idea surge de los mismos valores y espíritu de la compañía, basada en el emprendimiento (Uniplaces es un caso de éxito como startups que levantó hace poco 22 millones de euros de inversión) y en la voluntad de ayudar a los estudiantes. La Academia Uniplaces fue ideada para forjar los futuros emprendedores y ayudarles a empezar a tener experiencia laboral, a la vez que aprendían y disfrutaban de una experiencia internacional. Además, al tener las oficinas en Lisboa y Londres, Uniplaces necesitaba una presencia más física en las 40 ciudades donde opera para crear más confianza y proximidad en las universidades donde es colaboradora.

¿Qué pasos tuvisteis que seguir hasta formar la compañía?

Uniplaces nació como proyecto en 2013 cuando Ben (británico), Miguel (portugués) y Mariano (argentino) se conocieron en el Reino Unido. Los tres jóvenes habían tenido problemas para encontrar casa en el extranjero, vieron que nadie era responsable de la gestión del alojamiento para en el extranjero y pensaron que podría ser buena idea crear la primera empresa que ofreciera un servicio de garantía y confianza en Europa. Estos emprendedores se trasladaron a Portugal y allí empezaron a construir lo que hoy en día es Uniplaces. Al principio con ahorros propios, luego con una ayuda de StartupChile y finalmente con el apoyo de capital privado que culminó en la reciente ronda de 22 millones de euros.

¿Qué ayuda recibisteis y/o recibís, tanto en orientación como económicamente, para hacer realidad el proyecto?

El primer paso al entrar en el equipo de Uniplaces es la formación, tienes que estar al tanto de qué es exactamente, cómo funciona y cuál es tu cometido. Para esto, nos mandan correos con documentos (normalmente powerpoint) que faciliten la comprensión del proyecto, hacemos llamadas por Skype en las que nos explican las dudas que tengamos y nos hacen usuarios de la página de la academia, donde nos motivan a promocionar Uniplaces en nuestra ciudad y nos dan trucos para ser el embajador número uno. Es una forma interesante de hacer del trabajo un juego con un objetivo clave.

Estamos en continuo contacto con la sede de Portugal y con el encargado de España, Samuel Toribio, de forma que nos van aconsejando sobre cómo movernos, tanto por las redes sociales como en la calle, y resolver así todas las dudas que nos vayan surgiendo. También tenemos correspondencia vía email con el resto de embajadores de España, por lo que compartimos ideas para facilitarnos el trabajo unos a otros.

Mariano Kostelec, Ben Grech y Miguel Amaro, fundadores de Uniplaces.

Además, dejan a tu disposición todo el material necesario sin coste alguno para tu bolsillo y ganas dinero haciendo trabajos como crear eventos, estar en contacto con los Erasmus y hacer que conozcan Uniplaces, entre otras actividades. Siempre teniendo en cuenta que somos estudiantes y no contamos con todo el tiempo del mundo, es decir, cobras por los trabajos que hagas dentro de tus posibilidades y del tiempo del que dispongas.

Los embajadores de Uniplaces no solo ganamos el dinero que nos dan a cambio de los proyectos que llevamos a cabo, sino que, además, ganamos experiencia profesional de la mano de una empresa de prestigio internacional, lo que nos abre millones de puertas al mercado laboral, que cada día pide más requisitos y experiencia, y hace prácticamente imposible el acceso de los recientemente graduados o licenciados a un puesto de trabajo digno. No es solo un trabajo, es una oportunidad.

¿Qué tareas llevas a cabo en la Uniplaces Ambassador?

Como embajadora en Granada, mi trabajo es principalmente promocionar Uniplaces en mi ciudad, hacer que la conozcan, pero sobre todo y en especial, facilitar la búsqueda de alojamiento y, con ello, la estancia de estudiantes tanto locales como extranjeros, teniendo en cuenta que esta actividad presenta una mayor dificultad para los que vienen de fuera.

Al vivir en Granada, puedo realizar mi trabajo tanto por las redes sociales como personalmente a pie de calle, lo que da confianza a las personas que quieran contratar nuestros servicios, ya que disponen de alguien material a quien agarrarse en caso de duda.

Este no es un trabajo como otro cualquiera, es una posibilidad de formarte como profesional a la vez que entras en contacto con gente de otros países, ayudándoles, organizando eventos, enseñándoles la belleza de Granada (en mi caso) y cómo vivir según las costumbres de la ciudad andaluza.

Asimismo, nos encargamos de los estudiantes locales que se quieren ir de Erasmus, facilitándoles su estancia incluso antes de haber dejado su país de origen. A nadie le gusta ir a un sitio desconocido, tanto geográfica como culturalmente, sin saber dónde va a vivir. Una de las sedes de la startup.

¿Qué diferencia hay entre Uniplaces y otras empresas de alojamiento?

La diferencia entre Uniplaces y otras plataformas de alojamiento que operan en Europa radica en dos ámbitos: el producto y el proyecto. Uniplaces tiene la página web traducida en varios idiomas, verifica las casas que anuncia (enviando un fotógrafo a tomar las fotos), tiene un sistema de pago antifraude (no se transfiere el dinero al propietario hasta que el estudiante pasa 48 horas en la casa) y es garante, por lo que cubre la renta al propietario en caso de que el estudiante se vaya de la casa antes de la finalización del contrato.

Por otra parte, Uniplaces tiene un proyecto muy consistente en cuanto a la Responsabilidad Social Corporativa. A través de la Academia intenta fomentar la empleabilidad de los jóvenes en Europa (especialmente en España) y además dispone de un entramado de becas de alojamiento de prestigio internacional que fueron solicitadas en 2015 por más de 10.000 estudiantes europeos.

¿Qué tipo de conexión existe entre Uniplaces Ambassador y la Universidad de Granada? ¿Qué facilidades os da la UGR y que ofrecéis vosotros al centro?

Actualmente, la Universidad de Granada promociona Uniplaces en la ciudad a cambio de un 25% de los servicios por la reserva de los estudiantes de la UGR. No obstante, Uniplaces quiere invertir más en la Universidad, ofertando los puestos de embajadores de marca, ofreciendo prácticas en verano en sus oficinas y dando becas a sus estudiantes.

¿Cuáles son vuestras expectativas e ideas de futuro sobre este proyecto?

De este proyecto, esperamos que los estudiantes aprendan y disfruten de la experiencia de formar parte de una comunidad internacional y de una startup. Muchos de ellos esperamos que sean los emprendedores del futuro y una primera experiencia en la Academia Uniplaces les puede ser muy útil. Por otro lado, también confiamos en que ellos nos ayuden a extender la imagen de Uniplaces en todo el continente y faciliten el tedioso problema de buscar alojamiento cuando sales de tu zona de confort.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *