“Necesitamos empuje para hacer crecer el tejido empresarial de nuestro país”

“Necesitamos empuje para hacer crecer el tejido empresarial de nuestro país”


El madrileño Víctor R. Alonso Sánchez estudió Administración y Dirección de Empresas en la Universidad Complutense de Madrid, carrera que no hizo por un impulso vocacional. Sin embargo, el emprendedor que siempre se consideró “más artista que financiero”, ha incorporado a su vida casi la primera lección que recibió al entrar en la facultad. Un profesor de 1º de Economía de la Empresa les dijo “ustedes no están aquí para ser contables, están aquí para crear empresas”, una frase que aún late en su cabeza. Actualmente, el emprendedor madrileño es autor de la marca de snacks Piraña, con Tostaderos Sol de Alba como aliados.

En alguna entrevista has comentado que tu vuelta al mundo supuso un punto de inflexión en tu vida, ¿qué crees que te aportó el viaje personal y profesionalmente? ¿La idea de formar la empresa surgió durante ese viaje?

Considero que todo viaje de largo recorrido nos ofrece un gran aprendizaje. El viaje me aportó apertura mental, ductilidad ante los cambios, constancia y perseverancia ante las dificultades y retos. Si eres observador puedes aprender mucho de hábitos de consumo e ideas de negocio en otros países y culturas. Además haces crecer tu espíritu aventurero, y todo aquel que desee emprender o vivir con alegría, tendrá que aceptar ese aspecto vital, la vida es una aventura, pues está repleta de incertidumbres. La idea de emprender me surgió durante el viaje, aunque antes del mismo, siempre había sido una persona muy emprendedora. El hecho de dar la vuelta al mundo, es otro tipo de “empresa”, de reto.

¿Por qué decidiste invertir en una compañía de kikos?

No decidí invertir, directamente cree una compañía y una marca, cuyo producto principal eran los famosos kikos de España. En Argentina no existía el producto y observando sus comportamientos de consumo tan similares a los nuestros, pensé que podría encajar en su hábitos alimentarios. Además el sector de los snacks en Argentina por aquel momento estaba muy poco desarrollado. Encontré esa oportunidad de negocio.

Captura de pantalla 2016-05-12 a las 11.44.02

¿En qué consiste “Piraña”?

Piraña Nuts es una nueva marca de snacks que pretende ofrecer experiencias realmente diferentes al consumidor a través de productos nobles como los frutos secos, más sabores muy intensos, exóticos y naturales, algo que en la actualidad en España es una gran novedad. El nombre nos evoca el instinto que todos llevamos dentro y que no entiende de limitaciones por las jerarquías. Si lo siento, lo hago, actúo. Cómo una Piraña actuaría sin pensar cuál es el tamaño del animal al qué se enfrenta. Es un impulso incontrolable, cómo lo es comer Piraña una vez que probaste nuestro auténticos sabores que salen de lo común.

En la actualidad comercializamos cacahuetes tostados con sabores naturales de Curry Masala, Kentucky Barbecue y Wasabi&Salsa de Soja. La marca nace en España en octubre de 2015 y gracias a la Joint Venture constituida junto a la prestigiosa empresa de snacks Tostaderos Sol de Alba, esta idea y este sueño está siendo posible. Nuestros objetivos es convertirnos en una marca de snacks con corazón, diferente, pues en el sector snacks no existen marcas realmente que despierten ese vínculo emocional con el consumidor. Además hemos comenzado, gracias al excelente equipo de exportación de Tostaderos Sol de Alba, a exportar a países como Marruecos, Argelia, Inglaterra, Francia, Lithuania y en breve a China.

Mis labores dentro de la empresa se centra en la visión de marca e innovación en cuánto a nuevos productos que continúen la línea marcada. La idea del negocio y de la marca las desarrollé en Argentina hace casi tres años. Es decir, estoy enfocado en liderar las transmisión de las emociones en la marca, más técnicamente, estaría encuadrado en gran medida en el departamento de marketing, aunque, al ser el ideólogo de la marca, abarca muchos más puntos que el referido. Es una tarea más estratégica que de gestión. Toda esta idea sin la participación de un excelente partner como Tostaderos Sol de Alba S.A, en un mercado tan competitivo, hubiera sido muy difícil de desarrollar.

¿Qué pasos tuviste que seguir hasta formar la empresa?

Como señalaba la idea la desarrollé en Argentina hace aproximadamente tres años. Después de ello, decidí intentar lanzar el proyecto en Europa, comenzando por España. Busqué proveedor que pudiera producirme el producto que quería lanzar al mercado. Además conseguí el partner ideal en el desarrollo de sabores naturales. Finalmente en la búsqueda de partner para producción, encontré a Tostaderos Sol de Alba, quienes se entusiasmaron con el proyecto y decidieron entrar en el mismo constituyendo una empresa junto a mi, que custodiase la marca Piraña que yo había creado. Este hecho empujó la idea de manera poderosa, pues su experiencia tanto en producción como en distribución, están siendo claves. El sector alimentación es extremadamente competitivo, y sin una buena distribución es muy difícil o lento introducir un producto en el mercado.

Captura de pantalla 2016-05-12 a las 11.44.36

¿Qué ayuda recibiste y/o recibes para hacer realidad el proyecto?

Mi experiencia en Argentina emprendiendo durante cuatro años y lanzando una marca me ayudó mucho en esta etapa en España. Soy de los que consideran que tanto la suerte como la ayuda, en gran parte la debe buscar uno mismo. El lograr la unión de esfuerzos con Tostaderos Sol de Alba S.A, su gran involucración en el proyecto, ha sido la gran ayuda en el proyecto. Sin un buen partner en este sector, complicaría mucho cualquier tipo de lanzamiento. Ahora bien, no desanimo a emprendedores que tengan una idea en este campo, pues quizás lo que deben es enfocar sus lanzamientos a menor escala, eligiendo un canal de distribución muy particular. Existen maneras de comenzar a diferente escala e ir creciendo paulatinamente. Hay muchos casos de ello dentro del sector en países como EEUU y Reino Unido. Sólo hay que investigar, proponérselo y lanzarse a ello con constancia.

¿Ha sido difícil expandirse dentro y fuera de España?

El crecimiento en España es complicado. Hay muchísimos productos en el mercado, marcas con grandes presupuestos y es difícil destacar. Pero desde lo más sencillo uno puede mostrar una cara diferente. Piraña lo está haciendo. Si entran en nuestro Facebook podrán ver las diferentes entre nuestra filosofía y comunicación de marca y otras del sector. Animo a que lo comprobéis por vosotros mismos. Fijaos en nuestro contenido de videos por ejemplo. El sector de los snacks solo habla de lo rico que están sus productos, no tocan emociones, gran error de comunicación de las empresas españolas del sector. Igualmente se puede ver la gran diferencia viendo nuestro primer spot de publicidad.

En cuanto a la expansión en el extranjero, la realidad es que a veces la innovación es mejor recibida fuera que dentro de nuestras fronteras. Gracias a la gran experiencia de exportación de Tostaderos Sol de Alba y a la presencia en las más importantes ferias de alimentación del mundo, la expansión está siendo posible.

Captura de pantalla 2016-05-12 a las 11.42.12

¿Crees que España es un buen país para emprender? ¿Si no lo hubieras hecho aquí, que país hubieras elegido para realizar este proyecto? ¿Por qué?

Sin duda existen mayores barreras de entrada en unos países que en otros. Aunque creo que en ocasiones unos detalles son compensados por otros. Por ejemplo en Argentina las barreras de entrada burocráticas para emprender son altísimas, sin embargo, hay sectores menos desarrollados y las novedades llaman más la atención que en mercados más desarrollados como pueden ser el español. España no es mal país para emprender, pero si lo comparamos con países como Reino Unido y Holanda, seguramente aquí encontremos menos ayudas en un principio. Si no hubiera emprendido en España, lo hubiera hecho en alguno de los dos países nombrados en líneas anteriores. Facilitan mucho fiscalmente lo inicios a los emprendedores, y además son sociedad muy abiertas a nuevos productos. En cualquier caso, posicionar una marca en gran consumo es complejo en cualquier país.

Una de las preguntas que se hacen muchos estudiantes es saber si es más importante participar en intercambios internacionales como Erasmus o tener un buen expediente académico. Tu como empresario, ¿qué perfil preferirías contratar?

Personalmente prefiero a personas que han vivido intercambios internacionales, que han viajado, que se han curtido y valido por si mismos en diferentes entornos. Aunque suena a tópico, es una realidad que estamos inmersos en un mercado globalizado. Es importante estar entrenado en la adaptación a diferentes medios y realidades. La educación formal es importante, pero en ocasiones la encuentro sobrevalorado. Con sólo educación académica no es suficiente si uno desea desarrollarse y destacar.

¿Qué consejos darías a aquellas personas que quieren emprender pero no se atreven?

Les preguntaría: “¿Qué tenéis qué perder? Vivimos con muchos miedos adquiridos por educación sobre todo, por las realidades sociales de nuestros entornos. Si la idea es consistente, el dinero jamás será un problema. Además, repito, se puede comenzar a escalas muy pequeñas, realizando pruebas piloto. Hay que perseverar, ser obsesivo con la idea, creer en ella realmente. Así podremos transmitir con pasión lo qué creemos y dónde queremos llegar con ello. En España hay una gran cultura de temor al “fracaso”, al “error”. Quizás la primera idea o empresa que constituyamos no funcione. Eso no importa, pues la experiencia adquirida será muy valiosa y nos valdrá para seguir avanzando y un día ser exitosos. La vida pasa deprisa, no tenemos tiempo a detenernos por miedos e inseguridades que están más en nuestra mente que en la realidad de la cosa. Trabajo con constancia, atrevimiento y seguridad en uno mismo. Son buenos ingredientes para tarde o temprano conseguir el objetivo marcado.

¿Cuáles son tus expectativas e ideas de futuro sobre este proyecto?

Espero que Piraña Nuts se consolide como una marca de snacks diferente. Una marca qué no sigue el camino marcado y tradicional e intente evocar e inspirar en un sentido más profundo que una mera marca de snacks o frutos secos. Me gustaría que la marca siga creciendo en presencia internacional y desarrollar nuevos productos con sabores que nos permitan vivir experiencias muy diferentes y que sorprendan nuestros paladares. Me gustaría que también este proyecto sirva de inspiración para otros jóvenes emprendedores y estudiantes, para que vean que todo es posible y que ellos también pueden crear productos y marcas que lleguen al mercado. Necesitamos empuje para hacer crecer el tejido empresarial de nuestro país no sólo en áreas tecnológicas. Existen muchos sectores dónde innovar y crear.

Captura de pantalla 2016-05-12 a las 11.45.15


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *