España, campeona del mundial universitario de balonmano tras vencer con autoridad a Rumania


La selección femenina de España se ha proclamado campeona del mundo universitario, después de superar con claridad a Rumania en el partido jugado esta tarde e las 14:00 horas el Pabellón Fernando Argüelles, de Antequera. El combinado español que sólo ha perdido un partido en el campeonato, el disputado contra Rumania en la fase de grupos, ha jugado el partido con la lección bien aprendida.

Las españolas han basado el partido en una defensa presionante, que ha forzado muchos errores de las rumanas en ataque, seguida de rápidos contraataques, lo que ha deparado un  marcador con tan solo 34 goles (el menor registro entre los 20 partidos disputados), pero netamente favorable a España 14-20. En el partido por la medalla de bronce, Polonia ha superado a Rusia por 26-27; mientras que los partidos para la clasificación de la parte baja del Campeonato: Japón ha quedado en 5ª posición tras vencer a la República Checa (28-26) e India se ha salvado del farolillo rojo tras vencer a Uruguay por 22-23. Equipo español femenino tras la victoria.

La primera parte del Rumania-España se desarrolló con juego intenso, dominio de las defensa sobre las líneas de ataque, con alternativas en el marcador en los primeros minutos que poco a poco se fue decantando a favor de España que supo combinar a la perfección los goles a la contra culminados por Gutiérrez de Garibay, las batallas en la línea de 6 metros que libró África Sempere contra las torres rumanas Tudor y Perianu, y los lanzamientos exteriores de Manaut. Papel destacado el desarrollado por las guardametas, tanto la rumana Serban, que ocupó la plaza de la habitual Dedu, como, sobre todo, la española Castellanos, con paradas de gran mérito en los momentos en los que las rumanas amenazaban con acercarse en el luminoso. Al descanso, España disfrutaba de una ventaja (7-10) que hacía concebir esperanzas en la victoria.

Esas esperanzas se convirtieron en realidad en los primeros minutos de la segunda parte. Castellanos seguía igual o mejor bajo el arco (en los 25 minutos del segundo tiempo que estuvo en la portería sólo encajó 5 goles) y las transiciones rápidas de España seguían haciendo mucho daño en la defensa de Rumania. Un parcial de 4-0 llevó el marcador a la máxima ventaja del partido 10-17 con 15 minutos por delante. A partir de este momento, el juego de España se serenó, se alargaron las posesiones y se mantuvo el control hasta el 14-20 final. Un triunfo de prestigio que, además fue retransmitido en abierto por el primer canal de Eurosport para todo el mundo y por 101tv para la provincia de Málaga.

La máxima goleadora hispana ha sido Amaia González de Garibay, con 6 tantos, mientras que por Rumania Dana Pricopi materializó 3 dianas.

 

POLONIA, UN BRONCE MUY DISPUTADO

El partido entre Rusia y Polonia por la medalla de bronce comenzó de manera fulgurante y accidentada con un 7 metros y exclusión de 2’ de la polaca Roszak. La pena máxima la transformó Samokhina para el primer gol ruso. Antes de que se llegara minuto 2, la polaca Nowicka sufrió un esguince de rodilla por el que tuvo que ser trasladada a un centro asistencial. Los goles se sucedieron en los primeros minutos en los que los ataque se impusieron a las defensas con 7 goles en los cinco primeros minutos (4-3) favorable a Rusia; 6 en los cinco siguientes (6-7) para Polonia y otros 5 antes del ecuador del período (9-9). En el último tramo de la primera parte, Polonia, asentada en los lanzamientos exteriores de Zych y en la habilidad desde el extremo izquierdo de Pasternack abrió brecha en el luminoso para llegar al descanso con 4 goles de diferencia (13-17). Equipo de balonmano femenino polaco.

En la continuación, Rusia acortó la ventaja e incluso llegó a empatar a 20 el partido antes del minuto 10 gracias a dos goles de Karpacheva, el primero con un gran lanzamiento de cadera. Desde ese momento las diferencias en el marcador fueron mínimas. Polonia logró una ventaja de dos goles con los que enfrentó los dos últimos minutos de partido (24-26); Divak, que exhibió un gran lanzamiento exterior durante todo el partido acortó la distancias a 25-26. Un penalti en cada portería transformados por Zych, para Polonia, y  Samokhina, para Rusia. La lanzadora rusa fue penalizada con 2 minutos de exclusión en la jugada siguiente y a falta de 30” Polonia comete falta en ataque. El entrenador ruso solicitó tiempo muerto para preparar la última jugada, muy bien defendida por Polonia que concedió una falta que la tuvo que lanzar Sadakhova con el tiempo cumplido y ante una impresionante barrera. El balón se quedo en los brazos de las defensas polacas que se adjudicaron por la mínima (26-27) la medalla de bronce de la competición.

Las jugadoras más destacada de Rusia fueron Samokhina, con 8 goles y Divak, con 3; mientras que, por parte polaca Zych se mostró letal en ataque (13 goles) y fue una muralla infranqueable en defensa, acompañada muy bien por la extremo Pasternak, autora de 5 goles.

JAPÓN NUNCA SE RINDE

La última jornada del Campeonato Femenino se ha abierto con la disputa de los cruces para establecer la parte baja de la clasificación. En el Fernando Argüelles, Japón y la República Checa han jugado por la 5ª plaza un partido con dos mitades bien distintas en el que ha quedado claro que el equipo japonés, por difícil que esté la situación, nunca se rinde. El encuentro comenzó de manera fulgurante por parte del equipo europeo que endosó un parcial de 0-4 en menos de cuatro minutos. La ventaja aumentó hasta los seis goles en el minuto 10 (1-7). El dominio checo se asentaba en su lanzamiento exterior, fundamentalmente de Nygrynová, imparable por la defensa nipona durante toda la primera mitad. La debilidad defensiva y la falta de precisión en el ataque lastró al equipo japonés durante los primeros 30 minutos, aunque en los compases finales lograron reducir un poco la desventaja (10-14). Jugadora japonesa en un lanzamiento a portería.

En la segunda mitad, las cosas comenzaron de manera similar y a los 10 minutos, la República Checa había recuperado los 6 goles de ventaja y el partido parecía sentenciado. Nygrynová, que ya había marcado 10 goles, se tomó un descanso y Japón recuperó la velocidad y precisión en ataque y, en solo 5 minutos redujo la distancia a solo dos goles (20-22) y dos minutos y medio después lograban empatar el encuentro a 22. Volvió a la cancha la goleadora checa, pero sus primeros lanzamientos no fueron precisos y en el minuto 21, Japón lograba ponerse en ventaja en el marcador (23-22) por primera vez en el encuentro. Las checas lograron empatar a falta de cinco minutos, pero las japonesas ya estaban lanzadas y, tanto Sasaki como Kawashima se encargaban de culminar en goles la mayoría de las transiciones que se  generaban tras cada robo de balón o imprecisión en el ataque checo. Los nervios y las prisas atenazaban al equipo europeo que cometió dos faltas en ataque fundamentales con 24-24 y 25-24 en el tanteador. Japón no falló e los dos ataques siguientes y tomó una ventaja de dos goles que administró a la perfección hasta el pitido final. Nygrynová, con 11 goles, fue la máxima realizadora del partido, mientras en Japón Sasaki y Kawashima compartían la mejor marca con 6 tantos cada una. 

INDIA ENTREGA EL FAROLILLO ROJO A URUGUAY

Mientras tanto en el pabellón del CTA, Uruguay e India jugaron el encuentro por la séptima plaza y para evitar el farolillo rojo de la competición. En los primeros compases, India tomó una ligera ventaja, de uno o dos goles que se mantuvo durante buena parte de la primera mitad. Hasta el minuto 19 Uruguay no fue capaz de igualar el partido y, un minuto más tarde, conseguía ponerse por delante; aunque al final de los primeros 30 minutos el marcador señalaba un 10-10 revelador de lo igualado del choque.

Una igualdad que se mantuvo hasta el final, aunque en la mayor parte de la segunda mitad, Uruguay mantuvo la iniciativa en el marcador, pero sin lograr abrir brecha en ningún momento. A falta de 5 minutos, Uruguay aún estaba por delante (22-21); pero las jugadoras indias se sintieron vivas y con posibilidades de ganar el partido y lo lograron gracias a la conversión de dos goles, mientras la uruguayas no lograban transformar ninguna de las oportunidades  que dispusieron. Al final 22-23, resultado que deja a las jugadoras asiáticas en séptima posición, mientras que la selección latinoamericana cierra la clasificación en categoría femenina.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *