El acceso a las aulas universitarias, un camino díficil para las mujeres

El acceso a las aulas universitarias, un camino díficil para las mujeres


La Universidad de Granada celebra el Día Internacional de la Mujer con una exposición que recorre el difícil y reciente acceso de las mujeres a las aulas universitarias, destacando a seis de las más emblemáticas que forman parte de la historia de la UGR.

Desde hoy viernes 8 de marzo se presenta en el Hospital Real de la UGR (Patio de la Capilla) una exposición homenaje a través de grandes paneles bajo el título Mujeres en la Universidad de Granada donde se puede seguir la historia de la propia institución acompañada del acceso de las mujeres a la Educación Superior. De este modo se puede observar como no fue hasta el 8 de marzo de 1910, cuando la Gaceta de Madrid publicó una Real Orden del Ministerio de Instrucción Pública, que permitía por primera vez la matriculación de alumnas en todos los establecimientos docentes de nuestro país. Esta orden derogaba otra anterior, la del 11 de junio de 1888, que admitía la entrada de mujeres en la universidad como estudiantes privados, pero con previa autorización del Consejo de Ministros para su inscripción como alumnas oficiales

En la exposición se relata en un primer panel como pasaron 351 años sin mujeres desde la creación de la Universidad de Granada. Así se puede conocer como:

“durante siglos el papel de las mujeres estuvo recluido al ámbito doméstico y las aulas universitarias de Granada, no conocieron a su primera estudiante hasta 1882, año en el que Trinidad López Sainz de Villegas se matricula en la Universidad para cursar estudios de Farmacia, sin llegar a acabarlos”

En el panel Ciencia y Mujeres se explica el difícil acceso de las mujeres a la universidad de forma oficial, un largo proceso, jalonado de obstáculos y dificultades. “En la Universidad de Granada, tras la primera matriculada, Trinidad López Sáinz de Villegas, es Gertrudis Martínez Otero (curso 1892-93) la primera en obtener el grado de licenciada en 1896. Con una presencia casi testimonial de las mujeres, Granada contaba durante el curso 1919-1920 con poco más de 24 alumnas y para el curso 1927-28 con 124. Aun así, era la tercera universidad con más número de mujeres matriculadas después de Madrid y Barcelona”.

Seis precursoras del acceso de las mujeres a la Universidad

  • Eudoxia Píriz Diego: primera licenciada de la Facultad de Medicina por la Universidad de Granada y primera mujer médica en Andalucía. En 1911 será la primera mujer que se matricula en la Facultad de Medicina, obteniendo el grado de licenciada en 1920, a los 25 años de edad, siendo la única mujer entre 19 alumnos graduados.
  • Carmen de Burgos, Colombine: periodista, escritora y activista de los derechos de las mujeres, considerada la primera periodista profesional en lengua española y la primera mujer corresponsal de guerra. En junio de 1885, con 18 años, realiza en la Escuela Normal de Maestras de Granada las pruebas de Reválida para maestra de primera enseñanza elemental.
  • Gertrudis Martínez Otero: primera licenciada en farmacia con un excelente trayectoria. En 1891 comienza sus estudios universitarios en Cádiz y al año siguiente traslada su expediente a la Universidad de Granada. En 1896 obtiene el Grado de licenciada en Farmacia, con sobresaliente. Durante su vida regenta dos farmacias.
  • Joaquina Eguaras Ibáñez, primera profesora de la Universidad de Granada y directora del Museo Arqueológico. Tras estudiar Magisterio, obtiene la licenciatura en Filosofía y Letras (1918-1922) y en 1925 es ya profesora ayudante de la misma Facultad, convirtiéndose así en la primera docente de la Universidad de Granada. Además, ejerce el cargo de directora del Museo Arqueológico y Etnográfico de Granada (1930-1967) y desde 1932 es colaboradora de la Escuela de Estudios Árabes.
  • Elena Martín Vivaldi, poeta y bibliotecaria, fue directora de la biblioteca de la Facultad de Farmacia y Hija Predilecta de Granada. Entre su obras, que gozan de un reconocido prestigio, destacan “Escalera de luna” (1945), “El alma develada” (1953), “Cumplida Soledad”, (1958), “Arco de desenlace” (1963), “Tiempo a la orilla” (1942 – 1984), “Desengaños del amor fingido” (1986) y “Con sólo esta palabra” (1990).
  • Gabriella Morreale de Castro, precursora de la endocrinología moderna en España, su aportación más importante fue la llamada Prueba del Talón. En 1951 obtiene la licenciatura en Química por la Universidad de Granada, con Premio Extraordinario. Recibió casi todos los premios científicos que se otorgan en nuestro país, entre otros, el Reina Sofía de Prevención, el Jaime I de Medicina Clínica, Nacional de Medicina, Severo Ochoa, y Premios internacionales de Sociedades Científicas.

Compartir