Factores propios de las comunidades autónomas afectan a la eficiencia de los hospitales públicos

Factores propios de las comunidades autónomas afectan a la eficiencia de los hospitales públicos


La Universidad de Granada, junto a investigadores de la Universidad de Jaén y la Escuela Andaluza de Salud Pública, han publicado los resultados de su análisis sobre la eficiencia de los hospitales públicos españoles. Un estudio realizado por primera vez tras el inicio de la crisis económica. Llegando de este modo a la conclusión de que está condicionada por las características demográficas y socioeconómicas de cada comunidad.

En total, han sido 230 hospitales generales del Sistema Nacional de Salud (SNS) de las 17 comunidades autónomas los que se han analizado. Siendo el periodo que abarca entre los años 2010 y 2012 el que se ha estudiado.

En primer lugar, la eficiencia técnica global del conjunto de los hospitales alcanzó en 2012 un 0,736, en una escala de 0 a 1. Asimismo, el nivel de eficiencia técnica pura, que contempla el distinto tamaño de los centros, marca un 0,828. A pesar de ello, existe una importante variabilidad por comunidades autónomas. Así, Madrid y Cataluña están a la cabeza en número de hospitales eficientes, seguidos del País Vasco, Galicia y Andalucía.

Además, entre 2010 y 2012 se ha producido un descenso de diversos factores, siendo las compras y servicios exteriores lo único que ha crecido, concretamente un 6,17 por ciento. El mayor retroceso se encuentra en el número de empleados no sanitarios, un 7,58 por ciento, y en el de otro personal sanitario, un 6,71 por ciento. Por su parte, la media de camas instaladas ha disminuido un 1,71 por ciento, pasando de 412,1 a 405,04 camas por centro hospitalario, mientras que la media de personal facultativo a tiempo completo bajó cerca del 2 por ciento, de 283,75 médicos a 278,26.

La variabilidad de la eficiencia entre hospitales públicos

En lo referido a la eficiencia técnica global, en 2012 los hospitales públicos de Canarias se situaron en último lugar, junto a Extremadura, Castilla y León y la Región de Murcia. Por otro lado, el País Vasco llegó al primer puesto, seguido de Madrid, Navarra y La Rioja. Concluyéndose que un 23 por ciento de la variabilidad de dicha eficiencia entre hospitales depende de la comunidad autónoma. Las características específicas de cada comunidad, que influyen en la eficiencia, son particularmente el envejecimiento, la riqueza y las políticas de gasto público de cada una de las mismas.

Existe también una relación estadísticamente significativa con el índice de envejecimiento y el gasto público sanitario per cápita. Bajando 0,091 puntos porcentuales por cada unidad de aumento del índice de envejecimiento y retrocediendo 3,546 puntos por cada 100 euros invertidos en gasto sanitario. En contrapartida, la renta anual per cápita y el gasto per cápita en servicios públicos fundamentales está relacionado positivamente con la eficiencia de los hospitales públicos. Aumentando la eficiencia técnica global 1,575 puntos porcentuales por cada 1.000 euros de renta anual per cápita y 2,272 puntos por cada 100 euros invertidos en servicios públicos fundamentales. Aparte, se produce una disminución de eficiencia en los hospitales generales a medida que aumenta el número de residentes por cada 100 facultativos hasta llegar a 8,95 residentes, número a partir del cual dicho factor aumenta paulatinamente.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *