‘Lo que no mata… engorda’, en noviembre vuelve el Fancine

‘Lo que no mata… engorda’, en noviembre vuelve el Fancine



El festival de cine fantástico de la Universidad de Málaga (Fancine) ya ha puesto en marcha los preparativos de su nueva edición, la número 29, que se celebrará este año del 13 al 21 de noviembre en el cine Albéniz, además de otros escenarios habituales del certamen.

El Fancine presenta el cartel de su próxima cita, que se celebrará del 13 al 21 de noviembre en las sedes habituales del certamenUno de los primeros avances que la organización ha desvelado ha sido su imagen promocional, con un cartel que refleja el leitmotiv en torno al que girará la cita este año: bajo el lema “Lo que no mata, engorda”, Fancine hace suyo uno de los dichos más conocidos del refranero popular para cocinar un evento en el que cine fantástico y gastronomía se unirán para ofrecer una programación de calidad con las novedades más interesantes de la producción internacional de este género. De esta manera, la comida tendrá un protagonismo especial en Fancine; desde los hábitos alimentarios más exquisitos hasta los gustos culinarios más extravagantes se darán cita en la gran pantalla del festival, que en este 2019 acumula otro cumpleaños más consolidándose como una de las actividades más longevas y exitosas que se organizan desde la Universidad de Málaga.

Una vez más, el encargado de realizar este trabajo es el profesor Agustín Linares Pedrero, quien desde el Vicerrectorado de Cultura, diseña y coordina las tareas de desarrollo de la misma junto a su equipo, un grupo multidisciplinar formado por los alumnos de Bellas Artes Edgar Gutierrez, Paola Gutierrez y Marisol Parraga. La obra, un dibujo en blanco y negro donde se evidencia el trazo manual a modo de portada de los clásicos comics europeos de los 80s, presenta a un monstruo gigante y peludo en un oscuro bosque, una suerte de Yeti y Blemias de aspecto afable y bonachón que está devorando su propio brazo felizmente, sin prestar atención a la herida que él mismo se ha provocado.

En esta ocasión, Linares ha tomado diferentes referentes estéticos cuyas influencias están presentes en el resultado final del cartel, que conjuga la crudeza de la estampa con un estilo naif. “Deseché varias opciones para la temática y terminé decantándome por el terror, pero una vez comencé a profundizar en el diseño decidí darle un giro divertido, convirtiéndolo en algo ambiguo. A primera vista parece algo simpático, pero en realidad tiene algo oscuro, una mirada perturbadora, inquietante, pero sin perder gracia y simpatía”, señala el autor, que se ha inspirado en el arte pionero de la obra del primigenio Disney “The Mad Doctor” y en los trabajos de relevantes ilustradores contemporáneos, como Don Kenn, Mc Bess, Charles Burns o Tengu Guru para dar forma a la pieza.

Primeros títulos confirmados

Como viene siendo habitual, la programación de Fancine incluirá un ciclo con el mismo nombre que reunirá películas relacionadas con la temática elegida para esta ocasión. Uno de los títulos que integrará esta sección será Werewolf, una producción polaca dirigida por Adrian Panek que llegará a la cartelera de Fancine después de pasar por citas como Fantaspoa o el BIFFF, donde consiguió el máximo galardón en la categoría a concurso 7th Órbita. La cinta, ambientada a mediados del pasado siglo, muestra la angustiosa situación de un grupo de niños liberados de un campo de concentración nazi, obligados a soportar hambre y sed y acechados por unos perros agresivos en el bosque.

También se unirá a este apartado Death Line, el clásico de Gary Sherman recientemente remasterizada y restaurada digitalmente cuarenta y siete años después de su estreno. Extrañas desapariciones en el metro de Londres se mezclan con leyendas urbanas e investigaciones secretas, todo en una ambientación aterradora con un punto gore que convierten a este título en una de las joyas cinéfilas del subgénero del canibalismo.

Fancine rendirá tributo también a la afamada Delicatessen, la película francesa dirigida por el tándem de realizadores Jean-Pierre Jeunet y Marc Caro que recrea una sociedad postapocalíptica cuya única preocupación es alimentarse para sobrevivir. Esta comedia negra se desarrolla en un ruinoso edificio gobernado por el icónico carnicero Clapet, que intenta por cualquier medio atraer a víctimas que luego servirán de comida para los vecinos de estos peculiares apartamentos.  La representación teatral a cargo del grupo Mu Teatro se basará en esta peculiar trama para armar la performance dentro del calendario de actividades paralelas que Fancine celebrará en calle Alcazabilla.


Compartir