UCA: Una universidad para una provincia.

UCA: Una universidad para una provincia.



La importancia de Cádiz en la Historia de España se refleja en haber sido la clave del esplendor comercial de nuestro país. Aquí, en el año 1500, los Reyes Católicos fundaron el Colegio de Pilotos Vizcaínos, germen de la formación de los pilotos que iban a Indias, y aquí, en 1748, Pedro Virgili consiguió la creación del Real Colegio de Cirugía de la Armada, centro precedente de nuestra actual Facultad de Medicina. Realmente Cádiz fue pionera de muchos estudios universitarios, siglos antes de la propia creación de su Universidad, que ahora cumple los cuarenta años.

La provincia de Cádiz además, no es una provincia cualquiera, no se aglutina solo alrededor de su capital, ni si quiera solo en la Bahía de Cádiz, la provincia tiene algo más de un millón de habitantes repartidos entre sus cuarenta y cinco municipios, entre los que destacan Jerez de la Frontera, que duplica la población de la capital, o centros industriales como Algeciras, Puerto Real, San Fernando, El Puerto de Santa María o Sanlúcar de Barrameda. Esta diversidad es la que ha convertido a su Universidad en una Universidad con cuatro campus universitarios, uno de ellos, a más de cien kilómetros de distancia. La dispersión de Campus puede ser entendida como una debilidad a efectos de aprovechamientos de recursos, pero un reto obligatorio convertirla en fortaleza, dado los variados entornos de la campiña jerezana, la propia sierra de Cádiz, y no digamos nada del primer polo industrial de Andalucía y primer puerto del Sur de Europa, Algeciras.

La variedad de los modelos de campus, urbano en el corazón de la ciudad, o externo en parajes naturales, en el caso de la Universidad de Cádiz, se han multiplicado por cuatro. Cádiz ha crecido en torno a un cinturón alrededor de la periferia del centro histórico, a partir de edificios históricos de antiguo uso militar. Puerto Real fue el modelo “americano” que no consiguió la proyectada exclusividad. Jerez fue un campus totalmente de nueva creación, y en estos momentos en fase de ampliación, con una importante demanda de estudiantes. Y por último la Bahía de Algeciras, que desgraciada e incompresiblemente no termina de cuajar en su formato de campus.

Se hace necesario promover servicios comunes generales a los centros en los recintos urbanos más deficitarios, en Jerez y especialmente en la Bahía de Algeciras, igualar la oferta de servicios  a la comunidad universitaria, el acceso y los costes de los mismos. Es también de suma importancia potenciar, en el diseño de los mapas de títulos, aquellas propuestas que, previo estudio de demanda y viabilidad, aprovechen el potencial de cada uno de nuestros campus y ayuden a potenciarlos. Por otra parte, dinamizar el campus de Algeciras requiere de ofertas culturales compatibles con la vida académica.

Finalmente, una universidad como la de la provincia de Cádiz con esta atomización de campus, requiere una gestión de los recursos humanos de forma eficiente y sostenible, procurando un desarrollo equilibrado en cada campus, potenciando la formación de la necesaria masa crítica científica que permita el desarrollo y la exportación del conocimiento a todas las áreas de influencia. Para ello, para que definitivamente nuestra universidad sea una universidad provincial tiene que haber, es fundamental, una decisiva apuesta de las instituciones, no solo regionales, sino provinciales y locales, solo así podremos avanzar en que la UCA sea el verdadero motor del conocimiento y la esperanza de cambio en la provincia con mayor índice de paro de España.

Por Francisco Piniella
Candidato Rectorado Universidad de Cádiz



Compartir