Freakcon

Freakcon


La cultura más alternativa sigue triunfando en Málaga. Desde torneos de Street Fighter hasta cosplays pasando por talleres de bonsáis y compraventa de figuras de anime. La tercera edición del Festival Internacional Freakcon ha vuelto a cosechar un gran éxito de público con largas colas en las puertas del Palacio de Ferias y Congresos de Málaga (FYCMA), durante este sábado y domingo, 9 y 10 de marzo.

Freakcon, un espacio para reunir la cultura alternativa en Málaga

Escenario de exhibiciones de baile

El que ya es una cita anual para los amantes del manga, del cómic,  de las series de televisión y de los videojuegos tenía este año como invitado especial al actor Jack  Gleeson, conocido por interpretar al Rey Joffrey Baratheon en  Juego de Tronos. Los gritos no se hicieron esperar, tónica de los dos días que ha durado este festival, donde los jóvenes han podido además conocer a otras muchas figuras del ámbito cultural del arte y anime, así como disfrutar de los talleres y conferencias para adentrarse en temas tan diversos como el hand lettering, omamoris (una especie de amuletos japoneses) o diferentes técnicas de dibujo y manualidades.

De esta forma se pone de manifiesto el amplio espectro social que acoge este tipo de festivales, donde ya se ha consolidado una cultura que aúna las corrientes más freak, geek y underground del panorama cultural.

Torneos de videojuegos, de cartas y de rap

Validada la entrada, lo primero que se escuchaban eran los vítores y aplausos del escenario, donde el Kpop mostraba la nueva moda traída de Corea del Sur con ritmo y cosplays muy trabajados. El patio era lugar de comida y descanso, algo que previa la potencia de la principal sala.

Zona de juegos de mesa

Entrando a la sala exposiciones de la Freakcon, a mano izquierda los amantes de los videojuegos tenían su sitio reservado. Decenas de máquinas de arcade esperaban a los más nostálgicos seguidas más al fondo por monitores de última generación con los que probar los últimos lanzamientos. Así, José Luis Reyes Ferrero, representando a Arcade Planet, presentaba el éxito del Torneo de Stret Fighter IIX (el sábado) y de Windjammers (el domingo), alcanzando el primero los 48 jugadores que exprimieron hasta el último golpe la experiencia de lucha. “Estuvo bastante competitivo, a la final llegó un chico pequeño y estuvo lleno de emoción” recalcaba sobre el encuentro Reyes Ferrero.

Entre los videojuegos llamaba la atención este domingo una furgoneta de RedBull, marca que patrocinaba las peleas de gallos, una disputa donde las rimas y los zascas se repartían entre los amantes del rap más despiertos. Por su parte, los juegos de mesa disponían de zonas “más tranquilas”, en las que la tensión se podía cortar con un cuchillo ante os posibles cambios de estrategia de los centenares de jugadores que abarrotaban las mesas.

Cámara en mano, el fondo de la sala acogía varios escenarios de las más conocidas series de televisión. Fotografiarse en el Trono de Hierro para pasar al sofá de Cuéntame ha sido posible en estos dos días, mientras que Batman y el Joker hacían de las suyas entre los asistentes al festival. La Freakcon estaba preparada para no defraudar a nadie.

Stand de la Escuela Superior de Videojuegos y Arte Digital (EVAD)

Marcas malagueñas

Las largas colas del espacio de la Comics Store competían con las de los asistentes que querían conocer la oferta de la Escuela Superior de Videojuegos y Arte Digital (EVAD), así como la de los interesados en participar en los espacios habitados por La Fábrica del Videojuego, todos ellos especializados en el sector de la creación de entretenimientos virtuales.

El Polo de Contenidos Digitales de Málaga también estaba presente en la Freakcon de este año, pues además de dar su apoyo a la creación de este Festival, junto a otras instituciones como el Área de Juventud del Ayuntamiento o Unicaja Banco, tenía su propio espacio para acercar el trabajo que se hace en sus instalaciones.

Freakcon, un espacio para reunir la cultura alternativa en Málaga

Luis Cuevas y Victoria Letamendía, de Level Up

Más allá de las grandes marcas que representan a la ciudad, destacan el trabajo de las muchas empresas pequeñas que hacían un esfuerzo por darse  conocer entre la ciudadanía y su público potencial en esta nueva edición de la Freakcon. Desde autores, ilustradores y diversos creadores que exponían sus piezas hasta pequeñas empresas dedicadas al sector como es Level up, donde uno de los socios, Luis Cuevas, presentaba su modelo de negocio, basado en “un bar de videojuegos en el centro de Málaga, que ofrece consolas de todo tipo, sobre todo multijugadores, para que vengan grupos de amigos a pasárselo bien mientras además comen o se toman un refresco”. Un forma de potenciar a los emprendedores y negocios de nueva creación de la ciudad.

El centro de la sala quedaba para las tiendas de camisetas, tazas, llaveros y cualquier cosa que se pueda imaginar con el estampado más freak posible. Sin olvidar la zona de Japón, la salida no era posible sin antes visitar la exposición de bonsáis y la tienda de katanas, junto a la que un grupo de estudiantes de Aikido, coordinados por sus profesores, mostraba las técnicas de este arte marcial milenario.

 


Compartir