Un nuevo mapa de titulaciones para la cuarta revolución industrial

Un nuevo mapa de titulaciones para la cuarta revolución industrial


Lina Gálvez, consejera de Conocimiento, Investigación y Universidad ha presentado ante la comisión parlamentaria las nuevas líneas de trabajo de su Consejería, en las cuáles ha planteado el desarrollo de un nuevo mapa de titulaciones de las universidades públicas andaluzas que se sume a un plan estratégico en materia de igualdad en la ciencia.

El nuevo mapa de titulaciones respondería a la necesidad de facilitar “que Andalucía se prepare para los cambios globales que traerá la cuarta revolución industrial, a través de las sinergias entre la formación y la investigación y todo el ciclo de acompañamiento empresarial, desde el emprendimiento a la consolidación de las empresas, del trabajo autónomo y economía social, así como la internacionalización”, ha expuesto Gálvez. De esta manera, se  permite “a las universidades adaptar su oferta presente y futura a las necesidades y retos de Andalucía, además de dar respuesta al impacto que tendrá la cuarta revolución industrial con la formación adecuada y de calidad”.

Asimismo, la consejera de Conocimiento ha señalado que se seguirá apostando por la consolidación del programa de bonificación de las matrículas, sumando a las líneas estratégicas de su consejería la apuesta por la igualdad de género. Entre las medias propuestas para esta nueva línea de actuación, Gálvez ha anunciado el lanzamiento de un nuevo contrato denominado ‘María Castellano’, en honor de la primera mujer catedrática de una facultad de medicina española, jiennense y formada en Granada, que ayudará a formar a personas que hayan terminado su especialidad para que se acrediten antes de los 35 años bajo la figura de contratado doctor vinculado. Se suma además el trabajo específico por la vocación científica de las mujeres con un plan estratégico para “aumentar la presencia femenina en ramas como tecnología, ingeniería y matemáticas”.

También en el ámbito académico, la Consejería contempla un nuevo decreto de distinción de excelencia del doctorado, “que fortalezca las buenas prácticas y los resultados en estos programas”, y trabaja en el diseño de una carrera académica dentro de las universidades, “con reglas de juego claras y que perduren en el tiempo, para que las y los jóvenes puedan diseñar sus carreras con certezas y medir sus apuestas profesionales”. Sobre cifras concretas Andalucía seguirá desplegando el Plan Andaluz de Investigación (PAIDI 2020) con la apertura de nuevas convocatorias para infraestructuras de investigación y proyectos de I+D, por valor de 23 millones de euros; para proyectos de investigación e innovación en centros públicos, con 35 millones, y para I+D en las pymes, con cinco millones.

Plan de incentivo a la economía social

Como parte de las medidas específicas para economía social, la consejera ha señalado la importancia del Programa de Relanzamiento de la Economía Social PROGRESA, en el que la Consejería ha empezado a trabajar, “dirigido a fortalecer el crecimiento y competitividad del tejido de empresas, entidades, fundaciones y asociaciones de este sector, contribuyendo así al incremento del empleo sostenible, y lograr una Andalucía más igualitaria y cohesionada”.

Tras la creación en enero del Consejo Andaluz de Entidades de Economía Social, CAEES, como máximo órgano de coordinación y participación en esta materia entre la Junta, entidades más representativas de las empresas de dicho sector y organizaciones sindicales, en las próximas semanas se producirá la constitución del mismo. A través de este organismo, ha destacado la consejera, “se dará cabida a otra economía y otra forma de generar riqueza, a través del impulso a monedas sociales y bancos de tiempo”.

En materia de emprendimiento, Gálvez ha recordado que la nueva Ley Andaluza de Fomento del Emprendimiento (LAFE) hará que Andalucía sea la primera comunidad autónoma en España que cuente con un Sistema Andaluz de Emprendimiento.

Entre las medidas que se desarrollarán en el marco de esta Ley ha destacado la Estrategia de Impulso Emprendedor en el Medio Rural, con la implantación de microprogramas rurales para emprender; continuar con la implantación de la Red de CADEs universitarios, “de manera que haya uno en todas las universidades andaluzas para facilitar la transferencia de conocimiento a la sociedad”; el Programa de Formación Para Emprender, consensuado con los agentes sociales y las Universidades andaluzas; y seguir avanzando en las Cátedras de Emprendimiento Universitario, para facilitar la cultura emprendedora y la transferencia de resultados de investigación redunden en bienestar ciudadano.

 

 


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *