Gaspar Garrote: “Cuanta más formación, más puertas se abren y más capacidad de elección”


El pasado mes de marzo, la Universidad de Málaga celebró la segunda edición de su Feria de Posgrado, el gran escaparate de estas titulaciones. Hay vida académica más allá de los grados, y en estas fechas, cuando los estudiantes están haciendo sus exámenes finales, probablemente muchos tengan la vista puesta en la amplia oferta que tienen para seguir su formación el próximo curso con un posgrado. Informarse de las posibilidades es primordial, tal y como señala el vicerrector de Estudios de Posgrado de la UMA, Gaspar Garrote, quien incide en la idea de mantener una formación a lo largo de la vida.

¿Qué ofrece la UMA en sus posgrados?

Tenemos un vínculo muy fuerte con el PTA, con el Rayo Verde la UMA es absolutamente puntera, esa capacidad de innovar para que los estudiantes vayan generando una cultura de emprendimiento, también el Campus de Excelencia Internacional con la Universidad de Sevilla y lo que queremos es que la coordinación sea cada vez mayor.

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de elegir un posgrado?

Primero el fin, porque el posgrado como cualquier otro tipo de formación es un medio. Y sobre eso elegir dentro de la oferta de los posgrados. También uno tiene que tener clarísimo siempre, que elegir es renunciar.

Muchas veces se anima a hacer un posgrado en una universidad diferente a la que ha cursado sus estudios, ¿qué opina?

Yo concibo cualquier universidad, no solo la nuestra, como una ventana abierta al mundo, y por lo tanto, en principio a mi no me parece nada mal. Quizá el sistema universitario español esté acostumbrado a un cierto sentido provinciano, en el sentido de querer realizar un proyecto vital, académico o profesional en el entorno en el que hemos nacido… eso es perfectamente lícito, pero no se puede convertir en una seña de identidad permanente. Nosotros tenemos la obligación de ayudar a todos a que encuentren ese camino, dentro o fuera.

¿Existen áreas en las que sin una especialización no se completa la formación?

Creo que una persona necesita estar continuamente renovando, modificando y adquiriendo nuevos conocimientos. Pero yo no entraría en que en ciertos campos es más necesario que en otros, creo que es igual de necesario en todos, porque es una exigencia de la sociedad actual. Cada persona tiene que estar preparada incluso de forma versátil, tiene que ser tremendamente flexible y estar alimentando permanentemente su curiosidad.

¿Considera que hoy en día, una buena formación de posgrado es la puerta al mercado laboral?

Sí. Creo que te abre puertas no solo el posgrado, sino la capacidad medida por el currículum de mostrar que uno ha mantenido esa curiosidad y ha estado pendiente de formarse en diversas disciplinas. La formación ocupa lugar y tiempo, pero evidentemente da unos resultados. Cuanta más formación tenga una persona, más puertas se le abren y más capacidad tiene para ser libre, para elegir.

Elegir la carrera académica también es una salida, ¿cómo animaría a los estudiantes a realizar un doctorado?

Creo que es otra vez una cuestión personal, nosotros tenemos la oferta prevista para aquellos que quieran cumplir ese objetivo vital. Si uno tiene la vocación, no hay que animarlo, es como cualquier otra vía, y una vía dura… quiero decir, que requerirá mucho esfuerzo y muchas horas de estudio, de investigación y creatividad. Aquí animar es decir: usted quiere hacer esto, nosotros podemos facilitarle esa formación. Feria de posgrados de la Universidad de Málaga.

La UMA cuenta con una Escuela de Doctorado con 21 programas adscritos, ¿qué destacaría de esta oferta?

La Escuela de Doctorado coordina los 21 programas de la UMA, y realiza varias funciones, como dar información a los doctorandos. Cubrimos las cinco ramas de conocimiento con los programas de doctorado, igual que lo hacemos con los de máster. Y hay elementos muy punteros dentro de los doctorados, programas que están conectados con proyectos internacionales, algunos liderados por la Universidad, otros que están en conexión con el mundo de la empresa, el PTA, hay otros de humanidades que están muy pendientes del mercado laboral, con el mundo editorial.

Laboralmente, ¿en qué beneficia tener un doctorado?

Esto es un ejemplo claro del cambio de mentalidad y de horizonte. Las empresas que tengan voluntad de permanencia necesitan es capacidad de innovación. Eso depende de dos aspectos: capacidad para entender la realidad y para crear cosas para modificar esa realidad. Justamente esos dos elementos son los que conforman cualquier doctorado.

¿Cómo anima a un estudiante a elegir la UMA?

Estudiar en la UMA es hacer muchas cosas, no solo estudiar el plan de estudios. Significa tener una universidad especialmente motivada con la empleabilidad, dispuesta a ayudar a que los estudiantes construyan sus propias ideas de conocimiento. Es una universidad que, por ser joven, es especialmente dinámica, porque se ha desarrollado de una forma espectacular. También por la dinamización de la sociedad malagueña.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *