Una titulación para valientes

Una titulación para valientes


Alicia Fernández es una chica muy valiente. Ella es una de las 10 estudiantes con mejor expediente que este año han entrado en la Universidad de Málaga. Por su expediente, y por su nota en Selectividad, la UMA le ha reconocido con un premio, consistente en una tablet y un curso de idiomas en la FGUMA. Además, también ha sido galardonada con una de las 61 becas de inmersión lingüística en EEUU que ofrece la universidad.

Pero ante todo, Alicia es una chica muy valiente. Y esas fueron las palabras que escuchó en la entrega de su reconocimiento la semana pasada en la UMA. Esta estudiante, con una nota de 13,7 en la PEvAU, es valiente porque eligió estudiar el Grado de Historia, una titulación ante la que tuvo que escuchar multitud de críticas.

Alicia señala que escogió el Grado de Historia “porque pienso que es una carrera muy necesaria que no está valorada lo suficiente. Creo que las personas hablan de la Historia de forma muy banal sin tener ni idea y manipulándola con fines políticos y eso lo quiero cambiar. Me gustaría dedicarme no tanto a la enseñanza sino a la paleografía y archivística, que con los medios digitales no está tampoco muy valorado y para que un medio esté digitalizado primero hay que archivarlo y documentarlo”. Una respuesta muy madura para sus 18 años a los que suma su clara convicción de “elegí mi carrera porque me hace feliz”.

Antes de entrar en Bachillerato ya escuchaba a quienes le decían que entrara en la rama de Ciencias, pero esta joven malagueña lo tenía claro. “En mi caso mis padres me apoyaron y quería que hiciera lo que me hiciera feliz, pero luego ya otros profesores me dijeron que cogiera Ciencias, Medicina o lo típico, pero les dije que no iba a hacer algo que no me hiciera feliz por un simple expediente. Al fin y al cabo, si te metes en algo que no te hace feliz da igual, ¿para qué quieres un gran expediente lleno de matrículas si luego vas a estar amargado con lo que has elegido?“. La insistencia social de que con su expediente debería tomar el camino de las titulaciones más prestigiosas continuaría apareciendo varias veces más, “en la entrega de los premios me dijeron que por qué no hice Derecho o ADE, carreras que en nuestra rama de Ciencias Sociales son más conocidas, pero es que no quería”. Con notas de corte más altas es común que sean en estas disciplinas donde abunden los mejores expedientes, algo ante lo que Alicia señala que

“el simple hecho de una nota de corte es cuestión de demanda no de mejores capacidades. Para nada quiere decir que la gente que está dentro de una carrera que necesita un cinco no valga, en mi clase, por ejemplo, hay gente muy válida pero siempre se valora menos por el hecho de hacer el Grado de Historia”

Una postura clara

“Yo a los que dicen que elija otra carrera les diría que la cuestión de elegir la titulación, que es tu futuro, no puede ser un tema de prestigio, porque en la vida no se vive por prestigio, vas a vivir de lo que te haga feliz, de tu trabajo, y si no es así no vale la pena ¿para qué te sirve estudiar Medicina, Derecho o cualquiera de ese tipo si luego vas a decir que no es lo que de verdad te gusta?”. La idea parece ya casi un mantra para esta estudiante, quien defiende su elección como forma de vida.

Mañana miércoles, miles de estudiantes recorrerán las Jornadas de Puertas Abiertas de la Universidad de Málaga para conocer la oferta de titulaciones. Preguntada al respecto, Alicia Fernández señala que “al elegir una carrera les diría que estudien y se centren en su vocación. Es muy importante también saber que si se equivocan no pasa nada, que se cambien de carrera y no hagan algo porque se apuntó al principio”. Ante la idea, por muchos compartida, de elegir una titulación por sus salidas profesionales, la respuesta vuelve a ser clara:

“he hablado con mucha gente que me dice que le hubiera gustado estudiar el Grado de Historia pero que al final hizo Medicina por las salidas. No lo hagas, si te pones a pensar en el mercado laboral al final no te metes en ninguna”

En la entrega de los reconocimientos de la UMA, Alicia Fernández era la única, junto a una estudiante de Traducción, que pertenecía a la rama de Humanidades. Tal y como señala ella, este tipo de galardones “es una forma buena de reconocer a los expedientes. Es un gasto enorme por parte de la Universidad, pero es importante ya que actualmente se nos pide mucho saber idiomas y esto nos lo facilita. Al ser una beca de inmersión lingüística sabes que vas a aprender porque tendrás que hablar el idiomas sí o sí. A parte conoces un país extranjero y en él aprendes su idioma”.

Fue en este acto donde escuchó que era valiente. “Se me acercó una vicerrectora y me dijo “por fin alguien de Letras”, en este tipo de premios parece que solo hay gente de Ciencias porque piden notas muy altas y me dijo que le alegraba mucho que fuera de Letras y que era muy valiente“. Su decisión por fin era alabada. Aún así, la madurez de esta joven volvió a aflorar al señalar que

“que me lo dijera también me dio pena, porque pensé en todos los que por tener una nota alta se meten en carreras típicas que al final no les gustan”

 


Compartir