Hacia nuevos modelos de universidades emprendedoras


Hablar de emprendimiento en las universidades no es nuevo, sin embargo en los últimos años parece haber una mayor conciencia de que más que una “moda” puede ser una apuesta estratégica.

De todos es sabido que las universidades se enfrentan a retos cada vez más exigentes en el desempeño de sus actividades docentes, de investigación y transferencia, a la vez que cuentan con mayores restricciones de recursos de toda naturaleza. A esto hay que unirle que los parámetros que miden la repercusión social y económica de éstas son en gran medida externos y contemplan, entre otros, la tasa de empleabilidad de los egresados, el impacto científico de las investigaciones, o su contribución a la innovación y al desarrollo de los territorios. María del Mar Fuentes Fuentes, coordinadora General de Emprendimiento de la Universidad de Granada.

Sin que se defienda la existencia de fórmulas magistrales para resolver el nuevo papel de las universidades del siglo XXI, se hace necesaria la adopción de modelos más flexibles e innovadores que ayuden a detectar nuevas oportunidades y a movilizar recursos para atender a las necesidades de estudiantes, personal y sociedad en general, o dicho con otras palabras, las universidades deben lograr un enfoque emprendedor en sus propias actuaciones. En este sentido, la Universidad de Granada ha planteado una estrategia de emprendimiento para los próximos años basada en el concepto de Universidad Emprendedora defendido por la Comisión Europea y la OCDE en modelos como el Heinnovate, que promueven universidades con un carácter innovador y emprendedor en su sentido más amplio.

Esto ha supuesto implementar varios ejes de actuación partiendo del establecimiento de una coordinación transversal de las actividades que se realizan en materia de emprendimiento desde diferentes unidades, y la creación de un grupo de representantes de Facultades y Escuelas para el diseño y puesta en marcha de acciones que fomenten la orientación emprendedora, la innovación y la multidisciplinariedad, por ejemplo, en los trabajos fin de grado. En materia formativa, se ha ampliado la oferta con dos nuevos programas propios: Talento Emprendedor UGR y Laboratorio de Emprendimiento Social, acompañados de un programa de mentoring y networking. La Universidad de Granada igualmente, ha diseñado un plan formativo para los docentes con el objetivo de mejorar la cultura emprendedora en la docencia y la enseñanza del emprendimiento y tiene prevista la implantación de acciones para fomentar la innovación en la prestación de sus servicios. Todo esto complementa a un conjunto de actividades que ya venían realizándose para el fomento de la creación de spin-offs como la Ruta Emprendedora para los investigadores y otras, como el Concurso de Emprendimiento Universitario, el Foro de Emprendimiento o la organización de diversas jornadas en centros.

Son los primeros pasos de un plan que irá incorporando nuevas acciones y que tiene como finalidad contribuir al logro de los objetivos generales de la Universidad de Granada como institución, mejorando su capacidad de atracción de estudiantes, la empleabilidad, su capacidad para generar recursos, o la propia  transformación social en su entorno.

Por María del Mar Fuentes Fuentes
Coordinadora General de Emprendimiento de la Universidad de Granada.


Compartir
Comentarios
  • carlos palma rodriguez#1

    23 octubre, 2016

    Hola Maria del Mar, gusto en saludarla. Estamos muy interesados en conocer modelos de universidades emprendedoras como el que ustedes poseen y quisiera tener contacto con los responsables para ver posibilidades de colaboración. Soy Decano de la Facultad de Ciencias Económicas, Universidad de Costa Rica. Gracias por su atencion y que tenga feliz día.Cpalma

    Responder

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *