‘HortSost’, un proyecto para hacer aún más sostenible el campus

‘HortSost’, un proyecto para hacer aún más sostenible el campus



La Universidad de Málaga cuenta con diversos espacios cultivados como forma de incentivar su status de campus sostenible. Con vistas a implicar a docentes y estudiantes, desde el I Plan Propio Smart-Campus del Vicerrectorado de Smart-Campus, se ha presentado el proyecto HortSost, destinado a todos aquellos miembros de las áreas de agroecología, la biología vegetal, la zoología o la ingeniería informática; quienes se centrará principalmente en el estudio de los recursos agua, suelo y diversidad de los campus de la UMA.

El proyecto HortSost se divide en el trabajo de tres espacios de influencia en la sostenibilidad del campus: la fauna, el suelo y el huerto docente. En cada una de ellas HortSost ha desarrollado una serie de actividades cuyo objetivo final es hacer de la UMA un campus más natural e implicado con su entorno.

Huerto docente

El huerto docente de la Facultad de Ciencias es el centro neurálgico de ‘HortSost’, un espacio donde se ha hecho acopio de semillas de variedades locales y tradicionales de cultivo y se han puesto semilleros de lechuga maravilla de verano, acelga roja, pimiento cornicabra y cebolla babosa, entre otras. Respecto a la siembra directa se han plantado maíz azul y melón blanco de coco.

En este espacio, el equipo de ingeniería ha instalado un prototipo de estación meteorológica, como parte de la monitorización ambiental, que aporta datos de temperatura, humedad relativa, presión atmosférica y luminosidad.

Fauna

Por otro lado, para identificar la fauna beneficiosa del campus se ha realizado ya el primero de cuatro muestreos, que consiste en la instalación de trampas cromáticas -de colores amarillo, azul y blanco-, trampas pop up y de suelo en 30 puntos diferentes del campus, incluyendo el huerto y los jardines del complejo tecnológico.

Suelo

Entre las acciones que se están desarrollando en la línea de suelo, se va a estudiar el empleo de alternativas al glifosato -un herbicida que ha sido clasificado por la Organización Mundial de la Salud como “probablemente cancerígeno para los seres humanos”- basadas en bibliografía ya seleccionada para eliminar hierbas adventicias.

Asimismo, se ha iniciado una pila de compost en la que se está haciendo un seguimiento de los materiales aportados y de la que se va a monitorear la humedad y la temperatura de la pila.

Para poder elaborar una propuesta de gestión de los espacios cultivados del campus, se ha creado cartografía con orto-imágenes históricas haciendo una serie temporal desde 1956 a 2016. Esta imagen dinámica se puede observar en el tablero de Trello creado para la gestión del proyecto, donde también se recogen las tareas de HortSost que hay en marcha y su nivel de consecución.

Igualmente, está en fase de montaje una estación para tomar datos de lluvia y viento, además de la creación de una sonda de temperatura para la pila de compost y otros sensores para la monitorización del suelo en el huerto.


Compartir