Elaboran un plan de acción para proteger nueve humedales del Alto Guadalquivir

Elaboran un plan de acción para proteger nueve humedales del Alto Guadalquivir


El grupo de investigación ‘Ecología y Biodiversidad de Sistemas Acuáticos’ de la UJA ha elaborado un plan de acción para proteger nueve humedales de la provincia de Jaén situados en el Alto Guadalquivir. El objetivo es preservar a la comunidad de anfibios que habita en ellos y que a la vez son indicadores del estado de conservación en el que se encuentran estos ecosistemas.

“Los humedales son ecosistemas acuáticos muy importantes debido a la enorme biodiversidad que atesoran”, explica Gema Parra, profesora del Área de Ecología de la UJA, quien añade que “el entorno de la provincia de Jaén se caracteriza por la existencia de más de cien humedales, inventariados en los últimos años por nuestro grupo de investigación, de gran variabilidad respecto a su hidrología o a los sustratos geológicos donde se ubican”. Sin embargo, al mismo tiempo se trata de ecosistemas sometidos a factores como la fluctuación estacional en el nivel del agua o a la agricultura intensiva que se desarrolla en su cuenca de drenaje. En ese sentido, el objetivo de la investigación radica en conocer el estado de conservación y de alteración de una selección de humedales mediterráneos, tomando como referencia a la comunidad de anfibios.

Medidas de conservación en humedales

“La principal finalidad es reunir información suficiente para disminuir la incertidumbre a la hora de tomar decisiones sobre estos ecosistemas. A través de esos datos, los científicos podemos aconsejar a los gestores de estas zonas sobre cuáles son los humedales más representativos para la comunidad de anfibios y qué medidas de conservación serían más efectivas”, incide Gema Parra.

De esta manera, el Grupo de la UJA ha analizado cómo la comunidad de anfibios que habita en 25 humedales de la provincia jiennense puede aportar información sobre el estado de conservación en el que se encuentran. Los resultados obtenidos mostraron tres zonas diferentes, desde las altamente conservadas hasta las altamente degradadas. Estos datos sirvieron para identificar los humedales que son prioritarios y elaborar un plan para protegerlos. En concreto han sido nueve: Ardal, Castillo, Grande, Orcera, Pedernoso, Perales, Santisteban, Siles y Fernandina. A partir de la protección de los mismos se preservaría toda la riqueza de anfibios presente en el área de estudio, según explican los expertos.

Este trabajo se recoge en un artículo científico publicado por la revista internacional ‘Journal for Nature Conservation’,  y forma parte de un proyecto cofinanciado por el Ministerio de Economía y Competitividad y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, en el que han participado el catedrático Francisco Guerrero, la profesora Gema Parra y los investigadores Enrique García-Muñoz y Juan D. Gilbert, todos ellos miembros del grupo de investigación Ecología y Biodiversidad de Sistemas Acuáticos’ de la UJA.

 

 

 


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *