“El actor, al igual que un deportista de élite, necesita estar muy preparado, sentir pasión y tener mucha técnica”

“El actor, al igual que un deportista de élite, necesita estar muy preparado, sentir pasión y tener mucha técnica”


El actor Ignacio Mateos mantuvo la semana pasada un encuentro con los grupos de teatro de las universidades andaluzas con el objetivo de dar a conocer su experiencia en el mundo de la interpretación y las claves que necesita un actor para poder vivir de su profesión. El malagueño ha protagonizado películas como Lejos del Mar (Imanol Uribe, 2015) o La banda Picasso (Fernando Colomo, 2012), ha aparecido series de televisión como Malaka y actualmente co-protagoniza la obra de teatro Jauría, basada en el juicio de ‘La Manada’.

Este encuentro se ha celebrado en el marco de la Asamblea de Aulas de Teatro Universitarias, que tuvo lugar la semana pasada en la Universidad de Jaén con el objetivo de fomentar el teatro entre la comunidad estudiantil y apoyar a los grupos universitarios. “Para mí el teatro debería estudiarse obligatoriamente en los colegios y en institutos, porque te enseña a ponerte en el lugar del otro y a fomentar la empatía”, señala Ignacio Mateos. “Ahora que estoy con la función de Jauría, que es sobre la manada, meterme en este tipo de personajes te hace ver cosas de los agresores, sin simpatizar con ellos por supuesto, que a mí me ha servido para ver la masculinidad tóxica que todos tenemos dentro, y que yo antes pensaba que no tenía”. En este punto el actor añade que la interpretación tiene también su valor terapéutico.

Ignacio Mateos habló durante el encuentro sobre su trayectoria profesional, sus inicios y su desarrollo. “El reto de todo actor es el ir enlazando un trabajo con otro, esta es una profesión en la que trabajas de forma intermitente, y aunque es un trabajo que desde fuera se ve muy bonito el actor tiene que estar preparado y saber que en este trabajo hay más sombras que luces”, explicó. De esta manera Ignacio Mateos recalcó que para poder vivir de la interpretación es imprescindible saber cómo autogestionarse el trabajo, “y especialmente saber cómo crear sin esperar a que te den trabajo”. En este punto el artista malagueño instó a los asistentes al encuentro a juntarse con otros artistas y con otros creativos para crear de manera conjunta, y remarcó la importancia de la formación para adquirir una buena técnica, que según comentó, es tan importante como la pasión para ser un buen actor.

La Asamblea de Aulas de Teatro Universitarias es un encuentro coordinado dentro del Proyecto Atalaya ‘Universidades Andaluzas a Escena’, coordinado por la Universidad de Jaén y financiado por la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de la Junta de Andalucía. Además de esta actividad la asamblea contempló diversas ponencias y talleres, como el Taller de Escritura Dramática, a cargo de Paco Gámez, Premio Jesús Campos de la Asociación Autoras y Autores de Teatro 2019 y Premio Calderón de la Barca 2018. Y la puesta en escena de la obra Madame La Mort, a cargo del Aula de Artes Escénicas de la Universidad Pablo de Olavide, ‘La Escalera Teatro’


Compartir