Impaciencia, un macroproyecto para unir disciplinas y aumentar el conocimiento

Impaciencia, un macroproyecto para unir disciplinas y aumentar el conocimiento


La impaciencia de la juventud lleva a querer estar conectados continuamente. A través de la idea de unir a diferentes perfiles académicos e investigadores nació Impaciencia, avalado por el Proyecto Atalaya y dirigido desde el Vicerrectorado de Cultura y Deportes de la Universidad de Málaga.

Detrás de Impaciencia se encuentran dos jóvenes malagueños con un amplio recorrido en la gestión cultural y la investigación. Carlos Vivar, estudiante de Biología y del Máster de Ciencias Cognitivas de la UMA, junto a Jenniffer Seguel, estudiante del Máster de Psicología de la Universidad de Málaga, se unieron para crear este proyecto, con el objetivo de “crear un punto en común dentro del marco de la investigación”. Una idea simple:

“unir a estudiantes de diferentes perfiles académicos para que trabajen juntos y puedan complementarse con sus conocimientos”

Para hacerlo realidad cuentan con un equipo multidisciplinar, ejemplo de la política de trabajo que fomentan, haciendo de Impaciencia una realidad que poco a poco llega a todas las universidades andaluzas. Así se unieron al proyecto Marina Guadix, para encargarse del diseño gráfico; Curro Romero, encargado de las redes sociales; Luigi Rodríguez, responsable de la parte audiovisual, José Joaquín Serrano, quien dirige los cursos abiertos y Andrés Galeote. El  trabajo conjunto de este equipo se materializa en un concurso de atracción a la cultura de la investigación, junto a todo un conglomerado que aglutina diferentes cursos de formación en, un festival donde exponer los proyectos realizados, un concurso para potenciar la investigación y la posibilidad de exponer TFG que mezclen áreas tan dispares como las Bellas Artes y la ciencia e ingeniería.

Impaciencia es un macro proyecto donde la investigación une a los diferentes perfiles que componen la universidad. Tal y como subraya Carlos Vivar “intenta romper las barreras que tenemos en la universidad entre los estudiantes, donde cada uno se centra en su disciplina y no pensamos en lo que se puede ganar cuando intercambiamos los conocimientos”.

Tres cursos y un festival

Entre las fases que componen Impaciencia, se encuentra la creación de tres cursos online abiertos a todos los interesados (Moocs) que trataran diferentes áreas de trabajo con el objetivo de dotar de herramientas a los investigadores que faciliten su comunicación con otras disciplinas.

A estos cursos se añade un concurso para incentivar la creación de equipos de investigación con miembros de al menos tres disciplinas diferentes. Para participar, los interesados deben formar grupos de investigación con una temática y metodología concreta, registrándose antes del 15 de febrero. Estos equipos contarán con el asesoramiento de profesionales para realizar sus investigaciones, además de la posibilidad de pasar la criba de los 12 mejores equipos y presentar sus proyectos en el Festival Impaciencia, que se celebrará el próximo 17 de marzo en Málaga.

Enmarcado una jornada llena de conciertos y exposiciones, el Festival Impaciencia elegirá los cuatro mejores proyectos, premiando con 5.000 euros en total al mejor de ellos, así como al mejor componente teórico; al mejor componente técnico y al mejor componente comunicativo. Al Festival se unirá dos hackthones, destinados a resolver un problema de programación, uniendo diferentes áreas del conocimiento.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *