Ismael Diadié Haidara y la Biblioteca ‘Fondo Kati’ visitarán la UAL

Ismael Diadié Haidara y la Biblioteca ‘Fondo Kati’ visitarán la UAL


En 1468, Ali ben Ziyad al Quti, expulsado de Toledo, llegó a Tombuctú (Mali) con su biblioteca de 3.000 manuscritos. Ahora su descendiente, Ismael Diadié Haidara, conservador del legado, visitará el próximo 23 de abril la Universidad de Almería con motivo del Día del Libro para contar a todos los presentes esta apasionante historia a través de su conferencia ‘La Biblioteca Fondo Kati: de Toledo a Tombuctú’.

Cartel de la conferencia de Ismael Diadié Haidara en la UAL.

Cartel de la conferencia de Ismael Diadié Haidara en la UAL.

De este modo, a partir de las 12 horas el hall de la Biblioteca Nicolás Salmerón, ubicada en el campus de la institución almeriense, será escenario de la charla ofrecida por Ismael Diadié Haidara el martes 23 de abril. El motivo de su presencia es que, como otros años, la Biblioteca de la UAL quiere celebrar este día internacional de las letras, de reconocimiento a nivel mundial, con una figura referente en este campo con el objetivo de, además de dar a conocer la historia de su antepasado, fomentar la lectura y la industria editorial y contribuir a la protección de la propiedad intelectual por medio de los derechos de autor.

Ismael Diadié Haidara y su legado familiar

Haciendo cuentas, han pasado ya más de 500 años desde que el antepasado de Ismael Diadié Haidara, el juez musulmán Ali ben Ziyad al Quti, fuese expulsado de Toledo, crisol de culturas en torno a aquella época. Una situación desafortunada fruto de las confrontaciones religiosas que le obligó a abandonar la ciudad que le vio nacer junto a su familia y con incontables manuscritos en distintos idiomas como el hebreo, el árabe o el castellano. Un periplo “azaroso e incierto”, como cuenta el periodista José Naranjo en un artículo de ‘El País’, donde la colección “se fue enriqueciendo a lo largo de los siglos gracias a los ilustres descendientes del célebre cadí”.

Colección que a comienzos de esta década, a causa de la ceguera yihadista, se vio “amenazada y obligada a dispersarse de nuevo”. Cabe destacar, tal y como hace Naranjo en su artículo, que en la Biblioteca ‘Fondo Kati’ está recogida una parte de la historia de Al-Andalus, “pero también de grandes imperios africanos que se asentaron en la Curva del Níger, como el de Malí o el Songhay”. Así pues Ismael Diadié Haidara, descendiente de Ali ben Ziyad y actual custodio y guardián de esta biblioteca, el próximo 23 de abril contará en la Universidad de Almería las venturas y desventuras de esta amplísima colección (con más de 12.000 documentos aún en Mali), su historia y los viajes que se han visto obligados a realizar los elementos que componen el ‘Fondo Kati’; “también conocida como la Biblioteca Andalusí de Tombuctú”, subraya José Naranjo.


Compartir