Javier Castillo: “escribe el libro que te gustaría leer”

Javier Castillo: “escribe el libro que te gustaría leer”


Con tan solo 30 años se está convirtiendo en el autor revelación del panorama literario español. En algunos medios ya se le conoce como “el chico del tren”, y es que cualquier momento es bueno para leer y escribir. Así nos lo expone Javier Castillo, autor de El día que se perdió la cordura, un thriller de suspense que desde la primera página engancha al lector, sin que sepa hasta el final cual es la verdad de lo ocurrido, si es que existe una.

Con una profesión de número, Javier Castillo es economista, es a la vez un enamorado de las letras, alguien que busca en las páginas conocer otros mundos y engancharse a nuevas historias. Y este planteamiento, el de enganchar al lector, es el que predomina en toda su obra. Tramas cruzadas que crean escenarios y recuerdos en la mente del lector que no esperaba, detalles en cada esquina y descripciones que hacen sentir a los personajes como amigos o conocidos que forman parte de cada vida.

Javier Castillo, firma de libro El día que se perdió la cordura, presentación.Javier Castillo lo tiene claro, ha escrito el libro que le gustaría leer, y es que refuerza su idea de que “un libro te engancha en las primeras 100 páginas, si no, no continúo leyendo”.  Esta premisa hace de su primera novela de éxito una obra con la que no solo se pierde la noción del tiempo, si no que acabas con la necesidad de llamar al autor para saber más detalles de cada escenario. Tramas y subtramas que, tal y como presenta Castillo, continuarán en una próxima novela, pues “tenía más ideas que me gustaría seguir desarrollando, por lo que pensé la obra con formato autoconclusivo pero con opción a una continuación”.

El día que se perdió la cordura es una obra que sumerge al lector en las calles de diferentes ciudades norteamericanas, y es que “tenemos muy interiorizados que este tipo de sucesos pasan allí, aunque puedan pasar en cualquier parte del mundo”. Todo nace de un sueño, un primer contacto de la ficción con la realidad del autor, donde vio la primera escena de su obra y tuvo la necesidad de contarla. Así nace la historia de Jacob, un alter ego del propio autor que habla con su voz, el personaje que más tiene de su creador y que sirve de hilo conductor de toda la novela.

Tres tipos de narradores presentan la historia, ya sea desde un palco de honor, donde el narrador omnisciente cuenta la realidad que rodea a la trama principal, la propia voz de Jacob que habla consigo mismo o, el preferido del autor, el narrador implicado, una primera persona que nos cuenta algo del pasado. Diferentes formas de introducir al lector en cada página y hacerle sentir que cualquier cosa puede suceder en las siguientes. Un estilo ligero que logra introducir las suficientes descripciones para hacer nuestros a los personajes y escenarios.

Todo ello hace de El día que se perdió la cordura una historia para sufrir insomnio, dejar pasar las horas leyendo y sobre todo, importante recordar… que falta un día para Navidad.

Preguntas y respuestas de Javier Castillo

Libro de cabecera: Leviatán, de Paula Auster.

Autores referentes: Paul Auster, Glenn Cooper y John Verdon.

Último libro leído: releído, 1984 de George Orwell. En paralelo El libro de las ilusiones, de Paul Auster.

Dentro de 10 años: me gustaría estar publicando.

Libro que te gustaría escribir: uno que ya estoy comenzando, tiene una trama muy intensa y llamativa que me tiene obsesionado.

El día que se perdió la cordura

Portada El día que se perdió la cordura. Javier Castillo

Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *